SANTA FE › CRUCE ENTRE EL GOBIERNO PROVINCIAL Y EL JUEZ ELECTORAL REINALDO RODRíGUEZ

Polémica por el padrón electoral de Santa Fe

El gobierno descubrió más de 20.000 fallecidos en la provincia que aún figuran como habilitados para votar. El juez con competencia electoral en Santa Fe, lo desmintió. "Que me traigan información probatoria", tiró Rodríguez.

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, quedó ayer en un brete. El juez federal con competencia electoral de Santa Fe, Reinaldo Rodríguez, lo desafió a que presente las pruebas de su última denuncia pública sobre "más de 20.000 muertos en la provincia que aún no fueron excluidos del padrón electoral" para las elecciones del 28 de junio. "Que me traigan información probatoria", tiró el magistrado. "Los partidos están en campaña y sus manifestaciones corren por cuenta y responsabilidad de sus referentes. Nosotros no podemos decir que haya 20.000 personas fallecidas en el padrón; que me traigan las pruebas", insistió el doctor Rodríguez. Al contrario de lo que dijo Bonfatti, la justicia electoral detectó sólo 7.000 fallecidos en Santa Fe que ya fueron dados de baja y 3.000 electores mayores de 99 años que serán excluidos de oficio.

Bonfatti y el jefe del bloque de diputados provinciales del Frente Progresista, Raúl Lamberto, se dedicaron esta semana a agitar sospechas sobre los padrones que se utilizarán el 28 de junio. Las denuncias se entremezclaron en la agenda política con otras acusaciones al Partido Justicialista por su intento de reflotar el sistema de neolemas y las candidaturas testimoniales. "Estafa" y "fraude", fueron algunas de las imputaciones políticas que dispararon el gobernador Hermes Binner y la vicegobernadora Griselda Tessio, entre otros.

Bonfatti fue directo: denunció que el gobierno había descubierto más de 20.000 fallecidos en la provincia que aún figuran en el padrón electoral y sugirió que haría gestiones ante el director nacional electoral, Alejandro Tulio y el Registro Nacional de las Personas para sean dados de baja. "Este es un dato objetivo, un dato de la realidad. Si se cruza el padrón electoral de la Nación con el padrón de los muertos en la provincia, aparecen 20.000 personas fallecidas. Y si me preguntan a qué lo atribuyo, creo que a la gran desidia y a la gran ineficiencia para dar de baja a esas personas fallecidas", dijo el ministro de Binner. "Simplemente hacemos esta acotación porque es así. Y bueno, vamos a tener una conversación en los próximos días con el doctor Tulio y también con el Registro Nacional de las Personas para saber si esto se puede superar", agregó.

-¿Van a apelar a la justicia electoral? -le preguntó un colega de Cablevisión.

-No, no es apelar. Es manifestar estos datos que son de la realidad.

-¿Usted tiene pruebas? ¿Porque dicen que no las tiene? -insistió el colega.

-Le vuelvo a manifestar. Si se cruza el padrón de fallecidos de la provincia con el padrón electoral va a encontrar 20.000 personas. Yo le puedo dar el padrón de fallecidos y usted los puede buscar en el padrón electoral y los va a encontrar -desafió Bonfatti.

Pero ayer, el juez Rodríguez lo desmintió. Y le pidió que pruebe su denuncia ante el Tribunal electoral. "Nosotros no podemos decir que haya 20.000 fallecidos en el padrón, que me traigan la información probatoria", dijo el magistrado. "Los partidos están en campaña y sus manifestaciones corren por cuenta y responsabilidad de sus referentes", ironizó.

Rodríguez explicó al diario El Litoral que en estos días, la Secretaría Electoral trabaja en el procesamiento de información suministrada por el Registro Nacional de las Personas para excluir del padrón a los fallecidos. "El análisis se hace por sexo. En el caso del padrón masculino ya se terminó y no se produjeron bajas. En el caso del femenino, el trabajo se termina en unos tres días, y se darían de baja unos 7.000 electores por defunción. Nada más. No sé de dónde pudieron sacar (el ministro Bonfatti y el diputado Lamberto) esa información. Me llama mucho la atención", insistió el juez Rodríguez.

Ante otra consulta sobre electores que tienen entre 90 y 100 años, Rodríguez explicó que a partir de una acordada de la Cámara Electoral Nacional, se solicitó a los juzgados de paz y de circuito que informen sobre estos casos. "Pero como estos juzgados no están informatizados y no pueden revisar los libros hoja por hoja, sabemos que los datos no llegarán a tiempo. Por eso, actuaremos de oficio y si estas personas mayores de 99 años no se presentan para verificar su situación en el padrón, directamente les daremos de baja. En esas condiciones tenemos a alrededor de 3.000 personas", dijo.

El juez tampoco se sorprendió por la correlatividad de números de documentos en algunos distritos, porque "el primer enrolamiento femenino fue en 1949. Hasta allí, el padrón masculino puede incluir números correlativos". Y sobre los números de documento repetidos, dijo que pueden darse por error. "También en 2007 habían dicho que había miles de electores en esta situación y, sin embargo, nosotros demostramos que sólo eran 300 casos", concluyó el magistrado. Ahora, Bonfatti y Lamberto tendrán que probar lo que denunciaron.

Compartir: 

Twitter
 

Bonfatti manifestó "datos que son de la realidad".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.