libero

Lunes, 7 de enero de 2008

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › OPINION

Más aerodinamia con que curar los males

 Por Pablo Vignone

Esto de acelerar primero para presentar el nuevo modelo, como ha hecho Ferrari, tiene un par de lecturas. La más obvia es que cuenta con más tiempo para ensayar y poner a punto el coche, una necesidad más imperiosa en la medida en que estos coches 2008 van a patinar un poco más sin control de tracción, y que la conquista a largo plazo de un Mundial necesita de una preparación meticulosa y un índice de confiabilidad superior al 90 por ciento. Por de pronto, la F2008 arranca hoy los ensayos en Fiorano; Michael Schumacher no andará lejos.

Los italianos saben dónde metieron la pata en el 2007: tenían el auto más largo entre ejes de toda la Fórmula 1, lo que permitía cuidar más los neumáticos y mejorar la tracción, pero esa configuración era extremadamente débil en pistas de curvas lentas u onduladas, como Mónaco o Budapest, o que exigían recorrer extensos trechos sobre los pianitos, como Monza o Montreal. Probablemente han corregido ese defecto en el plano teórico, pero solo los ensayos, miles de kilómetros de tedioso asfalto, darán el veredicto.

La sorpresiva trompa à la Toyota, con un segundo plano prominente por encima del habitual, indica la obsesión de los ingenieros liderados por Aldo Costa y guiados por el especialista Nico Tombazis para ganar grip aerodinámico con el que combatir dos males pronunciados, uno ya sufrido (la falta de agarre a la salida de las curvas lentas) y otro anunciado (la pérdida por reglamento del control de tracción). El rediseño (radical, según aceptó Costa) empieza en la trompa pero se nota claramente debajo del habitáculo y en los pontones laterales, y la idea es que sea ese grip adicional el que controle el patinaje excesivo de las ruedas traseras, comportamiento anómalo ahora favorecido por la pérdida del control de tracción.

Pese a haber logrado los dos títulos, la Ferrari F2007 no fue el mejor coche del último ejercicio: los McLaren –con o sin espionaje– fueron dueños del último milímetro y la última milésima de performance. Ferrari quiere cambiar esa historia. McLaren es consciente de ello: hoy mismo presentará su nuevo bólido. El combate técnico, en una temporada de innovaciones, parece que será formidable.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Más aerodinamia con que curar los males
    Por Pablo Vignone
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.