SOCIEDAD › VUELVE LA MAESTRíA EN ESTUDIOS DE GéNERO EN HUMANIDADES Y ARTE.

Mundo simbólico de las mujeres

La carrera de tres años y de periodicidad quincenal convoca a alumnas de todo el país, e incluso extranjeras, por su abordaje interdisciplinario. Se dicta desde 1993 y los seminarios son los viernes a la tarde y los sábados por la mañana cada 15 días.

 Por Sonia Tessa

El lugar de las mujeres en la historia, las relaciones de género, son temas que cada vez más impregnan la agenda pública. ¿Cómo se forjaron los movimientos de mujeres? ¿Cuáles son los mundos simbólicos que se ponen en juego cuando se habla de ellas? ¿Quiénes fueron las precursoras del feminismo allá en la Revolución Francesa? Para responder esas preguntas y muchísimas más, el 20 de abril comienza una nueva cohorte de la Maestría en Estudios de Género que se dicta desde 1993 en la Facultad de Humanidades y Arte de la Universidad Nacional de Rosario. La carrera de tres años y de periodicidad quincenal convoca alumnas de todo el país, e incluso extranjeras, por su abordaje interdisciplinario. Con docentes prestigiosas como la antropóloga Mónica Tarducci, la abogada Susana Chiarotti y la socióloga Ana María Amado, entre otras, la Maestría aborda temas más amplios que otras similares: trabajo, legislación, mundo simbólico, son algunos de los tópicos que se ven en los seminarios.

"La maestría surgió por el trabajo denodado, insistente y militante de Hilda Habichayn, que se jubiló hace unos pocos años", relató la actual directora académica, Mónica Tarducci, quien dicta el primer seminario, llamado "Feminismo y construcción histórica de la problemática de género".

Como buena feminista dispuesta a hacer visibles a las predecesoras, Tarducci subraya una y otra vez la labor de la fundadora de esta maestría. "Hilda primero creó el Centro de Estudios Históricos de las Mujeres y luego del CEIM (Centro de Estudios Interdisciplinarios de las Mujeres) que funcionaba con un apoyo solidario de la gente de Historia, en Humanidades. Este segundo centro se creó a fines de los 80, o principios de los 90. Hilda veía el auge de los estudios de género y dijo: 'Por qué no una maestría'. Eso lo impulsó cuando no había algo así en toda Latinoamérica. Esta, que se lanzó en Rosario en 1993, fue la primera. Hubo sí, en otros lugares, seminarios sueltos, la especialización que propuso Gloria Bonder en 1987, en Buenos Aires", relató Tarducci, entusiasmada porque "Rosario fue un terreno fértil", ya que la carrera continuó de manera ininterrumpida.

"Lo que tiene de bueno la maestría es que no solamente podés cursarla como carrera, sino también como seminarios que cuentan en los doctorados", apunto Tarducci sobre las posibilidades que brinda esta especialización pensada no sólo para personas que se desempeñan en el ámbito académico sino también para aquellas que forman parte del movimiento de mujeres desde otras trincheras. Así ocurrió durante todos estos años. "Rosario es mi espacio de felicidad y esta maestría aún más. Es que cuando vas a un encuentro, o ves a las alumnas en Buenos Aires, algunas son funcionarias de gobierno, otras escribieron libros, es la parte ególatra de una. Pusiste un granito de arena para cambiar las mentalidades, o para darles herramientas teóricas que den sentido a su tarea de tantos años", apuntó Tarducci, quien subrayó que en la maestría, y en Rosario en general, "se da el compromiso político y lo académico entreverado como debe ser".

La directora de la Maestría considera que se trata además de un espacio de reflexión política para quienes vienen desarrollando una práctica, pero no se han sentado a hacer un aprendizaje teórico, a escribir o a pensar sobre algún tema. "En este tipo de maestrías hay alumnas y alumnos de distintas pertenencias, puede haber una abogada, una militante de base, alguna académica", enfatizó. Eso contribuye a la riqueza del intercambio.

Sobre el programa, Tarducci adelantó: "La idea es que sea interdisciplinario. Ahora hemos hecho un pequeño retoque, tiene una corriente epistemológica, siempre desde el punto de vista feminista, sobre la construcción histórica del feminismo, las materias metodológicas y después género y movimientos sociales, legislación, familia, mundo simbólico, sexualidad, políticas públicas", enumeró Tarducci, quien se hizo cargo de la dirección en 2007, aunque es profesora desde el comienzo. "Fue un sueño que compartimos con Hilda y doy la primera materia, que es Feminismo y construcción histórica de la problemática de género. Allí vemos cómo surgen las mujeres como sujeto político y el feminismo, el cambio que significó el feminismo de la segunda ola, una visión histórica. Lo que yo trato de ver es el movimiento feminista, a veces se pierde de vista a las autoras fundamentales y cómo surge, cuando uno dice que es un fenómeno moderno que surge en la revolución francesa a muchas personas les resulta extraño. Pero hay que rescatar a quienes nos precedieron, no pensar que las cosas las inventamos en el último momento. Y al feminismo, como a todo grupo emancipatorio, la historia no lo tiene en cuenta", desgrana la antropóloga casi como un adelanto de lo que brindará en su seminario. El dictado de los seminarios es los viernes, desde las 18 y los sábados, desde las 9, cada 15 días. "Es la manera más cómoda para las alumnas que no son de Rosario, porque tenemos maestranzas de Salta, Jujuy, de Santa Fe, de Buenos Aires", apuntó Tarducci. Para inscribirse, se puede mandar un mail a [email protected] hasta fin de mes.

Compartir: 

Twitter
 

Congreso del Partido Feminista Argentino en 1983, cuando recién retornaba la democracia.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.