CIUDAD › LA TRAGEDIA DEL MúSICO ADRIáN RODRíGUEZ EN EL CAFé DE LA FLOR.

Murió electrocutado en el escenario

Era el bajista de la banda Raras Bestias que iba por su quinto tema en el recital del bar de Mendoza al 800, cuando trató de socorrer al cantante que había sufrido una descarga y la electricidad lo alcanzó y lo mató en el acto. Debate por el control municipal.

 Por Edgardo Pérez Castillo

En la madrugada de ayer, el músico Adrián Rodríguez, bajista de la banda Raras Bestias, murió como consecuencia de la descarga eléctrica que sufrió mientras tocaba con su grupo sobre el escenario del Café de la Flor, en Mendoza 862. Según la descripción realizada a LT8 por uno de los asistentes al show, el siniestro se inició cuando el guitarrista del grupo comenzó a recibir una descarga en el momento en que se tomó del micrófono, cayendo luego contra el cuerpo del bajista, lo que derivó en una "explosión". Rodríguez, de 35 años, falleció en el lugar, en un hecho que está siendo investigado por la fiscal Valeria Piazza Iglesias. A raíz del incidente, la Municipalidad determinó la clausura por tiempo indeterminado del local, que contaba con las habilitaciones técnicas correspondientes, según se informó.

Luego de realizar las pericias en el local durante la misma madrugada del lunes, la fiscal Piazza Iglesias retornó durante la tarde de ayer al boliche de Mendoza 862 para continuar con las investigaciones, por lo que postergaron las declaraciones oficiales a la prensa para la jornada de hoy. Según las declaraciones realizadas por el testigo, Rodríguez recibió la descarga cuando su instrumento entró en contacto con el del guitarrista del grupo. En ese sentido, un experimentado especialista en sonido --que pidió resguardar su identidad atento a que el siniestro podría despertar "una caza de brujas"-- explicó que "muchas veces los equipos de los músicos, los amplificadores, las zapatillas para enchufar los equipos, no están en condiciones".

El hecho de que los equipamientos no funcionen adecuadamente puede derivar en "fugas" eléctricas, que se acumulan hasta poder encontrar una vía de descarga a tierra. Por caso, los micrófonos con sus soportes metálicos, o bien el propio cuerpo humano que, en casos como éste, termina recibiendo el impacto de la tensión acumulada. De allí que los peritajes deben contemplar todos los elementos eléctricos que funcionaban al momento del hecho, tanto arriba como debajo del escenario.

Para Hugo Vitantonio, titular del Sindicato de Músicos de Rosario, la muerte de Rodríguez forma parte de un entramado complejo. "Está todo el mundo tratando de cubrirse las espaldas. Ni siquiera hay un peritaje certero, por lo que iremos viendo cómo se va aclarando. Desde el año pasado en el Concejo tuvimos varias reuniones por la ordenanza de espectáculos públicos y de los clubes culturales. Pero nadie le pone el cascabel al gato, la noche es un ghetto de indocumentados, de inseguridades múltiples. Tenemos suerte que no pasen más cosas de estas", manifestó Vitantonio, y disparó: "Creo que ningún bar de Rosario recibe una inspección seria respecto al nivel de aislamiento. Los escenarios no tienen los pisos aislados. No hay una prevención seria".

Sin embargo, el secretario de Control y Convivencia ciudadana, Pablo Seghezzo, remarcó a Rosario/12 que el Café de la Flor contaba con la habilitación pertinente. "El local tiene su habilitación, que vence en 2018. Y más allá de las inspecciones que hacemos para ver su funcionamiento nocturno, en abril de este año se le hizo una inspección técnica completa en horario diurno. En ese momento funcionaba todo bien. Ayer hicimos una nueva inspección junto con la fiscal y la Policía de Investigaciones. Lo que recabamos lo pusimos a disposición de fiscalía, por lo que permanece en secreto de sumario. Hicimos una verificación técnica importante. La fiscalía tiene que determinar si el sistema del local estaba en correcto funcionamiento", detalló el funcionario.

Por su parte, luego de emitir un comunicado en apoyo a la familia del joven bajista, Vitantonio apuntó que el Sindicato seguirá el caso y se pondrá a disposición de los familiares de la víctima: "Lo importante es hacer un duelo y acompañar el momento. Lo que sí planteamos es que a nuestro entender la banda estaba realizando un trabajo. Nosotros tenemos un convenio laboral con la empresa (Café de la Flor), y hay responsabilidades que impone ese convenio, por lo cual deberán hacerse responsables. No en lo penal, que no nos atañe, pero sí en lo laboral".

Compartir: 

Twitter
 

La municipalidad aseguró que el lugar estaba correctamente habilitado y controlado.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.