CIUDAD › VOLVIó A FRACASAR EL DEBATE POR EL AUMENTO DEL BOLETO EN LA COMISIóN

Algunos ediles piden detalles

A pedido de la oposición, se pasó a un cuarto intermedio para que el Ejecutivo envíe nuevos datos y se convoque a concejales de los bloques que no están en Servicios Públicos. Agustín Bermúdez amenazó con no pagar los sueldos el jueves.

El aumento del boleto del Transporte Urbano de Pasajeros volvió a quedar en borrador y sin consenso. La mayoría oficialista en la comisión de Servicios Públicos del Concejo no consiguió sacar adelante el debate hacia los 6,65 pesos que pretende para cubrir el desfasaje del 17% que señala el estudio de costos. Los ediles de la oposición se plantaron ante la falta de información por parte del Ejecutivo y la sospecha de que el sistema no recauda todo lo que debería desde las fuentes que le tributan por ordenanza. Por lo tanto, ayer hubo cuarto intermedio para que el Ejecutivo suelte ciertos números que faltan y la oposición pidió que se sumen al debate otros bloques que no tienen representación en la comisión clave, donde el Frente Progresista tiene 4 votos sobre 7. Hasta aquí, los miembros Osvaldo Miatello, María Julia Bonifacio y Jorge Boasso anticiparon su negativa a acompañar ningún aumento en estas condiciones.

El contexto del asunto más tenso de la agenda local es la advertencia del empresario Agustín Bermúdez, titular de Rosario Bus, de que el pago de sueldos que operará el jueves corre riesgo si la actualización de la tarifa no se destraba y continúa lo que define como "un déficit". Si eso ocurre, lo saben, la UTA dispondrá de inmediato un paro total del transporte, con el costo político que ello implica para la gestión Fein. Pero la oposición se niega a concederle vía libre al Ejecutivo para aplicar un incremento sin mejoras del servicio y con la presunción de que se retacean recursos, según contaron ayer algunos de sus exponentes. El más flexible de los opositores admite que votaría un boleto de 6 pesos como máximo, pero antes exigen que el Ejecutivo conteste las dudas que tienen sobre la constitución del Fondo Compensador del Transporte y que explique cómo y en qué ha mejorado el servicio, de cara a la licitación del sistema completo que se realizará este año.

"Vamos a responder in voce a cada uno de los planteos relacionados con los fondos provenientes del Casino, del estacionamiento medido y del Fondo Compensador. Está absolutamente claro que todo lo recaudado se derivó en porcentajes correspondientes al Fondo Compensador", dijo un airado Carlos Comi, titular de la comisión, tras aceptar el cuarto intermedio. "No queremos que la ciudad enfrente un paro de actividades en el TUP", recalcó.

"Acá hay muchos datos todavía por controlar, y que el Ejecutivo se comprometió a enviarnos", reclamó la concejala del PRO, María Julia Bonifacio, quien recordó que el Estado provincial sigue ausente en la torta de subsidios al TUP rosarino y que encima hay dudas sobre la probable subejecución de los presupuestos de las empresas municipales Semtur y La Mixta.

Reconoció Bonifacio que "la tarifa necesita algún ajuste", pero exigió detalles de las fuentes de financiamiento del sistema. "Las multas aumentaron considerablemente, creemos que el aporte del Casino tendría que ser más que los 800.000 pesos que figura, y no es el único porque en Rosario hay muchos espectáculos, discotecas. Tenemos en líneas generales que el Fondo Compensador aumentó considerablemente, pero creemos que podría haber aumentado más, de modo que quizás todo el incremento no deba pasar por el bolsillo del usuario. Antes de tomar una decisión, queremos analizar los números", se plantó.

Ayer la situación lucía estancada. Bonifacio juró que su intención es "llegar al mayor consenso posible y de la mejor manera para que la tarifa no sufra ningún incremento, a pesar de que los servicios y los costos han aumentado por la situación de crisis existente y, si bien a uno le gustaría que la provincia participe, creemos difícil que se pueda generar una alternativa en corto plazo y por ende, esas sumas no van a llegar en tiempo y forma al sistema y es por ello que se debe buscar otro mecanismo". En pos de ese consenso, la edila del PRO le corrió la raya aún más al oficialismo y propuso que se sumen al debate los que no integran la comisión de Servicios Públicos: "Aquí no están representados el Frente para la Victoria, ni el sector de (Héctor) Cavallero, ni el bloque de (Carlos) Cossia, el de (Fernanda) Gigliani ni de (Diego) Giuliano. Creo que deben participar ellos también", azuzó.

El edil del bloque Compromiso por Rosario, Osvaldo Miatello, repudió la advertencia del oficialismo sobre la posibilidad de una huelga de colectiveros si el aumento no sale. "Otra vez el oficialismo vuelve al a carga con lo mismo. Es hora de que nos sentemos a evaluar respuestas definitivas sobre mecanismos y alternativas de financiamiento y no sólo poner parches. Así como las bancadas opositoras presentamos pedidos de informes e inquietudes, el Ejecutivo debería tener la misma actitud. E incluso el Ejecutivo provincial debería hacer lo propio ya que de lo contrario dentro de cinco meses tendremos la misma situación".

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de la comisión, Carlos Comi, aceptó el cuarto intermedio que pidió la oposición.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.