CONTRATAPA › FOTOGRAFIANDO LA ZONA

De perras y perritos

 Por Adrián Abonizio

* El pibe, que va en el asiento trasero, observa el paisaje conocido de la ciudad a las 7 de la mañana. El aire aún no está cargado de humo ni hay olores a hollín concentrados. Leyendo el lateral de un camión de basura advierte. "!Cuidamos el medio ambiente". "Sí -acota- cuidan solo un medio, el otro medio lo ensucian", mientras coteja como por su escape el vehículo lo quiere obligar a darse una bocanada de veneno. Un gordito deja de regalo en la vereda el excremento monumental de su mascota. "Los cerdos están mejores que nosotros", concluye.

* En ciudades de China, como Pekín, un nuevo accesorio se convirtió en exitoso objeto de moda: Se trata de un llavero conformado por una especie de bolsita plástica, que tiene en su interior un líquido donde habita un pequeño animal vivo. Para mantenerlo, la bolsa contiene un "líquido nutritivo" el cual permite alimentarlo por dos meses, además, también posee oxígeno, para que la mascota pueda respirar. Tortugas, peces y salamandras, entre otros son encerrados al vacío para confeccionar este adorno. Luego de los sesenta días, adiós mascotitas. ¿Un paredón con fusilería punitiva para los inventores?, piensa él. Y esquiva una pichicha a riesgo de que otro auto le roze la puerta.

* "Nunca pagué por mujer alguna", se jactaba el tipo cuando hablaban de ellas. El amigo, el chapero que instalaba un lateral le recordó que estaba casado y lo había visto fastidiado, infeliz en la vida. "Ese es el pago", dijo el tipo, soltero, eficaz, sin culpa y sin amor, pero inobjetable y certero. A los meses, el amigo regresó y lo palmeó. Se había separado de golpe y andaba a la deriva. "Estarás pensando ahora qué hago, ¿no?" dijo el chapero. "Pensá en el peligro que corriste y en la plata que perdiste...y después fijate cuando hablás agrandado acerca de no pagar por las hembras", cerró lacónica, tangueramente. "Estoy pagando por dos", dijo el amigo sincerándose. Y al mejor estilo chiste Del Sel culminó: "Por mi ex mujer y el tratamiento de nuestra perra".

* Ya los había visto y escrito sobre ellos: perros atropellados que al costado de la ruta se iban degradando hasta ser osamentas, cuero seco y finalmente polvo. Cuando iba llegando al puente blanco de la ruta esperaba ver al bicho de siempre. Lo distinguió pero entendió que llevaba companía: Había otro, chiquito, fresco, un difunto reciente. "El muerto tuvo cría", se dijo y siguió a cien por hora.

* "!Todos los que tienen jaqueca van arriba de una limusina", exclamó de la nada su hijo de ocho años inventando su propio rap. Y su padre, ducho en lecturas y laberintos del lenguaje inconciente, no sabía si la oración era política, surrealista o la descarga sonora de un pibe que entendía de todo sin entender de nada. "!Todos los de las limusinas asesinan!", agrega, para culminar aclarando con la coda: "!A tu mamá, al perro, al gato y a tu madrina!".

* "Esta bandera hecha de mugre, sangre de pobres y balas es la que hay que honrar descubriéndose cuando se la iza o se la baja", le dijo el padre al hijo que remiso a quitarse el gorrito, entendió al fin el porque de hacerlo. "Vean -les dijo a las maestras- acaban de presenciar una lección de Educación Democrática". Y les contó la historia del perro de la Integral Fisherton, en otra época de gloria, cuando lo dejaban sentarse con el resto del alumnado a oir los compases del Himno Nacional. "Sabía la letra mejor que todos nosotros", acotó.

* Los chinos comen perros, las viejitas adoran a los perros, por ende deberían organizar cruzadas de fe y por Pami, en lugar de ir a La Falda o a Las Termas o a cualquier otro sitio deprimente con que las consuelan de toda una vida de trabajo, deberían exigir un viaje final a China y rescatar a todos esos perritos que esperan la guadaña en sus jaulones de hierro, en la parte de atrás de los restaurantes,

* "Rabat, 4 abr (EFE).- Un marroquí fue detenido ayer en pleno centro de Casablanca con 37 perros muertos y despellejados, y según su confesión listos para convertirlos en salchichas. Los mezclada con colorantes y productos químicos para hacer pasar la carne por picadillo de ternera y comercializarla en un país donde el perro es particularmente despreciado". La viejita lee la noticia y se indigna no ya por el crimen sino porque algunos consideran insignificantes a los canes que ella tanto ama y los sabe seres superiores.

* La perra le avisaba todo: Cuando alguien entraba al garage, si sonaba el teléfono, si había gatos cerca y cuando llegaba su novia. Esa mañana, el tipo, de malhumor, le pateó las ancas. Al rato hizo entrar por una puertita a su amante que solía visitarlo de mañana. Cuando su novia arribó al lugar imprevistamente, descubrió que la Chila, la perrita ni ladró al verla y en cambio se echó en el piso apuntando con el hocico hacia donde estaba el tipo y su circunstancia.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Andrés Macera.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.