CULTURA / ESPECTáCULOS › TELEVISION. DOS NUEVAS PRODUCCIONES SE GRABAN EN ROSARIO.

Abrir el juego a la pasión

Luego de que sus proyectos fueran premiados en los Concursos Federales de Contenidos Audiovisuales Digitales del Incaa, Héctor Molina y Francisco Pavanetto se encuentran rodando sendas miniseries. Y bregan por más pantalla nacional.

 Por Leandro Arteaga

"En este momento podemos decir que se están filmando dos miniseries en Rosario", dice Francisco Pavanetto, de manera nada gratuita sino cierta y prometedora. Efectivamente, por estos días en la ciudad se graban Otros mundos, de Pavanetto, y El hechicero, de Héctor Molina, dos de los proyectos ganadores de los Concursos Federales del Plan Operativo de Promoción y Fomento de Contenidos Audiovisuales Digitales llevado adelante por el Incaa y el Consejo Asesor del Sistema Argentino de TV Digital Terrestre.

"Cuarenta y dos --dice su director-- son las jornadas de rodaje previstas para Otros mundos", miniserie que "presenta una realidad paralela o alternativa, construida por una niña de nueve años como único modo de alejarse de una realidad hostil". "Se parte de una premisa simple, la del niño que se vale de la imaginación, pero de a poquito los capítulos van transitando diferentes géneros, donde cada uno toma de éstos aspectos diferentes, con la finalidad de construir algo bastante extraño. Al menos, eso es lo que intentaremos", dice Pavanetto a Rosario/12.

Por su parte, Héctor Molina se refiere a El hechicero "como una de aventuras, a bordo de un velero". "Vamos a tener seis semanas de corrido y de corridas, tratando de poder plasmar este proyecto que nos entusiasma muchísimo. Nos gustó mucho pensarlo y, ahora que hay que hacerlo, vamos a tener que estar muy atentos con el diseño de producción, ya que vamos a filmar arriba de un velero, que supuestamente navega el Paraná hacia la desembocadura con el Río de la Plata, algo que, desde luego, tiene sus bemoles. No se trata de decir que sea una producción exclusiva o excéntrica, sino simplemente que se trata de poner desde el diseño de producción todo lo que hemos podido lograr a fuerza de oficio en los últimos años. No queremos demasiados sobresaltos para poder disfrutar muchísimo del rodaje."

- En este sentido, creo que hay una profesionalización audiovisual constante a nivel local, que hace posible desafíos como éste.

- Héctor Molina: No me cabe la menor duda. Respecto de lo que ha sucedido en los últimos años en la producción local tengo una posición absolutamente determinante, tajante, y hasta arrogante, si se me permite. A su vez, uno tiene la esperanza y la expectativa de que esto se pueda seguir consolidando. Hay mucha gente, cientos de personas, que se han formado en los últimos años. Hay muchísima gente de formación académica y universitaria, con vocación en la actividad artística, con mucho talento y virtudes. Evidentemente, lo que falta es el pulido cotidiano, desde el cual poner en marcha el dispositivo que haga posible el reconocimiento del oficio y de su territorio laboral. Estoy muy cansado de las comparaciones o proyecciones respecto de las grandes urbes. ¡Déjenos hacer a nosotros las cosas que queremos o creemos que podemos hacer! Recuerdo un trabajo que habíamos hecho hace un tiempo y que había obtenido varios premios; nos decían: "Che, qué bueno, no parece hecho en Rosario". No solamente hay una subestimación, sino también una cuestión de ignorancia respecto de lo que la gente hace y del nivel minucioso que muchos tienen desde su formación. Simplemente, de lo que se trata es de tener una redistribución de las posibilidades de producción. Tanto nosotros como los cordobeses, tucumanos, catamarqueños, y las personas de todas las provincias que se vienen preparando para producir.

- Francisco Pavanetto: Nuestras miniseries ganan un concurso federal, un premio con el país dividido en cinco regiones. Este concurso, puntualmente, es hijo de la nueva Ley de Medios, que obligadamente genera espacios y contenidos desde cada una de las regiones. La misma cantidad de proyectos se están entregando en diferentes lugares del país, donde el eje de producción quizás no esté tan desarrollado. En nuestro entorno, desde hace un tiempo, se está generando una cantidad de trabajo audiovisual fantástico.

﷓ Lo que también obliga a las instituciones educativas a un acompañamiento pedagógico mayor.

- F.P.: Es más, hay especificidades que comenzaron a tenerse en cuenta desde hace muy poco. Por ejemplo, el guión de televisión era algo que no estaba considerado en Rosario como alternativa de ningún tipo. Antes de estos galardones, la provincia estaba haciendo algunos cursos de especialización sobre el tema. Lo importante es también la regularidad de estos concursos, porque el año que viene se vuelve a convocar. De modo tal que los que por alguna razón no participaron, pueden volver a hacerlo, y hasta con el mismo proyecto, porque lo que cambia es el jurado. La regularidad del llamado es algo muy auspicioso, así como lo hace también la provincia de Santa Fe con sus subsidios. Hay toda una movida audiovisual que obligadamente se está normalizando y provocando contenidos y fuerza de trabajo.

"Ojalá que en breve se esté invadiendo mucho más la pantalla de canal Encuentro con producciones de todo el país. Que se abra el juego para que se nos permita compartir nuestras pasiones", agrega a su vez Molina, de quien por estos días puede verse Los rosarinos -﷓el miércoles a las 20.30, por Encuentro﷓-, mirada caleidoscópica sobre la ciudad y sus habitantes.

Compartir: 

Twitter
 

Héctor Molina da indicaciones en el rodaje de El hechicero
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.