CORREO

100 días

Se cumplieron los "100 primeros Días de Gestión" del gobierno socialista y la realidad muestra que el tan promocionado "cambio" de los eslogans de campaña aún no se hace visible para los santafesinos.

Sabiendo que lo que no se ejecuta en los primeros meses de gobierno después tiene un mayor costo político, el funcionariado binnerista comenzó tempranamente a tomar decisiones tales como la reforma de la ley de ministerios y el incremento de sus sueldos y viáticos. Con la nueva ley ministerial se crearon 4 nuevos ministerios, por lo cual ahora son 12 en total. Se desdoblaron varios ya existentes como el Ministerio de Gobierno, Justicia y Culto que se dividió en Justicia, Seguridad y Gobierno y Reforma del Estado, o el Ministerio de Educación, del cual se independizó el Ministerio de Innovación y Cultura﷓ y otros que eran secretarías pasaron a tener rango ministerial, tal el caso de Trabajo. Más allá de lo que representa éste último caso, no es menos cierto que se incrementaron exponencialmente el número de cargos políticos, técnicos y administrativos y comenzaron a aparecer los problemas de desorganización ya que, como es obvio, no es fácil dividir las tareas, el personal y la documentación por ejemplo, del ex ministerio de Obras, Aguas y Servicios Públicos entre dos nuevos ministerios con sedes físicas separadas y superposición de áreas. Baste como ejemplo citar la existencia de dos dependencias dedicadas a la Cooperación Internacional, una en el Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado y otra en el de Producción. Asimismo, se vieron las primeras fracturas con algunos aliados del Frente Progresista, quienes no obtuvieron cargos de alta jerarquía (recordemos que los ministerios están al mando de binneristas de paladar negro); como así también la escasez de recursos humanos propios que sean conocedores de la dinámica provincial para llenar las segundas líneas de los organigramas; motivo por el cual debieron acudir a personal técnico ajeno, como ser el caso de los administradores provinciales, quienes en muchos casos fueron nombrados como viceministros y subsecretarios. En cuanto a los sueldos de los altos funcionarios, los mismos han pegado un salto exponencial. El salario del gobernador creció de $ 7.000 a $10.992 y el de los ministros a $9.754. Asimismo, los viáticos diarios de manutención de los funcionarios se incrementaron recientemente un 200%. Por otra parte, se dio de baja la limitación relacionada con los gastos de homenaje y cortesía que hasta el año pasado eran exclusivos del gobernador. Estos han sido extendidos a la vicegobernadora y a todos los ministros. Cabe preguntarse entonces, cómo puede todavía defenderse una imagen de austeridad, en contraposición a los supuestos excesos de las administraciones justicialistas, cuando se comienzan a derogar, lentamente, todas las limitaciones de gastos impuestas por estas últimas. Pero los privilegios no son solo para quienes gobiernan la provincia. La municipalidad de Rosario asiste a una rápida solución a sus problemas financieros a través de fondos de coparticipación, sistema criticado arduamente por el actual intendente hasta el pasado año.

Arturo Gandolla

Presidente de bloque de concejales del Frente para la Victoria PJ de Rosario

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.