CULTURA / ESPECTACULOS › PLASTICA. GUILLERMO TOTTIS A 50 AñOS DE LA FUNDACION DE LA VANGUARDIA

La vanguardia a cielo abierto

Inaugurada el pasado viernes en el marco de la Noche de Museos Abiertos de la Semana del Arte Rosario, la exposición reúne en el Castagnino a pinturas y esculturas del artista rosarino junto a documentos fotográficos y gráficos.

 Por Beatriz Vignoli

El viernes pasado, en el marco de la Noche de Museos Abiertos de la undécima Semana del Arte Rosario, se inauguró en la planta alta del Museo Castagnino (Bulevar Oroño y Avenida Pellegrini) la exposición antológica individual Guillermo Tottis a 50 años de la fundación de la vanguardia (1965﷓2015). La muestra reúne pinturas y esculturas del artista Guillermo Tottis (Rosario, 1942) y documentos fotográficos y gráficos no solo de su breve carrera artística (dejó de producir en 1967, aunque admite que sigue realizando obras "intimistas") sino de un evento fundacional de la vanguardia rosarina: la exposición en la Plaza 25 de Mayo (Laprida y Córdoba), del 4 al 10 de octubre de 1965.

"Estábamos cansados de que no tuviéramos lugar en las galerías, porque lo que hacíamos no era comercial", recuerda el artista en una breve entrevista telefónica con Rosario/12. "Se me ocurrió escribirle a la Municipalidad, que aportó luminarias y caballetes", cuenta. La carta de petición, firmada, a máquina, es una de las piezas documentales que los curadores de la muestra, Guillermo Augusto Fantoni y María Laura Carrascal, eligieron para esta exposición. "Ellos eligieron qué iban a mostrar --dice Tottis--. La muestra está ordenada cronológicamente, comenzando con los abstractos. Al final está Espacio Virtual Indeterminado, que es mi última obra".

Si se considera que "los abstractos" son cuadros que fueron pintados en 1964 y 1965 (antes de pasar a otro período, también representado en la muestra con una estructura primaria de 1967, consistente en tres prismas triangulares amarillos que fueron especialmente reconstruidos para esta ocasión por la gente del Museo) y que Espacio Virtual Indeterminado es de 1967, se toma conciencia del paso intenso que tuvo el cometa Tottis por el cielo del arte local.

Sus pinturas de mediados de los '60 dan cuenta de una gama de influencias muy en sintonía con lo que se producía en los centros mundiales de la época: en su densa y expresiva materialidad pictórica se dejan leer ecos del expresionismo abstracto de la escuela de Nueva York (principalmente, Robert Motherwell), y también del neodadaísmo de Jasper Johns, especie de vuelta de tuerca expresionista sobre el arte pop. Entre los brochazos gestuales, el artista incrustaba fragmentos de recortes periodísticos de la época, como por ejemplo un astronauta con la frase "En el espacio". La veta gestual parecía agotada hacia 1966, con apelaciones no del todo felices a la inclusión de objetos.

Una pieza que de algún modo resume este período es su pintura titulada Homenaje a todas las cosas (1965), que se expuso en la célebre muestra de la plaza, como atestiguan las fotografías de archivo que documentan el concurrido evento. Fue una invención crucial suya esta creativa respuesta que él dio a la coyuntura local, con su idea de exponer en una plaza. Allí convergieron dos grupos de jóvenes creadores que hasta entonces se hallaban desconectados entre sí: el de los estudiantes de la Universidad, a los que él pertenecía, y los alumnos del taller de Juan Grela. Hasta entonces, como recordó la artista plástica Noemí Escandell en una entrevista realizada a fines de los años 90, "en la Facultad, Grela era mala palabra". Ayer, Escandell, en una entrevista telefónica, definió a la exposición de octubre de 1965 en la plaza 25 de Mayo como aquel momento en que "empezamos a identificarnos. Operó como un imán; para el público también".

El Museo ofrece como souvenir un facsímil a escala del afiche de aquella muestra, cuyo original constituye la pieza central de la exposición. Tottis era un creativo del arte publicitario, como lo atestiguan sus trabajos para boutiques modernas de la época, algunos de ellos hoy impensables. Su aviso para la boutique unisex rosarina Qualcosa muestra a un hombre y una mujer a punto de batirse a duelo al estilo western (espalda contra espalda) y el texto: "Cuando un hombre y una mujer se baten a duelo, es muy probable que ella gane, pero cuando los dos se visten en Qualcosa, posiblemente ninguno pierda".

Este tono de la publicidad de la época se encuentra también en el afiche de la exposición a cielo abierto de 1965, donde junto a la pregnante silueta de una llave negra sobre fondo rojo se lee: "Una llave abre una puerta y también muchas posibilidades y sirve para comunicarse. Comuníquese con nosotros viendo la Exposición de pinturas y collages de: Osvaldo Boglione, Ana María Jiménez, Martha Greiner, Coti Miranda Pacheco, Jaime Rippa, Guillermo Tottis, Eduardo Favario y Juan Pablo Renzi". Muchos de ellos luego formarían el Grupo de Arte de Vanguardia. A la pregunta de si participó en la experiencia de Tucumán Arde, responde Tottis con un "no" al que se le siente el punto final.

Fue el vértigo de estas transformaciones lo que motivó el alejamiento de Tottis de la escena artística de la vanguardia local, según afirman los curadores: Guillermo Augusto Fantoni, doctor en Humanidades y Artes con mención en Historia, es miembro de la Carrera de Investigador Científico del Consejo de Investigaciones de la UNR y profesor titular de Arte Argentino en la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR, cátedra donde María Laura Carrascal (licenciada en Bellas Artes por dicha Facultad) es jefa de Trabajos Prácticos.

La muestra podrá verse hasta el sábado 9 de diciembre. Los horarios de visita son de miércoles a lunes de 14 a 20.

Compartir: 

Twitter
 

Homenaje a todas las cosas (1965). Obra que formó parte de la exposición en la Plaza 25 de Mayo.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.