CIUDAD

Flores de Cristina "para la Rosario pujante y del crecimiento sostenido"

Fue en el acto de adjudicación de la obra para la reparación de los muelles del Parque España. "La inversión estatal se hace sin distinciones políticas", remarcó la Presidenta.

 Por Guillermo Zysman (desde Buenos Aires)

Con gestos conciliadores hacia Hermes Binner y Miguel Lifschitz, y puentes hacia todos los santafesinos, la Presidenta formalizó ayer la adjudicación de una obra más que esperada por los rosarinos: la reparación de los muelles del Parque España que se desmoronaron tres años atrás mediante el aporte de 55 millones de pesos. Según Cristina Fernández de Kirchner los trabajos a realizarse aportarán un valor agregado a la "Rosario pujante y del crecimiento sostenido". La jefa de Estado comentó además que entre obras públicas en ejecución y las ya inauguradas, la Nación lleva invertidos 3000 millones de pesos en la provincia. "Un ejemplo del país federal que queremos, donde la inversión estatal se hace sin distinciones políticas", remarcó. En lo que fue su primer contacto cara a cara con Cristina desde que expresó sus diferencias con la Casa Rosada en torno al conflicto con el campo, el gobernador expresó su alegría por la recuperación de la costa central de la ciudad, "para los santafesinos y todos los argentinos". El intendente se retiró de Balcarce 50 con más promesas bajo el brazo y un trato afectuoso de parte de la Presidenta. Crecimiento económico y redistribución de la riqueza, otros tópicos del breve discurso de CFK.

Con la sorpresiva presencia de Binner ﷓no estaba contemplado en el protocolo y fundamentalmente por razones políticas﷓, el Gobierno culminó ayer un prolongado raid burocrático que comenzó en marzo de 2005 tras el derrumbe parcial de los muelles del Parque España. El secretario de Transporte, Ricardo Jaime, y el ministro de Planificación, Julio De Vido, rubricaron el contrato de adjudicación a una UTE para que en 30 días se inicien las obras de reparación de la ribera central.

Fue un acto breve. Duró apenas 20 minutos. Rosario jugó de local ya que la casi totalidad de los asistentes eran directa o indirectamente actores interesados o involucrados con la obra que se estaba adjudicando. Al costado del atril se ubicaron Binner, CFK, Jaime, De Vido, el ministro del Interior, Florencio Randazzo y los secretarios de Legal y Técnica, Carlos Zanini y el de Turismo, Carlos Meyer. Su presencia no fue casualidad: si bien la Nación encaró la obra por cuestiones de competencia jurisdiccional sobre el río, los funcionarios nacionales se encargaron de resaltar una y otra vez la importancia de la obra para potenciar la actividad turística de la ciudad.

Jaime fue el encargado de describir la obra ﷓que tiene un plazo de ejecución de 300 días﷓ y de especificar la importancia estratégica para la zona, en especial en lo relacionado a su cartera, en cuanto a la integración de los actividad portuaria, las vías navegables del país y las ciudades.

Binner, que había ingresado al Salón Sur flanqueando a la Presidenta, fue escueto en sus palabras. "Es para nosotros una gran alegría estar aquí en este acto que permite recuperar la costa central de la ciudad", ponderó para después recordar que allí antiguamente se desarrollaba actividad portuaria, que fue trasladada para ser destinada al uso público. "La caída de esos viejos muelles de madera fueron un déficit para la recreación, el turismo y el disfrute de todos los argentinos", planteó el gobernador. Cerró su alocución agradeciendo personalmente a la Presidenta por el aporte. Si bien el trato entre ambos no fue frío, tampoco abundaron los diálogos y las complicidades.

Cristina arrancó con guiños hacia Binner y Lifschitz. "Es un gusto tenerlos acá. Esta obra es importante para ustedes y para nosotros ya que el muelle (a repararse) está a metros del Monumento a la Bandera de todos los argentinos", indicó. De inmediato rescató la importancia de la inversión estatal en "cada una de las provincias, sin ningún tipo de distinción política". En ese marco la Presidenta mencionó los 3000 millones de pesos que la Nación lleva invertido en la provincia de Santa Fe "excluyendo esta obra, entre tareas en ejecución y otras ya inauguradas".

Según CFK la obra ayer adjudicada "no sólo beneficiará a los vecinos de Rosario sino que además mejorará la calidad de vida (de los rosarinos) y permitirá recuperar aún más a la ciudad pujante y del crecimiento sostenido". Sobre el final informó sobre el crecimiento de la actividad económica en febrero (8,7 por ciento) "pese a los pronósticos agoreros", momento en el cual incursionó en el terreno de la redistribución del ingreso, en un tiro por elevación a las entidades del campo. El cierre vino de la mano de un nuevo guiño hacia Lifschitz (ver aparte).

Compartir: 

Twitter
 

"Es un gusto tenerlos acá", dijo la Presidenta en alusión a Binner y Lifschitz. El gobernador expresó su alegría por la recuperación de la costa central de la ciudad.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.