CIUDAD › MUJERES QUE SE HICIERON OIR EN LOS TRIBUNALES

Reclamos de acceso a la justicia

Dos mujeres protagonizaron el viernes desesperados reclamos de acceso a la Justicia, en las puertas de Tribunales provinciales. Por un lado, Mónica escrachó a la Defensoría Nº 3, porque aseguró que hace dos años que no resuelven su situación de cuota alimentaria para sus dos hijos con problemas de salud. "Como yo limpio casas, él no me quiere pasar el porcentaje dispuesto, pero nadie me soluciona nada", reclamó la mujer que se manifestó en huelga de hambre. Más tarde, otra mujer se paró con su hijo en medio de calle Balcarce al 1600 para cortar el tránsito y exigir la tenencia de otro de sus hijos, en disputa con el padre, de quien aseguró sufrir serias amenazas.

Temprano, Mónica llegó a las escalinatas del Tribunal con un pizarrón que exigía respuestas a la Defensoría Pública que tramita su causa. "Como el padre de mis hijos tiene plata para pagarse una abogada, todo es a su favor, pero yo tengo un nene celíaco que no puede estar cerca de harinas de trigo, cuando yo tenía una panadería y la tuve que cerrar pese al esfuerzo que me costó ponerla", relató la mujer, quien agregó que su hijo de 13 años la ayudó cuando su ex pareja la tiró contra el horno pizzero encendido. "Ahora no tengo trabajo y me da vergüenza tener que salir a los medios a pedir que alguien me lo dé porque yo tenía una panadería en mi barrio, sola, pero la tuve que cerrar cuando a mi hijo le detectaron el grado más alto de celiaquía, no puedo tener harina dentro de mi casa porque se contaminan todos sus órganos. Prácticamente regalé todas las máquinas que me costó tanto comprar para mantener a mis hijos. Aprendí a fabricarle su comida, pero ahora necesito trabajar porque el padre se desentendió del tema. No le están reteniendo del sueldo la parte que les corresponde a mis hijos, y él lo decide al azar".

Al mismo tiempo, otra mujer cortó el tránsito frente a Tribunales con una botellita de alcohol y un encendedor en la mano. Shockeada, la mujer no podía explicar qué le había sucedido, hasta que explicó que el padre de sus hijos le había quitado la tenencia de uno de ellos. La situación de tensión duró varios minutos, hasta que una abogada penalista y de familia la convenció de ingresar a hablar al juzgado y le prometió ayudarla con representación legal, ya que la mujer reclamaba que la defensoría no la ayudó a ella, porque su marido tiene abogado particular.

Por otra parte, el ministro de Justicia de la provincia, Juan Lewis descartó los reclamos de un grupo de abogados que habían asegurado sentirse "perjudicados por el funcionamiento del nuevo código procesal penal". Decían que en los hechos "únicamente los Defensores Públicos son los que consiguen las audiencias necesarias, mientras que los defensores particulares -especialmente los abogados más jóvenes- nunca tenemos espacio ni lugar en las agendas para cumplir con ese trámite".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.