CULTURA / ESPECTáCULOS › HOY CIERRA LA FERIA ARTEBA, DONDE PARTICIPó SóLO UNA GALERíA ROSARINA.

¿Hay un mercado de arte en Rosario?

Galeristas, gestores culturales y libreros de arte despliegan estrategias para llegar al público en un mercado local arduo. ¿Vender en Buenos Aires o adaptarse a lo que hay? Responden Leandro Comba, Gabriela Gabelich y Maximiliano Masuelli.

 Por Beatriz Vignoli

Hoy cierra la 25º edición de la feria ArteBA que comenzó el jueves en el predio de la Sociedad Rural de Buenos Aires. Una sola galería rosarina integra su sección principal. ¿Qué pasa con el mercado del arte en Rosario? Diego Obligado, Gabelich Contemporáneo, tres locales en la Galería Dominicis, Espiria y la sala de arte de la librería Mal de Archivo (Moreno 477) son sólo algunos hitos actuales en un mapa de lugares tan mutables como incansable es la voluntad de quienes los gestionan. Rosario/12 dialogó con tres de ellos. Desde el pesimismo al optimismo, ofrecen miradas muy diversas sobre el tema.

En cuanto a la estrategia de abrirse a otros mercados, este diario habló con Leandro Comba, curador de la galería Diego Obligado, que este mes celebra sus cuatro años de existencia y participa por segundo año consecutivo en la sección principal de la feria ArteBA, en el stand D4. Es la única rosarina de las 50 galerías que un riguroso comité de selección admitió en esta sección. El año pasado, Diego Obligado envió pinturas de Anselmo Piccoli, fotografías de Laura Glusman y obras de Mariana de Matteis. Este año se la juegan por tres artistas mujeres rosarinas, llevando instalaciones de Eugenia Calvo, dibujos en tinta de Mimí Laquidara y fotografías experimentales de Andrea Ostera. Además, dos artistas de la galería (Calvo y Román Vitali) participan de DIXIT, una prestigiosa curaduría en ArteBA. "Andrea y Eugenia gozan de gran reconocimiento crítico", afirma Comba. En cuanto a Laquidara, ya había sido incluida en el envío cuando ganó, junto con la fotógrafa Mónica Fessel, el concurso de la Editorial Municipal de Rosario para sus próximos dos libros de fotografía.

La galería se inauguró en mayo de 2012 en el local que aún comparte con Étnico (negocio de objetos de diseño) en Boulevard Oroño 29. Para agosto de este año, y como parte de una "instancia de mayor profesionalización", instalarán el local propio en Güemes y Oroño.

Cuenta Comba que el logro local fue "subsistir", a la vez que la galería desarrollaba "una estrategia de abrirse a otros mercados, como Buenos Aires y otros lugares, donde están los coleccionistas", resume el curador. Y es obvio que en este sentido ArteBA es un punto clave.

Contemporáneos con un perfil de experimentación

Gabriela Gabelich, artista y gestora cultural, es una militante inclaudicable del arte contemporáneo rosarino desde 1989, cuando fundó el grupo Rozarte junto a otros estudiantes y egresados de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Rosario. Desde 2009 a 2013, Gabelich se desempeñó como directora del espacio Cultura Pasajera, en el Pasaje Pan. Desde mayo de 2013 viene coordinando Arte Contemporáneo Espiria, en el restaurante Espiria (Montevideo 2124).

Y el pasado sábado 23 de abril, en una tarde tibia y soleada en medio de una racha de lluvias, inauguró su propia galería: Gabelich Contemporáneo. Ubicada en la planta alta de una remozada casona con terraza en Pueyrredón 611 (esquina San Lorenzo), dispone de tres amplias salas para exhibir y difundir producciones con un perfil orientado a la experimentación en diversos lenguajes, por artistas emergentes o consagrados, de Rosario y otros lugares. Se trata de estimular "el cruce entre la producción artística, la curaduría, el coleccionismo y el público", anuncia. "Nuestra ciudad desarrolla una importante actividad cultural, sus artistas son reconocidos en el país y en el mundo por su calidad, pero no siempre el nivel de producción está acompañado con el nivel de difusión. Las galerías de arte, lamentablemente escasas en la ciudad, son un agente esencial en el desarrollo de las escenas locales y de un mercado de arte", afirma.

Nuevamente apostando a la creación de arte y de lazos sociales en un momento difícil, la galería se abre con Bienvenid*s, muestra colectiva de calidad museográfica, tanto en el montaje como en las obras. Se expone una de cada artista de la galería; hay pinturas, dibujos, un video, esculturas y objetos. Ellos son Manuel Ameztoy, Ernesto Arellano, Inés Beninca, Laura Echenique, Ana Gallardo, Paula Grazzini, Mauro Guzmán, Gastón Herrera, Florencia Laorden, Cecilia Lenardón, Gustavo Nieto, Luis Rodríguez, Bárbara Sandoz, Lila Siegrist, Alejandro Somaschini, Alejandra Tavolini y Diego Vergara.

Sale obra gráfica con libro (¿o viceversa?)

Maximiliano Masuelli y Ana Wandzik comercializan arte y libros desde 2009. Fue entonces cuando fundaron Iván Rosado, en un local de Barrio Belgrano donde Masuelli organizaba exposiciones desde 2003. Hace seis años lo mudaron a su casa en calle Salta y hoy es el nombre de la editorial que codirigen, cuyo lugar de trabajo es la librería Club Editorial Río Paraná (Galería Dominicis, Catamarca 1427, local 9), que alquilaba el local 12 y que en 2012 formó parte de la efímera escena de Barrio Refinería. Tanto entonces como ahora tuvieron de vecina a la artista plástica y gestora cultural Virginia Negri, cuyo espacio de arte, Embrujo, ocupa el local 2 (a la vuelta, por Corrientes). En el 12 se encuentra ahora Estudio G, local de arte y diseño. La confluencia entre los tres hace de la primera galería comercial que tuvo Rosario un lugar de encuentro para los artistas. Masuelli y Wandzik también editan su propio fanzine, Unión y Amistad.

"Relacionamos la obra con el libro", cuenta Masuelli. "Este es un lugar para curiosos eternos. Está la opción de comprar un combo: libro con dibujo o serigrafía, de artistas como Daniel García, Pauline Fondevila o Max Cachimba. También hacemos pequeñas muestras en la vidriera o en repisas. Vendemos mucho, grabados y dibujos que acompañan los libros que editamos. Los libros de Juan Grela se venden con obra gráfica de él. Dibujos de Juan Hernández salieron con el libro de Cristian Monti; está muy relacionado para nosotros. ¡Hay un montón de casas con las obras que hacemos desde acá! Y la unión entre libros y obras de formato pequeño y accesible me sienta bien. Es nuestro collage con Anita. Y la editorial Iván Rosado es un poco eso".

Compartir: 

Twitter
 

Diego Obligado, con artistas de su galería en el stand de ArteBA; en el panel, dibujos a tinta por Mimí Laquidara.
Imagen: Sebastián Vargas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.