SANTA FE › SOJA. LA POLEMICA POR EL RIESGO EN SALUD.

"No puede aceptar las consecuencias del modelo soja más glifosato"

El experto entrevistado por Rosario/12 señala que si se combina una comunidad que no quiere escuchar nada de todo lo que se le advierte "porque tiene miedo de que se termine el negocio de la soja, más una secretaría de medio ambiente con orientación productivista; lo que se obtiene es: Mucha soja, un sector con más dinero, pero con más enfermos por contaminación a mediano y largo plazo".

 Por José Maggi

El andrólogo Alejandro Oliva cuestionó al secretario de Medio Ambiente de Santa Fe César Mackler "por aceptar las consecuencias del modelo `soja más glifosato' con el argumento de haber ayudado a salir adelante al país. No se pueden justificar las consecuencias sobre la salud de la gente, las muertes, las deformaciones físicas y las distintas enfermedades que acarrea el uso de agroquímicos". Oliva, pertecen a la ong Ecosur, quien aportó a uno de sus cuadros: El ecólogo Ricardo Biasatti quien es el subsecretario de Recursos Naturales de la provincia, con quien llevó adelante los estudios que ligaban focos de contaminación con la salud de los habitantes rurales: Feed loot, silos de cereal, acopio de agroquímicos, basurales y transformadores de energía con PCB. Por eso Oliva asegura no entender el discurso del titular del área. Y de paso critica "al gobernador Hermes Binner porque a pesar de ser médico, socialista y un hombre cercano a la salud pública vetó la ley de reubicación de silos cerealeros, que son un foco de contaminación ya demostrado por nuestros estudios".

Oliva se muestra impactado por la entrevista que Rosario/12 publicó el pasado viernes 27 de marzo donde Mackler fijaba posición sobre las fumigaciones con agroquímicos que provocaron reacciones en distintos lugares de la provincia.

"Con Mackler tuvimos varias charlas cuando yo era el secretario general de Ecosur, un centro de investigaciones multidisciplinarias. Cuando está por asumir Mackler nos convoca, siendo presidente de Ecosur Ricardo Biasatti, que se convierte en subsecretario de Recursos Naturales y que fue además co﷓investigador en todo el trabajo que hicimos (en seis pueblos de la pampa húmeda sobre agroquímicos) en el que participó como ecólogo, por lo tanto sabe de qué hablamos. Mackler nos convocó demostrando interés diciendo que quería trabajar desde la Secretaría en algunos proyectos, y nos pidió que le alcancemos algunos. En ese momento él ya conocía el trabajo que habíamos hecho así que le actualicé las últimas cosas, y le dejé los puntos de nuestro proyecto de vigilancia epidemiológica y prevención en comunidades rurales con un modelo de autogestión, es decir que hacemos el diagnóstico, formamos a la gente y ella es la que sigue con la prevención con una serie metodológica. Tuvimos dos reuniones, y le pareció muy interesante el tema. Es más a Biasatti le ofrecen entonces la subsecretaría y como investigadores de Ecosur, incluso llega a comprometer fondos. Recuerdo que Mackler dijo que quizás para julio podríamos tener tantos pesos, para arrancar con estos proyectos. Esto lo digo para que se conozca la situación previa incluso a la asunción, de pleno conocimiento sobre nuestro trabajo. Luego Biasatti renuncia como presidente de Ecosur y asume en su cargo. Ingresa entonces Eduardo Pire en su lugar en Ecosur y yo quedo en la secretaría general hasta hace un mes que renuncio a mi cargo, y solo soy un miembro más, porque no me gusta lo que esta pasando: Que un hombre que salió de nuestras filas sea subsecretario de una gestión que termina planteando lo que Mackler dijo públicamente".

﷓¿Cuáles fueron las declaraciones del secretario de Medio Ambiente que cuestiona?

﷓Mackler dijo en ese reportaje a Rosario/12 que las fumigaciones terrestres deberían hacerse a no menos de 150 metros de la línea de viviendas, y las aéreas a no menos de 300 metros. Cuando la ley provincial no dice eso, sino que las fumigaciones aéreas debe respetar una área de exclusión de 500 metros como mínimo, mientras la normativa europea por ejemplo fija un piso de mil metros, porque si el viento cambia los 300 metros no existen. Después Mackler plantea una mesa que está trabajando y que nadie conoce, porque por ejemplo no se sabe que gente de salud está trabajando allí, ya que no hay mucha gente experta en el tema de salud rural y medio ambiente. En todo Argentina hay muy poca gente, y en esa mesa no sé quienes están.

Oliva contó que "nosotros fuimos invitados a esa mesa antes de formarla, y nos dijeron que íbamos a ser convocados como Ecosur, porque iban a integran a ongs, pero nunca nos llamaron para nada. Pero hay un marco ideológico que define Mackler en su nota, y dice `justamente este modelo (soja y glifosato) son de alguna manera los que han sacado adelante al país'. Esto se ha visto claramente en el último año que no es así: La contribución de este tipo de cultivo, estemos o no de acuerdo, al Producto Bruto Interno no es más de l4 por ciento. Por lo tanto creo que es grave que un secretario de Medio Ambiente plantee que por la soja y el glifosato se justifique que muera la gente o cualquier cosa porque este es el modelo que ha ayudado al país. Y esto se entiende porque conceptualmente la secretaría de Medio Ambiente está en Santa Fe en el marco del Ministerio de la Producción, cuando en realidad debería ser independiente como lo es en los países serios, o a lo sumo que sea interministerial entre salud y otra cartera. Pero que pertenezca a Producción, motiva su mirada productivista", dijo Oliva.

Pero para este investigador, hay otro punto de las declaraciones de Mackler que es motivo de debate: "El tema fitosanitario no queda sólo en la fumigación, porque también está el tema de la fosfina, el producto para evitar el gorgojo en los cereales. Y me interesa puntualizar esto porque fue el propio Biasatti quien dirigió este tramo del estudio que fue correlacionar los casos que encontramos en cada uno de los pueblos de malformaciones y de cáncer, con los focos de riesgos. Estos eran los silos, los acopios de agroquímicos, el PCB de los transformadores eléctricos, los basurales y los feed loot, que están demostrados que pueden tener impacto en salud, particularmente en la salud reproductiva", dijo Oliva.

Y explicó que lo que se mostramos es que "el 90 por ciento de los casos estaban en los 300 metros de estos focos y encima Mackler plantea 300 metros para no fumigar. Retomo: nos enteramos a fin de 2007 que una joven diputada peronista había presentado una ley de erradicación de silos de los pueblos, que contaba con la financiación del BID o del Banco Mundial para hacerlo porque es muy costoso, pero hay que hacerlo. Debe ser uno los pocos países del mundo con silos en los pueblos, por eso tenemos los juicios como en San Jorge, o en Córdoba. Recuerdo que la ley salió votada ampliamente pero cuando asumió Binner, que es un médico, hombre cercano a la salud pública y socialista, veta la ley a comienzos de 2008. Entonces, cómo Mackler puede decir que el tema de la fosfina es un problema cuando es funcionario de un gobierno que vetó la ley que erradicaba los silos, que es uno de los problemas mayores. Y además en una gestión en donde Ricardo Biasatti fue el que dirigió la investigación que demostró esto".

Pero a Oliva, una de las cosas que más le interesa contestar de los dichos de Mackler, es la parte que dice textualmente "no hay estudios que demuestren efectos negativos del glifosato en el corto plazo". Y asegura que "esto no es cierto: hay dos trabajos publicados a fines de 2008 uno los cuales relaciona el glifosato con embriones de anfibios que hizo la Universidad de La Plata y que demostró la destrucción de los embriones. Y el otro es del grupo de Olavarría, que mostró la contaminación de glifosato en suelos marinos, en suelos de lagunas y en agua. Pero también le recuerdo a Mackler que desde el año 97 hemos trabajado este tema, y lo sabe porque le entregamos en mano nuestros trabajos. Y me remito además a los dichos de Raúl Montenegro, que Página/12 publicó sobre el glifosato. Y en esto vale aclarar que el glifosato puro no tiene un alta toxicidad, si se lo compara con otros. Mucho depende de la dosis, eso es cierto y lo dice Mackler, porque no es lo mismos la dosis arrojada para fumigar las plantas de coca en Colombia, que son 20 veces más concentrado. Pero cabe preguntarse entonces cómo se usa el glifosato en Argentina: lleva una cantidad enorme de surfactantes, de detergentes que son peores, o iguales de malo que el DDT desde el punto de vista de la salud. Prácticamente no se usa glifosato puro sino que se agregan endosulfan, clorpirifos, 2﷓4﷓ D. Lo llaman las gotitas del cielo porque mezclados mejoran el glifosato, Por eso el problema son las mezclas y los trabajos de los últimos años, que Mackler debería conocer apuntan al sinergismo. Nosotros estamos parados sobre aguas de contenido de arsénico con valencia 3 y 5, es decir altísimas. Entonces hay poco efecto del glifosato puro, pero mucho de las sustancias cloradas que lo acompañan, más arsénico y le agregamos otro punto: el alto contenido de nitratos en la primera napa por la existencia de feed loot, que concentran la orina de los animales. O sea que nadie puede decir que eso no es una bomba de tiempo: con esto no necesito saber qué es lo que pasa con el grupo de Arroyo Seco que lucha contra el cáncer, o cualquier otro estudio".

﷓¿Qué pasa con los estudios epidemiológicos?

﷓Bueno al final de la nota Mackler confiesa que "no es nuestra intención hacer estudios epidemiológicos", y es grave porque es lo contrario a lo que nos dijo a la mesa de Ecosur hace un año y medio, y me pregunto porqué no van a hacerlo y solo quieren corregir la ley. Me imagino una respuesta: lo que dijo al principio `gracias a la soja y el glifosato se salvó al país'. Hace sólo unas semanas Mackler llama a la mesa de Ecosur para decirnos que tenían demoras para implementar programas porque no tenían aprobado el presupuesto provincial. Pero ahora me queda claro: no tiene intenciones de hacer estudios epidemiológicos. Peor aún es que en esa entrevista trae a colación un estudio de afectación del huevo de yacaré por el glifosato, cuando este estudio tiene ocho años en marcha.

﷓Este diario le preguntó finalmente a Mackler si se iba a estudiar el impacto del glifosato sobre el medio ambiente.

﷓Sí, es interesante esta respuesta porque el funcionario respondió que "es muy complejo hacerlo porque este producto tiene un alto nivel de degradación, porque se degrada muy rápido". Esto es cierto, pero no es correcto lo que dice después: "que no se lo puede encontrar en el agua y en el suelo". No es cierto porque se pueden encontrar sus derivados. Y termina diciendo que "por eso lo intentamos medir en seres vivos". Esto no es así, hay estudios de mediciones en agua y en tierra.

﷓¿Cuál es su conclusión después de haber analizado la posición oficial?

﷓En el menor de los casos quiero pesar que hay una alto nivel de desinformación en la Secretaría de Medio Ambiente, lo cual me sorprende, porque una persona como Ricardo Biasatti no se ha ocupado de informarlos. Otra cosa es que Mackler habla desde un lugar de producción y economía, y no desde el medio ambiente y la salud. Pero también me preocupa otra cosa: porque no se paró la talada de árboles en noviembre de 2008 cuando debió haberse reglamentado la ley. La excusa fue que la Nación debía hacerlo primero, lo que no es cierto, podía haberla reglamentado la propia provincia. Esto tuvo un alto impacto porque el norte santafesino tuvo una tala altísima.Y después nos quejamos de la sequía que junto con el cambio climático y la tala de bosques es la causa de la sequía. O sea que tampoco eso se hizo en Santa Fe. También este gobierno planteó terminar con la siembra en las banquina de las rutas, para evitar que se fumigue en lugares tan transitados. Y la respuesta está la vista: no erradicaron nada- concluyó.

Nota B Recuadrada:

VOLANTA:

.............................

Reclamos por las fumigaciones

que se hacen en zonas pobladas

TITULO:

..................

Aviones que pasan

demasiado cerca

El Centro de Protección a la Naturaleza de Santa Fe (Cepronat) pidió a través de un escrito enviado a los medios, la renuncia "urgente e indeclinable" del secretario de Medio Ambiente provincial, César Mackler, por su propuesta de acercar máquinas y aviones fumigadores a los centros urbanos y así flexibilizar la ley de fitosanitarios de la provincia. También le endilgaron ser funcional a las compañías productoras de semillas y agrotóxicos, de las asociaciones de productores, cámaras y bolsas de comercio "que sólo piensan en hacer su negocio a costa de la salud de los santafesinos".

En medio de un malestar generalizado de las poblaciones rurales que se manifestó a través de numerosas denuncias de exposición involuntaria a la aspersión de agroquímicos, Mackler dijo en un reportaje emitido por LT8 y una entrevista a Rosario/12 que "se deben prohibir las fumigaciones terrestres a menos de 150 metros y las aéreas a menos de 300".

Segun el Cepronat "mediante esta propuesta se reducirían las distancias que impone la legislación provincial y flexibilizaría incluso lo establecido por algunos municipios, lo cual acarrearía un agravamiento de la situación de las poblaciones rurales con peligrosas consecuencias sobre la salud y el ambiente".

"El secretario de Medio Ambiente no desconoce que existe la ley de Fitosanitarios que fija un área de protección de 500 metros para las pulverizaciones terrestres y 3.000 para las aéreas, sin embargo propuso modificarla para acercar las máquinas y los aviones a las viviendas, en contra de lo aceptado internacionalmente".

Además ﷓continuaron desde el Cepronat﷓ "Mackler justificó su propuesta en que `...este modelo (que asocia soja y glifosato) sacó al país adelante'. También propuso controles más estrictos y descartó la realización de estudios epidemiológicos, porque dijo que no hay evidencia que demuestre toxicidad crónica de los pesticidas usados habitualmente en nuestro territorio".

Los ambientalistas indicaron que la provincia de Santa Fe sufrió un severo impacto ambiental, sanitario, económico y poblacional como consecuencia del cambio del modelo productivo que se inició a mediados de los 90.

A las ya conocidas evidencias de la desaparición de los cinturones hortícolas de Santa Fe y Rosario, de la disminución de tambos en la cuenca lechera y al incremento de producción de carne vacuna de menor calidad proveniente de feedlots, "debemos añadirle las pulverizaciones que sufren las comunidades en todo el territorio provincial".

"Ya basta. No mienta más", disparó el Cepronat a Mackler e indicó que el secretario de Medio Ambiente "no accede a la información que pone a la provincia entre las primeras en pobreza e indigencia, por encima de la media nacional.

Por lo tanto, este modelo que supuestamente "levantó al país" sólo sirve para llenar los bolsillos de unos pocos mientras que muchos santafesinos lo financian con enfermedades o con sus vidas", sentenciaron.

"Su propuesta de controles más estrictos -continuaron- es poco creíble. Hoy, con una ley en vigencia, poco y nada se hace al respecto. La Dirección de Sanidad Vegetal sólo es decorativa. Tiene cinco inspectores para toda la provincia y funcionarios proclives a la aplicación acrítica de este modelo".

Los ambientalistas tampoco se explican por qué Mackler negó la posibilidad de realizar estudios epidemiológicos. "No tiene sustento porque casos sobran", explicaron y le recomendaron al funcionario que recorra la provincia y le pregunte a los vecinos de Las Petacas, San Eduardo, Desvío Arijón, Monte Vera, Angel Gallardo, Chabás, Gálvez, San Guillermo, Avellaneda, Videla, Malabrigo, Sauce Viejo, Arocena, Rufino, Pueblo Esther y General Lagos, entre otros, donde se alertó al respecto y donde se siente la ausencia de la cartera que representa y del Ministerio de Salud.

"Cuántos muertos deben ser suficientes. Cuántos niños deformados deben nacer para entrar en las estadísticas. Cuántos casos de esterilidad masculina y cuántos abortos son necesarios. Cuántos ingresos a hospitales públicos por enfermedades respiratorias luego de una pulverización, deben ser registrados para constatar que se trata de una verdadera pandemia", se preguntaron los solicitantes.

Entre otras argumentaciones, Mackler dijo que los productos tóxicos _en especial los formulados con glifosato "se degradan rápidamente", aunque haya estudios que demuestran lo contrario. "Lamentablemente, repite lo que dicen las compañías que desarrollaron esos tóxicos y contradice las investigaciones realizadas en las universidades locales. Inclusive, el estudio sobre yacarés al que hizo mención demostró el impacto negativo a nivel genérico de los formulados con glifosato a dosis similares a los usados en los cultivos".

Finalmente se preguntaron "cuántos estudios más necesita antes de aplicar el principio de precaución al cual adhirió la provincia a través de la ley general del ambiente".

Compartir: 

Twitter
 

La presencia de grandes silos muy cercanos a áreas urbanas, otro costado de la alarma que lanzan los ecologistas.
Imagen: Alejandro Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared