DEPORTES › CENTRAL LE GANó 2 A 0 A CHACARITA EN SU MEJOR PARTIDO

Un triunfo para creer

Anoche Central fue un equipo estable, como nunca antes se lo vio. Los canayas encontraron la segunda victoria consecutiva, con goles de Paglialunga, en el inicio del primer tiempo, y Lucho Figueroa -de buen partido- en el complemento.

[HTML]



0 Chacarita: Tauber; Aguilar, Sánchez, Fontana, Espíndola; Damián Toledo, Cevasco, De La Fuente, Vergara, Alba, Sabadía. DT: Marcelo Fuentes.



2 Central: Broun; Valentini, Peppino, Braghieri, Chitzoff; Zarif, Diego González, Paglialunga, Cristian González; Javier Toledo, Figueroa. DT: Reinaldo Carlos Merlo.



Goles: PT: 33m Paglialunga (C). ST: 6m Figueroa (C).



Cambios: ST: 8m Bustamante por Cevasco y Lazaro Vergara (CH), 14m Rivero por Zarif (C), 24m Tabares por Alba (CH), 30m Aguirre por Cristian González (C) y 38m Medina por Figueroa (C).



Arbitro: Patricio Loustau



Cancha: Almagro (local Chacarita)



Expulsado: ST: 10m Fontana (CH).





El problema de Central no era que no ganaba nunca, sino que cuando lo hacía dejaba tantas dudas como cuando perdía. Aquella imagen de equipo desorientado quedó a un lado anoche ante Chacarita, donde los dirigidos por Merlo quizá ofrecieron la primera presentación en sintonía con las exigencias y la historia que guarda la camiseta. Ayer Central fue un equipo estable, tanto en lo emocional como en la reacción deportiva, como nunca antes se lo vio. Los canayas encontraron la segunda victoria consecutiva, lo que pone al técnico en mejor posición frente al hincha.



De lo mal que jugaron al fútbol en el primer tiempo Chacarita y Central ningún equipo sacó provecho. No hubo situaciones de gol porque no había pases precisos. En el caso de los canayas, los problemas de funcionalidad eran los mismos que se vieron desde que arrancó el campeonato. No había motivos deportivos para pensar que los dirigidos por Merlo podían dar un paso hacia adelante en su postergada recuperación.



Aunque si el análisis se estacionaba solo en lo que hizo el auriazul en materia defensiva, entonces sí se encontraban motivos positivos. Porque ayer el equipo estuvo más estable en defensa, un poco por la carencia de talento de los rivales y otro por la coordinación que lució la extrema línea con Valentini y Chitzoff jugando por los laterales.



La abulia en que cayó el partido era consecuencia de un Central sin luces para atacar y un Chacarita sin capacidad para hacerse cargo del protagonismo que obliga jugar de local. Lo que despertó la atención de los hinchas, incluyo de los canayas "infiltrados" en las tribunas, fue un tiro de esquina en el cual Tauber calculó mal en la salida y por detrás apareció Paglialunga para empujar la pelota con arco libre.



Central hizo el gol tras haberlo buscado poco. Pero de aquel premio sacó usufructo con sabiduría, ya en el segundo tiempo, donde no apareció el Central más atractivo para los hinchas pero sí el más seguro. Ganó en convicción el auriazul y a partir de allí se animó a jugar el partido como lo hacen aquellos que se sienten ganadores por sobre cualquier contingencia.



Con cabeza aún más alta jugó Central en el segundo tiempo, cuando una corrida de Zarif desembocó en el gol de Figueroa, tocando al segundo palo un centro que se desvió en Sánchez. Desde entonces Chacarita desesperó y Central asentó convicciones. Se fue expulsado Fontana por patada desde atrás a Figueroa y todo lo que vino a continuación fue dominio centralista, que con más esfuerzo y disciplina que talento le dio forma a su imagen deportiva más alentadora del torneo. Motivo por el cual Reinaldo Merlo dejó a un lado en Arroyito la discusión sobre su continuidad.

Compartir: 

Twitter
 

Figueroa espera apoderarse de la pelota ante la defensa de Chacarita.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.