SANTA FE › MACRI Y LIFSCHITZ VIERON DESDE EL CIELO ZONAS INUNDADAS CERCANAS A RAFAELA.

Otro sobrevuelo con pocas respuestas

El presidente de la Nación no abundó en precisiones a la hora de anunciar medidas concretas para el desastre hídrico que vive la provincia. El gobernador agradeció la visita pero destacó que "lo que pedimos es que las respuestas sean rápidas".

El presidente Mauricio Macri, ministros del gabinete nacional y el gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz; sobrevolaron ayer zonas inundadas en Santa Fe. Los mandatarios encabezaron la reunión del Sistema Federal de Emergencia en la ciudad de Rafaela, y visitaron la localidad de Colonia Fidela. Ante el requerimiento de la prensa, la mayor parte de las respuestas del presidente Macri no fueron precisas.

"El gobernador está destinando un dinero muy importante para poner en funcionamiento nuevamente los caminos rurales", se desligó, pasándole el micrófono a Lifschitz, quien confirmó que se está poniendo en marcha un trabajo de emergencia "que consistirá en poner a disposición de municipios y comunas materiales, maquinarias y combustibles, mientras analizamos y planificamos obras de mayor envergadura".

El presidente Macri, se comprometió a acompañar a los productores santafesinos afectados por la emergencia hídrica, y especialmente a los tamberos de la cuenca lechera, que tiene un 80 por ciento de su superficie en condiciones de anegamiento casi total. Lifschitz valoró como "importante" el acompañamiento de la Nación, y destacó que existe "una apertura, una vocación y voluntad del gobierno de dar respuestas; lo que le pedimos es que las respuestas deben ser rápidas".

El jefe de Estado llegó a Rafaela poco antes de las 9 de la mañana, donde fue recibido por el gobernador Miguel Lifschitz y el intendente local, Luis Castellano. En el mismo aeródromo presidió una reunión del Sistema Integrado Federal de Emergencia, donde escuchó un informe pormenorizado de la evolución de la situación hídrica en las provincias que integran la Región Centro. Luego, Macri subió a un helicóptero que lo trasladó a Colonia Fidela, donde descendió en el campo de la productora María José Ferrero, quien le había enviado una carta describiendo la situación en que se encontraba.

Estuvieron además, los ministros de Agroindustria, Ricardo Buryaile; de Seguridad, Patricia Bullrich; y de Defensa, Julio Martínez; así como del intendente de Santa Fe, José Corral. "Vengo de compartir unos momentos con una productora de Colonia Fidela, donde viven pocas familias y toda la comunidad está muy sensibilizada por la situación que están viviendo. Hablaron conmigo, con el gobernador, acerca de la necesidad de comenzar a recuperar lo básico, que es poder conectarse con el resto del país, poder sacar su producción, volver a la normalidad en las escuelas. Y lo que le dije a María José es lo mismo que le digo a todos los santafesinos: entendemos lo que están pasando, su dolor es mi dolor, y vamos a tratar de superar esta pesadilla lo más pronto posible", señaló Macri a la prensa, antes de regresar a Buenos Aires.

Respecto a la situación de los tambos, Macri admitió que "estamos evaluando todo esto. Los subsidios del Estado nacional y del Estado provincial eran para una situación de producción normal. Esto es una emergencia que deviene del cambio climático, del cual tenemos que tomar conciencia también. Queda claro que lo que hemos hecho hasta ahora no contemplaba esta situación, por lo cual nos vamos con la tarea de proponer algo que ayude especialmente al sector lechero a poner en marcha las unidades productivas y no perder más tambos ni puestos de trabajo en la cuenca lechera. Nos vamos a sentar con el Banco Nación, que es la herramienta que tenemos, para adoptar medidas".

Por su parte, el gobernador Lifschitz insistió en que "la situación es muy complicada, lo veíamos desde el aire, desde Rafaela a Colonia Fidela prácticamente es todo agua, parece un bañado, es irreconocible la provincia en todo el territorio. Hay kilómetros de campos afectados por las inundaciones, y esto es lo que le hemos transmitido al gobierno nacional", señaló.

"Más allá de los problemas de los evacuados, el drama más importante de la provincia se va a ver en los próximos meses, en el impacto que tenga en el sistema productivo (tamberos, economías regionales, soja y maíz). Necesitamos obras para mejorar y recuperar los caminos rurales, rutas, puentes y desagües, y también va a hacer falta mucho apoyo a los sectores de la producción", explicó el gobernador.

Un fuerte operativo de seguridad se montó para aislar la zona del aeródromo de Rafaela. Gendarmería, personal de la Presidencia y policías provinciales armaron un perímetro muy rígido que dificultó los movimientos de quienes quisieron acercarse al presidente.

Entre los que no pudieron superar el perímetro estuvieron los diputados provinciales Roberto Mirabella y Omar Martínez, y los concejales rafaelinos que no integran el PRO, entre ellos el presidente del cuerpo legislativo, Silvio Bonafede. Tampoco pudieron llegar hasta la estación aérea integrantes de organizaciones sociales allegadas al kirchnerismo, que deseaban manifestarse en contra de las políticas oficiales.

En cambio, sí estuvieron en el hangar donde se realizó la conferencia de prensa, el diputado provincial, Federico Angelini, y los concejales rafaelinos del PRO, Hugo Menossi, Raúl Bonino y Ana Visintini.

Compartir: 

Twitter
 

Macri y Lifschitz hacen equilibrio en el barro, en una visita a productores.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.