PSICOLOGíA

Las pasiones, un gran tema para la cultura, ubicadas como ideal

Este sábado, Alicia Alvarez, Amalia Cuenya y Alicia López Groppo presentarán la Publicación de Psicoanálisis Fluctuat Nec Mergitur, dedicada a las pasiones y sus destinos.

 Por Irene Di Matteo *

El tema de las pasiones es un tema que desde el principio de los tiempos agita los espíritus y consume plumas y ríos de tinta. Filósofos, escritores, poetas, músicos en la ópera, más cerca también en el cine, han escrito de diverso modo, han trazado huellas buscando describir y discernir ese fenómeno particular. También la psiquiatría vinculándolas con la psicosis.

Es así que las pasiones han ocupado un lugar en la cultura. Han sido ejercidas, siguen siendo ejercidas, a veces exaltadas, valoradas, otras denostadas. La sociedad las mantuvo como ideal llevado hasta el heroísmo. Tuvieron sus leyes, su preferencia por la desgracia, el sufrimiento, ﷓verdadera meta de la separación﷓ y la muerte. Morir por amor era sublime. Amor﷓pasión, Pasión﷓muerte. Búsqueda de lo Uno que unifique. Fusión del ser en la pasión. Más adelante, esa pasión como ideal entró en conflicto con otros ideales, y entonces fue reprimida o vivida secretamente. Fueron consideradas vicios, perturbaciones. Fueron clasificadas en pasiones fundamentales o principales y secundarias. Fueron numeradas, una de las categorías aristotélicas, cuatro para los escolásticos, tres para Spinoza, seis para Descartes, tres para Freud, tres para Lacan, en principio.

Ustedes saben que el término pasión se define como algo o alguien que es sujeto pasivo de otra cosa. Decir pasional es suponer a alguien arrastrado, pasivo, respecto de una pasión. El sujeto es jugado, no es el agente.

Si pensamos las pasiones, siguiendo a Spinoza, como 'pasiones humanas', que pertenecen a la categoría de lo humano, entonces, si se trata de lo humano, se trata del ser﷓hablante, de la marca del sujeto dividido consigo mismo. ¿Qué mejor que proponerles hoy comenzar con una pasión primordial en el sentido estructural del término: la pasión del significante? Pasión que el significante opera en el ser. Como efecto, apertura a una nueva dimensión, ya no es el hombre el que habla solamente, sino que en el hombre, 'ello' habla. Determinación por el significante. Inconsciente que se ordena en un discurso.

Las pasiones, ¿se piensan únicamente como pasiones del yo o pueden abordarse desde otra perspectiva? Pasiones del yo y pasiones del ser ¿se refieren a lo mismo? ¿Se trata, como se infiere en Freud, de tendencias coercitivas del ello, de cuya presión el yo se defiende?

Lacan, primeramente, ubica las tres pasiones del ser del siguiente modo: en la unión entre lo Simbólico y lo Imaginario el amor, en la unión entre lo Imaginario y lo Real, el odio, y en la unión entre lo Simbólico y lo Real, la ignorancia. Hablamos de tres pasiones del ser: amor, odio y pasión por la ignorancia. Por último, entendiendo que un término no vale por sí mismo, sino en la medida que es puesto en relación con otros elementos procurando su formalización, menciono como posibilidad articular el término pasión al concepto de pulsión y a las nociones de goce y de pulsión de muerte, ya que están, a mi criterio, íntimamente implicadas.

* Psicoanalista. Comité de Redacción de Fluctuat Nec Mergitur. Fragmento de las palabras de apertura en un Foro de Trabajo sobre el tema.

Compartir: 

Twitter
 

La pasión de Cristo, el máximo ejemplo de heroísmo que construyó la cultura occidental. En esta lógica, morir por amor era sublime, porque el ser se fusionaba en su pasión.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.