CULTURA / ESPECTáCULOS › PRIMER ENCUENTRO LATINOAMERICANO DE ARPISTAS EN EL CENTRO CULTURAL FONTANARROSA

Un bello instrumento que fue olvidado

El proyecto tiene como principal objetivo reencontrar al público con un instrumento olvidado dentro de la música popular argentina. Coordinado por José Luis Torres, el encuentro permitirá presenciar la actuación de instrumentistas de distintas latitudes.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Entre el jueves y sábado próximos, en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa (San Martín 1080) se llevará a cabo el Primer Encuentro Latinoamericano de Arpistas, proyecto que tiene como principal objetivo el de reencontrar al público con un instrumento olvidado dentro de la música popular argentina. Coordinado por José Luis Torres, el encuentro se desarrollará con entrada libre y gratuita, y permitirá presenciar la actuación de instrumentistas de distintas latitudes, posibilitando así el acercamiento a técnicas y estilos diversos, aunque siempre con el arpa como protagonista esencial.

Así lo entiende Torres, quien además formará parte del programa con el trío que conforma junto a la cantante Kitty Arregui y el arpista rosarino Atilio Ariel Barrios, otro de los impulsores del encuentro. "La técnica y la manera de ejecutar música por distintos intérpretes del continente es realmente muy bella. Porque aquí casi desconocemos el arpa. Acá el arpa está considerada casi como un elemento de la música paraguaya. Por éso entre los invitados tenemos a Amadeo Monges, el referente más importante dentro del país, que está tocando el arpa, profesionalmente, desde 1952", apuntó Torres, que además remarcó: "Es una apuesta muy importante, muy interesante, y esperamos que se pueda repetir todos los años. Al arpa en realidad se lo desconoce y hay varios motivos. Por un lado, prácticamente no hay profesores. Después no es un instrumento pasajero, no cualquiera tiene un arpa para jugar, como puede ser una guitarra o una armónica, por ejemplo".

La programación de esta primera edición abrirá el jueves a las 20 con las actuaciones de Daniel García (Buenos Aires), el colombiano Andrés Rozo y la también bonaerense Sonia Alvarez. El viernes 14, a la misma hora, será el turno del trío Barrios-Torres-Arregui, que compartirán fecha junto a la arpista chaqueña Marta Carrara y el venadense Lorenzo París. El sábado 15 la jornada de cierre incluirá la actuación del citado Amadeo Monges, referente del instrumento a nivel nacional que compartirá tablas con la santiagueña Isabel Neirot, el chileno Manuel Espinoza y otro de los nombres fuertes a nivel continental: el paraguayo Sixto Corbalán.

Poseedores todos de trayectorias extensas, los artistas invitados permitirán, fundamentalmente, aproximarse a estilos y técnicas diversas, siempre con el arpa como protagonista, según remarca Torres: "He visto artistas colombianos, mexicanos, o chilenos mismos, y en cada país hay cuatro, cinco, diez maneras distintas de ejecutar el arpa. Las arpas son distintas, y eso implica también una técnica distinta. La ejecución depende del tipo de instrumento, de la cantidad de cuerdas, la altura, la afinación, detalles técnicos que hacen que las técnicas también sean disímiles. Más allá de la música del litoral, o el folclore paraguayo, que es lo que aquí más se conoce, el arpa tiene muchísimas posibilidades, es un instrumento tan rico que puede sonar como un piano, con un sonido muy potente, soberbio, muy rico. El arpa aparece en muchas cuestiones folclóricas, aunque no es tan conocida a nivel popular. En la música popular el arpa se desconoce, entonces el objetivo es demostrar las posibilidades que tiene el instrumento, escuchando y analizando la técnica de distintos intérpretes. Y es un instrumento que cualquiera podría estudiar".

Y allí radica otro de los grandes objetivos del encuentro: el de mostrar la amplia paleta sonora de un instrumento muchas veces asociado a la música clásica. De allí, también, el carácter gratuito de las funciones. "La idea sería que el arpa pueda reinstalarse en el escenario como un instrumento con grandes posibilidades. Aunque en estas cuestiones depende de la difusión de algunas cosas. En folclore el violín se empezó a escuchar gracias a Don Sixto Palavecino. Había ejemplos anteriores, pero después de Don Sixto vino Peteco, después Néstor Garnica y otra gente que empieza porque ve ejemplos al alcance de ello. Sin ser tan pretencioso, la idea sería mostrar que el arpa puede ser abordada por cualquier persona a la que le interese la música", apuntó en ese sentido Torres, y concluyó: "La idea sería que concurra mucha gente, que se entere qué significa y cómo suena el arpa. El arpa clásica requiere de técnicas e instrumentos distintos. Pero a nivel sudamericano el arpa popular es reconocible por todos. El arpa clásica es para grandes orquestas, digamos que se diluye entre la cantidad de instrumentistas que componen la orquesta, entonces difícilmente tenga un papel fundamental. Acá en general se van a escuchar arpas solistas, entonces se las va a poder escuchar en toda su magnitud, en toda su expresividad".

Compartir: 

Twitter
 

Sonia Alvarez, tocará el jueves en la apertura del encuentro
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.