DEPORTES › ROSARIO CENTRAL CAYO 3 A 1 ANTE EL DEBIL EQUIPO DE LA CAI.

Y el Chulo presentó la renuncia

En Comodoro Rivadavia, el canaya vencía y amagaba con sostener la recuperación de su juego. Pero todo se desmoronó en el segundo tiempo, cuando la CAI revirtió el marcador y goleó a un Central postergado en la lucha por el ascenso.

No fue el mal estado del campo de juego ni la brisa patagónica. Lo que volvió a traicionar a Central fue su propio juego, el mismo que lo tiene en mitad de tabla y que ayer empujó a Héctor Rivoira a presentar su renuncia. Sobre las sierras chubutenses, en Comodoro Rivadavia, el canaya vencía a la CAI y amagaba con sostener la recuperación de su juego, insinuada en los anteriores encuentros. Pero todo se desmoronó en el segundo tiempo, período donde los locales revirtieron el marcador al punto que asestó al auriazul una goleada que lo posterga en la lucha por el ascenso. Rivoira anunció su dimisión al cargo, la cual será analizada hoy los dirigentes.

Ante una tenue brisa y un campo de juego desparejo, lo que afectó a Central en el inicio del partido fue la desorientación de sus propios jugadores dentro de la cancha. Es por eso que la CAI asumió el papel de animador principal del encuentro, sosteniendo su protagonismo con las corridas de Vidal y la ductilidad de Ascencio. Tan solo con eso el local comprometió a Broun, primero con un remate desviado de Vidal y luego con un mano a mano que el uno canaya le ganó a Ascencio.

Así y todo el denominador común del partido era el mal trato de pelota, con la CAI más impreciso que Central. Es que el auriazul encontró aire cuando la pelota le llegó a Biglieri, el único de la cancha que no se equivocaba al jugar con pies. Y cuando los locales se disponían a profundizar el dominio del partido empujando a Central a su arco, apareció el gol de Figueroa, tras ejecución de un tiro indirecto. De cabeza Medina metió la pelota en el área, Manchot cabeceó hacia atrás involuntariamente y Figueroa, en el tercer cabezazo de la jugada, desvió el balón para poner al canaya en ventaja.

Frente al gol el juego de ambos cambió: Central se animó a vestirse de ganador, adelantó las líneas, generó nervios en la CAI, alejó a los puntas locales de Broun y jugó los últimos 20 minutos del primer tiempo mucho más cerca del gol que en los primeros 25. Pero Figueroa falló en la definición y el entretiempo encontrará a Central con diferencia mínima.

Más oportunidades encontró el canaya en el arranque del complemento. Medina lo perdió frente a Alcaín y Figueroa cabeceó alto. Central dejó pasar oportunidades, algo que lamentará rápidamente. Porque a los nueve minutos Loncon clavó la pelota en el ángulo izquierdo de Broun, el encontrar una pelota perdida sobre el área mayor.

El empate le quitó las ideas a Central, y desde entonces el auriazul volvió a ser el equipo perdido e impotente que lució en casi todo el torneo. Pero como el empate no le servía a ninguno --la CAI está en zona de descenso directo-- los conjuntos desatendieron el trabajo defensivo en el mediocampo para volcar recursos en ataque, lo cual el partido iba de un área a la otra.

En la puja de golpe por golpe el que perdió fue Central. Aunque recién sobre el final del partido. Mucho antes, Rivero lo dilapidó de volea frente al arco y Toledo la tiró afuera en una media vuelta. Con las salidas de Biglieri y Medina Central dejó de jugar por abajo, se inclinó al pelotazo.

Lo curioso es que Bubas llegó al gol al recibir una asistencia de su propio arquero, sacando con pelotazo largo. El delantero local se coló entre Braghieri y Valentini y se la picó a Broun para darle los tres puntos a la CAI, victoria que se sellará en tiempo de descuento con otro gol del delantero, definiendo al palo derecho del arquero. Y tras la derrota Rivoira renunció como entrenador.

3 CAI: Alcaín; Manchot, Ponce, Rosso, Emanuel Morales; Vidal, Leonardo Gil, Malcorra, Ascencio; Romero, Rubilar. DT: José Rossi.

1 Central: Broun; Guizasola, Valentini, Braghieri, Chitzoff; Carrizo, Vismara, Méndez, Biglieri; Medina, Figueroa. DT: Héctor Rivoira.

Goles: PT: 25m Figueroa (C). ST: 9m Loncon (CAI), 41m y 45m Bubas (CAI).

Cambios: ST: 7m Loncon por Vidal (CAI), 10m Rivero por Biglieri (C), 17m Toledo por Medina (C), 20m Bubas por Rubilar (CAI), 36m Ballini por Vismara (C) y 43m Santana por Ascencio (CAI).

Arbitro: Diego Ceballos.

Cancha: Estadio Municipal Comodoro Rivadavia.

Expulsado: ST: 45m Ponce (CAI).

Compartir: 

Twitter
 

El técnico Héctor Rivoira no podía creer lo que veía en el campo de juego. Renunció apenas terminó el partido.
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.