CIUDAD › MULTITUDINARIO CIERRE DEL 30º ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES

El año próximo, junto al Monumento

El plenario reunido el fin de semana en
Mar del Plata decidió por aclamación
que la cita de 2016 se haga en Rosario

 Por Lorena Panzerini

Rosario fue ayer la más ovacionada de las cuatro sedes propuestas en el XXX Encuentro Nacional de Mujeres, realizado el fin de semana largo en Mar del Plata; y en 2016 será anfitriona por tercera vez. Como ya es tradición, la elección de la ciudad para el próximo encuentro se realiza durante el acto de cierre de la convocatoria anual, en la que se presentan las propuestas para que luego la voluntad popular decida. Ayer por la mañana, los destinos sugeridos fueron Chaco, Chubut, Buenos Aires y Rosario; y esta se llevó todos los aplausos tras la exposición de la Multisectorial de Mujeres, que presentó la invitación local para ser sede del 31º Encuentro Nacional de Mujeres, en octubre del año que viene. "Va a ser un año de mucho trabajo, por eso la premisa es que el encuentro sea de todas", dijo Majo Gerez, secretaria de Género de la CTA Rosario.

Luego de una noche de tensión ante los incidentes provocados frente a la Catedral de Mar del Plata, el domingo, en la marcha tradicional de cierre del encuentro que terminó con manifestantes demoradas y repudios al accionar de la Policía Bonaerense; ayer por la mañana se realizó el acto de clausura. Más de 60 mil mujeres se reunieron en la zona del Estadio Mundialista para leer las conclusiones de los días de debate y los talleres; y allí mismo se presentaron las propuestas para elegir la ciudad que sería sede en 2016.

Apenas después de las 9.30, las columnas de organizaciones comenzaron a llegar al acto final. Ante la cantidad de participantes que este año superó las expectativas, la actividad se hizo al aire libre.

La marcha que reclamó "Ni una menos" en junio pasado, generó una importante movilización en Rosario, con más de 20 mil personas que se convocaron en el Monumento Nacional a la Bandera. Por eso desde la Multisectorial de Mujeres ya "se palpitaba" la necesidad de mostrar al país el movimiento local contra la violencia de género y por los derechos de las mujeres que militan en Rosario, que fue sede del encuentro nacional en 1989 y 2003.

"Llevamos la propuesta porque consideramos que Rosario puede aportar y visibilizar mucho: tenemos para mostrar y para compartir una experiencia bastante rica, que tiene que ver con un movimiento de mujeres amplio, plural y dinámico, que hace tres años consiguió la emergencia social en materia de violencia de género. Además, venimos dando pasos importantes como una lucha muy activa en los pedidos de justicia, con casos de femicidios como los de Paula Perassi, Vanesa Celma; y otros sucesos en los que las propias víctimas salen a reclamar justicia, tal es la situación de Rosalía Benítez (víctima de un intento de homicidio) y Fernanda Serna. Hay que mostrar que no sólo se trata de la realidad de violencia extrema, sino que hay mujeres que se empoderan, a las que acompañamos para salir a la calle. Queremos mostrar esa cara del trabajo que venimos haciendo", señaló Gerez.

La activista habló del trabajo que se viene realizando para lograr cuestiones como la "licencia laboral por violencia de género, los protocolos sobre violencias y acoso sexual en facultades, las denuncias sobre violencia institucional cuando una mujer busca salir de una situación extrema y se la revictimiza", ejemplificó.

Gerez consideró que el trabajo a desarrollar en el año previo al 31º encuentro será intenso. "Ahora tenemos que pensar las proyecciones relacionadas con las experiencias generadas en los encuentros de mujeres de los últimos años. En Rosario, el último se hizo hace doce años y creímos que era momento de que la ciudad volviera a ser punto de encuentro. De las cuatro sedes, fue la más ovacionada; así que volvemos con las mochilas cargadas de experiencias y desafíos para garantizar el encuentro del año que viene en el que van a participar miles de mujeres de todo el país", se entusiasmó.

Durante el regreso, en uno de los colectivos, Majo manifestó sus expectativas. "Nos volvemos con la tarea urgente de conformar la comisión organizadora y ponernos a trabajar todo este año, porque hay mucho por hacer: toda la infraestructura de la ciudad debe estar dispuesta para el encuentro; las universidades, para realizar los talleres; las escuelas, para alojar a las mujeres que llegarán. Esperamos que el gobierno municipal brinde las mejores condiciones para que se pueda hacer el encuentro que merecemos".

Por su parte, Irene Ocampo, de Chavela Bar, comentó que fue "increíble la cantidad de mujeres movilizadas", y dijo que Rosario "tuvo una gran ovación", lo que "genera muchas expectativas para el año que viene".

Eva Domínguez, de Mujeres de Negro --cuñada de Vanesa Celma-- celebró que Rosario sea sede del próximo encuentro. "Las mujeres están organizadas contra el sistema patriarcal; y será un año para trabajar mucho. Van a participar más mujeres que en Mar del Plata", vaticinó.

Al parecer, Rosario tuvo su mayor competencia con Chaco, que también fue de las más aplaudidas. "Hicieron una muy buena presentación, pero lo de Rosario se venía palpitando", dijo Majo, quien indicó que sólo la Multisectorial solía llevar un colectivo a los encuentros de cada año, y para este encuentro "hubo que poner tres".

Compartir: 

Twitter
 

Alrededor de 60.000 mujeres se convocaron en el Estadio Mundialista de Mar del Plata.
Imagen: Télam
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.