SANTA FE › HIJOS RECUSó A LA CAMARISTA LAURA COSIDOY

La amiga de Galtieri

Tras declarar a Rosario/12 que el dictador le salvó "la vida", los abogados de HIJOS consideraron que "existe una situación objetiva que afecta su imparcialidad en el proceso judicial".

 Por José Maggi

Los abogados de HIJOS recusaron ayer a la camarista federal Laura Inés Cosidoy, como miembro del Tribunal Oral Nº1, que juzgará las dos primeras causas del terrorismo de estado, con una copia de la entrevista que la magistrada brindara a Rosario/12 el 15 de marzo en la que confesaba su "relación amistosa" con el general Leopoldo Galtieri.

Lucas Ciarniello, Nadia Schujman y Ana Oberlin, abogados representantes de los querellantes Eduardo Toniolli, Alicia Gutiérrez, Cecilia Nazabal, Fernando Dussex y Sebastián Alvarez, en la causa Pascual Guerrieri recusaron a la jueza Cosidoy "por entender que existe una situación objetiva que afecta su imparcialidad en el proceso judicial, lo que conculca derechos reconocidos por los artículos 18 de la Constitución Nacional, 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y 8 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, a contar con un Juez imparcial e independiente para la resolución de las pretensiones de esta parte en el proceso de referencia, y asimismo, presenta una situación que violenta la propia actuación de la magistrada".

Según la presentación Cosidoy había presentado el 27 de diciembre de 2007 una solicitud de excusación para intervenir en la causa Quinta de Funes. Allí, la magistrada expresó: "Los motivos de la inhibición fincaron en la violencia moral que provocaría mi actuación como juez por haber intervenido como Defensora Pública Oficial, en el período comprendido entre los años 1976 a 1983, en casi la totalidad de las causas por infracción a la ley 20.840 y otras disposiciones penales vigentes en ese lapso". Y agregaba: "En mi función que incluyó una visita mensual a todos mis entonces defendidos en sus respectivos lugares de detención, desde que fueran aprehendidos y que, más allá de constar o no en los diversos expedientes judiciales, me fueron confiadas ﷓por ellos y por sus familiares﷓ dejando distintas e indelebles huellas en mi espíritu". Sin embargo esa solicitud fue rechazada el 26 de febrero de 2008.

Días después, recuerda la recusación, "el día 15 de marzo de 2009, fue publicada en el diario Rosario/12 (suplemento local del diario nacional Página/12) una entrevista a la magistrada, realizada por el periodista José Maggi. En la misma, la jueza efectuó consideraciones que afectan claramente su imparcialidad objetiva".

En esa entrevista, al ser consultada por las razones de su excusación dijo: "En los escritos que presenté cuento las cosas que he vivido como defensora oficial federal. Eso sólo vale para que me recusen, y para que entiendan que emocionalmente es muy difícil generar en las partes esa seguridad de imparcialidad que las partes tienen que tener".

En esa misma entrevista recuerdan los abogados preguntada por su relación con Leopoldo Fortunato Galtieri dijo: "...creo además que le debo la vida a Galtieri, porque para el resto de los que eran las fuerzas de operaciones que integraban militares y policías, mi cabeza no valía dos pesos. Se han inventado muchísimas historias en relación a Galtieri y a mí, pero también se inventaron con jefes de policía y con ministros. Realmente no me importa, porque sé el respeto que yo tuve y la conducta mía, así que en ese sentido estoy absolutamente tranquila, y no tengo ningún derecho a negar que era escuchada al punto de que me salvó la vida".

En la misma nota Cosidoy había expresado: "Yo soy muy arbitraria en ese sentido, y cuando están involucrados mis sentimientos no puedo juzgar. Te quiero o no te quiero, y no te juzgo. No puedo juzgar la conducta de Galtieri".

Compartir: 

Twitter
 

Cosidoy declaró a este diario que no podía "juzgar la conducta de Galtieri".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.