SANTA FE › REUTEMANN Y ROSSI SE PREPARAN PARA EL CONGRESO QUE DEFINIRA LAS CANDIDATURAS.

En busca de la mejor manera de romper

Los dos confirmaron que serán candidatos, y a pesar de que uno irá como senador y el otro como diputado; no compartirán listas. A esta altura, lo que se busca es la forma de concurrir a los comicios del 28 de junio de la manera más civilizada.

 Por Pablo Feldman

Confirmadas las candidaturas de Agustín Rossi y Carlos Reutemann para las elecciones parlamentarias del 28 de junio, lo que resta saber es si la ruptura entre ambos dirigentes -no compartirán boleta a pesar de postularse para diferentes cargos- será "traumática o civilizada"; tal como describió un dirigente peronista que hasta donde pudo intentó evitar el quiebre. A esta altura ya nadie sueña siquiera que pueda haber una lista común, y los esfuerzos de los sectores más moderados de ambas facciones apuntan a ordenar la disputa. En ese sentido, la mayor cuota de responsabilidad recae en el sector que lidera el Senador que propone el "a todo o nada" ya que domina el congreso partidario que debería adoptar una determinación entorno al futuro del peronismo de Santa Fe de cara a los comicios. "Si eligen a Reutemann como candidato a Senador y arman una lista de diputados nacionales, no sólo va a ser fraudulento, sino que va a ser complicado que la puedan oficializar", dijo a este cronista un dirigente del sector de Rossi que vislumbra una jugada reutemista para quedarse con el sello partidario. Ese escenario -que requeriría una mayoría especial que el reutemismo no posee- sería el de "ruptura traumática", el otro, el que remeda el Congreso Nacional del PJ de Lanús del año 2003 es el que permitiría la "ruptura civilizada" con la implementación de "neolemas" que no sería otra cosa que la convivencia bajo el mismo sello -o no usar nadie la sigla PJ- de los sectores en pugna, apelando sólo a la utilización de la estructura pero no los símbolos, no las siglas del peronismo. Este otro escenario es al que apuesta ahora el "rossismo", en la certeza de que más allá de sus pretensiones no habrá elecciones internas.

El reutemismo tiene una clara mayoría de congresales en el PJ, pero no la mayoría especial que estatutariamente le permitiría imponer una lista sin contar con Rossi. De todos modos, cerca del ex-piloto de fórmula uno hay quienes fuerzan una interpretación que le daría margen para esa maniobra. Hasta el momento, las declaraciones del Senador que aspira a su reelección apuntan en sentido contrario, pero es sabido que el Lole más de una vez ha hecho como el tero, que canta en un lugar y pone el huevo en otro sitio. "no hay que proscribir a nadie", dice el Lole después de su "lifting" democrático al dejar de ser kirchnerista. Lo que le proponen algunos de sus dependientes choca que la "refrescadita democrática" que Reutemann quiere exhibir, pensando no sólo en junio, sino el lejano 2011. Pero precisamente esa lejanía es la que envalentona a más de uno de sus operadores que se imaginan integrando listas, avanzando en todos los frentes y volviendo a vivir después del ostracismo que se impuso el corredor, votando todo junto a la bancada oficialista hasta que apareció la resolución 125 que afectaba a las retenciones a su soja, con el mismo entusiasmo con el que ahora vota todo en contra.

La jugada para quedarse con la lista del partido obligaría a una modificación de la carta orgánica -es en este punto donde es necesaria una mayoría especial- cosa que en principio no sería posible porque el rossismo dice controlar alrededor de 190 congresales. La carta orgánica establece en su articulo 50 que "los candidatos se elijen por el voto directo de los afiliados", y para que esto sea reemplazado por la determinación de un congreso hay que modificar el reglamento con dos tercios de los congresales. "No creo que Reutemann tenga el número suficiente, y espero que no salgan a "cazar" congresales prometiendo cosas raras" advierte un dirigente cercano al Presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria. Lo cierto es que esa posibilidad existe, y que el peronismo de Santa Fe en más de una oportunidad ha generado situaciones internas rayanas en la ilegalidad, aunque según Reutemann eso ocurría en otros tiempos, antes de su irrupción en la política.

Los nombres a esta hora no parecen ser muy importantes, no más que los de Reutemann y Rossi, pero se hablaba de Horacio Rossatti, ya no de Eduardo Buzzi, de Héctor Cavallero, de su esposa Paulina Fiol, naturalmente de la reelección de Roxana Latorre, pero ciertamente aparecen como cuestiones menores frente al dilema que debe resolver la conducción partidaria, que podría resumirse apelando a una figura del derecho de familia: será un divorcio de "común acuerdo" o "contencioso". Y sin invadir la esfera de la vida privada, la mayoría de los involucrados, saben perfectamente bien cuáles son las diferencias, y fundamentalmente los costos.

Compartir: 

Twitter
 

Otros tiempos, otra elección. Reutemann y Rossi se preparan para un afiche de campaña juntos. Hoy no podrían hacerlo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.