OPINIóN

Es necesario garantizar los derechos

 Por Mujeres Kirchneristas*

El pasado jueves 30 de julio se realizó una nueva convocatoria de un grupo de personas que se manifestaron frente al Hospital Iturraspe de Santa Fe, oponiéndose al derecho de las mujeres a la Interrupción Legal del Embarazo. Un derecho consagrado en nuestro ordenamiento jurídico desde 1921.

Lo decimos con claridad: si alguien se opone al ejercicio del derecho de otra persona es un/a anti﷓derecho, no es un/a militante a favor de nada sino un actor/a que está en contra de aquello que la sociedad a través de su ejercicio soberano construye para el bien común.

La muerte de Ana María Acevedo en este mismo hospital, una joven a quien le negaron su derecho a la interrupción legal del embarazo por razones éticas, morales y religiosas, es un caso emblemático y puso en evidencia la realidad que padecen cientos de mujeres que, por pobres, son discriminadas en el sistema de salud pública de la provincia, sometidas a tratos inhumanos y degradantes.

Ejemplo de ello es lo que está sucediendo en el Servicio de Ginecología del Hospital Iturraspe donde todos los médicos y médicas se niegan a cumplir la ley impidiendo el acceso de las mujeres a la interrupción legal de su embarazo cuando esté en peligro su vida o su salud o en casos de violación, escudándose en que son objetores de conciencia, conducta que invade la autonomía de las mujeres.

Nuestros cuerpos no son una vasija, nuestro útero no es un depósito y nosotras hace años que hemos dejado de ser incapaces de derecho para las leyes, por lo tanto no aceptamos que ningún grupo de personas ﷓especialmente integrado por un cura con sotana y mayoría de varones﷓ quieran presionar a las autoridades del hospital y del Ministerio de Salud de la Provincia para impedir que se realicen prácticas legales de interrupción de embarazos.

El Ministerio de Salud de la Nación, a través del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable ha actualizado la Guía de Interrupción Legal del Embarazo acorde a lo dispuesto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo F.A.L. del año 2012 y la Provincia de Santa Fe ha adecuado su Protocolo a esta Guía Nacional. Estas son las normas que rigen en nuestra Provincia, esto es lo que debe cumplirse en todos los efectores de salud de Santa Fe. Esto también debe cumplirse en el Hospital Iturraspe.

Por todo esto, los movimientos de mujeres de Santa Fe, que históricamente luchamos por la conquista y el cumplimiento efectivo de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, no estamos dispuestas a dar ni un paso atrás y no permitiremos que los sectores conservadores nos hagan retroceder en los derechos conquistados.

Y tampoco permitiremos que la corporación médica intente diluir sus responsabilidades queriendo hacer cargo a otros efectores de lo que les compete hacer. Repudiamos las declaraciones del médico jefe del Servicio de Ginecología del hospital Iturraspe, Samuel Seireff, que dijo que las mujeres podían ir a hacerse atender al Hospital Cullen.

¡Ni el Cullen, ni el Iturraspe ni qué ocho cuartos! ¡Si la mujer que necesita una práctica de interrupción legal del embarazo va al Iturraspe, se la atiende en el Iturraspe! Y si no quiere el jefe del servicio ni ningún otro profesional hacerse cargo, que se vaya del hospital público porque nunca su derecho particular, individual de ampararse en la objeción de conciencia está por encima del derecho público de toda la sociedad de acceso al cumplimiento de la ley. Los/as médicos/as intentan, escudados en la objeción de conciencia analizar conductas ajenas con parámetros de vida propios.

Y no lo vamos a permitir.

Consideramos que el responsable del área debe estar capacitado para garantizar el derecho a la salud de toda la población. Si no puede garantizar este derecho básico dentro de un hospital público, en una de las áreas más sensibles para las mujeres, no está a la altura de las circunstancias. Las mujeres necesitamos en los lugares de jefatura y conducción, profesionales que den respuestas a las necesidades y se involucren con los tiempos de conquistas sociales que estamos viviendo.

Exigimos que el Estado provincial cumpla su obligación como responsable de la salud pública de garantizar que en todos los hospitales y efectores de salud de la Provincia de Santa Fe se cuente con los recursos humanos para que se realicen las prácticas médicas necesarias, sean estas medicamentosas o de intervención.

No permitiremos que la Provincia incurra ni en un caso más de violación de los derechos humanos de las mujeres.

¡No más Anas Marías Acevedo!

¡Ni una menos! ¡Ni un paso atrás!

*Frente de Mujeres del Movimiento Evita - Mujeres Para la Victoria - Militancia Para la Victoria - Partido Comunista -Partido Solidario.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.