CULTURA / ESPECTáCULOS › MUSICA. EVELINA SANZO TOCARá MAñANA, GRATIS, EN LA PLAZA CHE GUEVARA

Brillo con doble personalidad

Luego de una actuación consagratoria en el escenario mayor de Cosquín, al que accedió como ganadora en la etapa clasificatoria como solista vocal de tango, la cantante recorrerá ese repertorio y canciones de su faceta "pop".

 Por Edgardo Pérez Castillo

En pocos meses, Evelina Sanzo logró una trascendencia que le hace justicia a su exquisito talento. A mediados de 2015, con su disco Curandera la cantante fue nominada en los premios Gardel como artista femenina pop. Poco después, la cantante nacida en Villa Constitución decidió participar del Pre Cosquín, que terminaría conquistando (y sorprendiendo a escuchas varios) con su incursión como solista vocal femenina de tango. Ese logro fue el que le permitió lucirse en el escenario mayor del festival folclórico, brillando en la intervención realizada el pasado domingo 24 frente a la siempre exigente Próspero Molina.

Y así como la nominación a los Gardel le brindó trascendencia a una trayectoria ya sólida, esta incursión en Cosquín visibilizó aún más la faceta tanguera que Sanzo viene desarrollando desde 2012, cuando fue seleccionada como cantante en la Orquesta Escuela de Tango municipal, y que el año pasado profundizó en sus actuaciones junto al sólido Quintegaseto que lidera el bandoneonista Sebastián Jarupkin. Junto a ellos le dio vuelo a "530", tango de su autoría incluido también en Curandera, y al que seleccionó para ingresar al Pre Cosquín y que el pasado domingo Sanzo incluyó en su actuación en un set que sumó a los clásicos "La última curda", "Naranjo en flor", "Como dos extraños" y "Yira yira"

- No es un hecho menor que incluyeras en el repertorio a una obra propia. Porque aún cuando en esos clásicos demostraste una búsqueda interpretativa personal, "530" te presenta también en un rol autoral, algo necesario para darle al tango nuevas miradas.

- Sí, en realidad tengo varios tangos, candombes y milongas. Cuando entré a la Orquesta Escuela el tango se metió en mi vida e influyó a la hora de componer. Yo siempre compuse canciones, venía más por el lado del rock-pop, reggae, rocksteady, jazz y soul. Cuando hicimos Curandera a uno de mis tangos, "Mala bicha", lo terminamos haciendo como un gipsy jazz, y otro, "Domingo", terminó siendo un candombe, para meterlos en la sonoridad general del disco. Ahora tengo ganas de grabar un nuevo disco de tangos, con obras mías, regrabar esos temas como fueron compuestos originalmente, además de tangos nuevos. Y tengo ganas de hacer un segundo disco con canciones, ¡que espero no se pongan celosas!

- En este momento seguramente estarás pensando cómo transitar estos dos caminos, el del tango pero también ese ligado a las canciones, al "pop" según la determinación de los Gardel. ¿O todo confluirá en un único rumbo?

- No, yo creo que tendré vidas paralelas (risas). En lo que hago hincapié es en eso que decías, porque hay un montón de tangos clásicos hermosos, pero me gustaría incursionar como compositora. Obviamente tengo el apoyo de gente súper valiosa, como Javier Martínez Lo Ré (Ndr: el experimentado pianista que, además, dirige la Orquesta Escuela) o Sebastián Jarupkin. Javier siempre me dice: "Evelina, no le escape al tango".

Lejos de escaparle, Sanzo afronta el desafío con un formato de dúo que favorece tanto su lucimiento como el del dúctil guitarrista Julián Cicerchia. "Cada vez que ensayamos o tocamos los temas siempre son distintos. Nos escuchamos, yo voy fraseando de una manera y Julián me va siguiendo, o yo lo sigo a él. Realmente armamos un equipo de trabajo con mucha comunicación. Fue fuerte estar en un escenario tan grande como el de Cosquín los dos solitos con nuestra energía, que es fuerte y pareja", distingue la cantante, que maneja su camino desde la independencia y con una conciencia clara sobre la importancia de seguir alimentando sus "vidas paralelas". Esas mismas que convivirán en el show gratuito que mañana, desde las 20.30, Sanzo brindará en la Plaza Che Guevara de 27 de Febrero y Laprida, donde compartirá cartel con Cindy Lemas y Orestes Muñante.

"El sábado voy a hacer una presentación de doble personalidad (risas). Voy a tocar sola con guitarra y una loopera, con la que voy grabando cosas mientras toco. Así voy a hacer temas de Curandera y reversiones de algunos artistas uruguayos, y luego lo invitaré a Julián para hacer unos tangos", anticipa Sanzo, que todos los jueves a las 22 continuará con shows gratuitos en Frida Kahlo Bar (Balcarce 827), nutriendo a una agenda que sumará actuaciones en febrero (el 18 teloneará a Martín Buscaglia en Distrito Siete) y marzo, con un show junto a Esteban Morgado en Lavardén.

Compartir: 

Twitter
 

La cantante Evelina Sanzo y Julián Cicerchia en el escenario mayor de Cosquín.
Imagen: Gentileza De coplas y viajeros
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.