radar

Domingo, 3 de abril de 2011

FOTOGRAFIA > SEBASTIAN SZYD EN LA FOTOGALERIA DEL SAN MARTIN

El mundo en un instante

Con la aparente sencillez del blanco y negro, y una textura de grumos que insinúa la trama de la realidad, Sebastián Szyd retrató la vida y las costumbres de los pueblos andinos. Ahora, esas fotos expuestas en el San Martín revelan a la vida en su quietud y, sin embargo, latiendo en ese instante congelado.

 Por Hector Tizon

La observación reiterada y detenida de las fotografías de Sebastián Szyd deja un inquietante sentimiento de perplejidad, porque algunas de esas fotografías que aparentan ser más simples, obligan a una relectura o doble lectura, ya que su apariencia de imágenes simples o menos complejas provoca el desamparo de nuestra inteligencia. Y esto es así porque estas fotografías, como el desierto, esconden lo que revelan, serían o son como un mensaje dentro del mensaje y al simple observador o admirador le es difícil resolver este enigma.

Algunas de estas fotografías nos recuerdan lo obvio: la posibilidad de descubrir lo arcaico debajo de lo que parece ser una síntesis de lo nuevo, o convertir lo aparente en enigma.

Los mitos, los cuentos de hadas pueden ser interpretados como sueños; las fotografías, por supuesto que también.

Los hombres, los árboles, los animales, las cosas serán para siempre como estén fotografiados. Las fotografías son siempre inquietantes, omniscientes, vivas. A poco que las observamos con una lupa detenidamente y nos metamos en ellas, sabremos que el instante está vivo, atrapado, encantado. Que nada de lo que está allí fotografiado envejecerá, y esto es temible y terrible.

No hay nada más efímero que la fotografía, porque tiene como fin captar el instante que es la única realidad del tiempo, aunque esto fuera refutable para Bergson cuando presentía que era necesario dar salida a las fuerzas del pasado y que un solo y único impulso vital solidarizará la duración del presente con el pasado como fragmento de la vida. A esto aludirá Bergson cuando presentía que un solo y único impulso vital solidariza la duración del instante que es nuestra vida.

Sin embargo, estas fotografías de Sebastián Szyd nos indican que el instante es la única realidad del tiempo. Porque las obras de arte sólo serían sombras proyectadas por la luz del fuego de la hoguera en la caverna. Y que la fugacidad es el símbolo irremediable de la vida.

América, de Sebastián Szyd inaugura el martes 5 de abril en la FotoGalería del Teatro San Martín y permanecerá abierto hasta el sábado 30 de abril. Horario: de lunes a viernes desde las 12; sábados y domingos desde las 14, siempre hasta la finalización de las actividades del día en el teatro (avenida Corrientes 1530). La entrada es libre.

El texto de Tizón es el prólogo del libro que La Azotea Editorial publicó con las fotos de Szyd.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.