CULTURA / ESPECTACULOS › CONSIDERACIONES ETIMOLOGICAS SOBRE LA ADICCION

El error de la negación al decir

 Por Por José Manuel Ramírez

He leído en afiches y en notas diversas cierta acepción que se le da al término adicción traduciéndoselo etimológicamente como negación a decir, entendiendo la partícula 'a' como negación a la 'dicción', por extensión al decir. Esta confusión lleva a convocar al adicto a hablar como si se tratase en la adicción de una negación a hacerlo. Error inducido por una lectura en la que no sólo se obtiene exactamente lo contrario de lo que se busca, lo cual no deja de ser una rara habilidad, sino que también se programa una terapéutica sobre una base errada.

El término adicto significa partidario, adepto, dedicado, apegado. Como si dijésemos "adicto al gobierno" o "adicto a tales ideas". Y su traducción etimológica no implica una negación al decir, sino casi exactamente lo contrario porque la partícula "ad" de "addictus" se lee: que tiende a, que va hacia, o sea denota, dirección, tendencia, movimiento, como admirar, advenir, adherir, adyacente. De manera que, en todo caso, una traducción correcta del término adicto sería "que tiende hacia un dictu (asunto)".

Si lo tradujésemos de esta manera rápidamente nos daríamos cuenta que el adicto "habla" o por lo menos tiende hacia el hablar, que su acting﷓out implica un hablar, implica una transferencia entonces. Además podríamos leer que allí se trata en todo caso y fuertemente de una "fidelidad a", de una fidelidad a una forma de goce, de una adhesión a una forma de goce en la que, como todo partidario, "habla por otro", o sea, no puede decir nada que contravenga o contraríe el asunto del cual es partidario o adepto. De manera, que si en último término hay un no hablar es una consecuencia de su fidelidad que no puede abandonar. Cualquier terapéutica, en este sentido, no debe partir de las consecuencias sino de un cuestionamiento a esa fidelidad. Dicho de otra manera, en la adicción hay dogmatismo, fidelidad al dogma, es una religión, que no implica precisamente un no hablar sino en decir la verdad de otro, fielmente.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared