CIUDAD › AYER SE REUNIO EL EJECUTIVO CON EL SINDICATO DE MUNICIPALES

La oferta de fin de año de Miguel

El gobierno ofreció un 10% de aumento como piden los municipales, pero desdoblado en febrero y marzo. Sueldo mínimo 1.200 pesos

El Ejecutivo local convocó ayer de urgencia a la cúpula del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario para hacerles una propuesta con la que, confían, podrían desactivar el paro de tres días dispuesto para la próxima semana que sumado a los asuetos por las fiestas; determinarían una semana completa sin trabajo para los agentes públicos. Teniendo en cuenta los paros que ya se hicieron efectivos en los últimos días "serían como once días completos de huelga, una locura", reflexionó ayer una fuente del Palacio de los Leones. El secretario de Gobierno Horacio Ghirardi fue el encargado de hacer la propuesta oficial a los directivos del gremio encabezados por el adjunto Antonio Ratner. Un 5% por ciento de aumento a pagar en el sueldo de febrero y otro 5% con las liquidaciones de marzo. Además, la garantía de que el sueldo de bolsillo más bajo en toda la administración será de 1.200 pesos. "Para el municipio es un esfuerzo de 40 millones más por año", aseguró Ghirardi a Rosario/12. El gremio responderá mañana.

"Estamos en el límite. Es todo lo que podemos ofrecer", dijo el secretario Ghirardi a este diario repitiendo la frase que usó cuando estuvo frente a los dirigentes sindicales de los municipales, ayer a la mañana. "Para nosotros será un esfuerzo de 40 millones extra en el año, teniendo en cuenta que la masa salarial de los agentes públicos de Rosario ya absorbe el 50% del presupuesto, cuando hace sólo cuatro años significaba poco más del 37% de esas mismas partidas".

La oferta del gobierno que encabeza el intendente Miguel Lifschitz intenta además, correr el escenario del conflicto al año que viene. Y por más que falten pocos días, el dato no es menor: Los municipales, al igual que los trabajadores de todos los sectores saben que el 2008 será el año de las partitarias. Por eso la intención era subir el piso salarial para arrarcar las discusiones desde otras posición.

Pero el Ejecutivo querrá sumar este "esfuerzo" a las negociaciones partitarias venideras. Por eso Ghirardi insistió en que "les reiteramos (a los dirigentes gremiales) lo que veníamos sosteniendo: La política salarial de 2007 está cerrada, y por eso la propuesta es a partir de los sueldos de febrero". Son apenas días, matices, pero de importancia cuando se vuelvan a sentar en paritarias.

El reclamo de los municipales es un aumento del diez por ciento en sus sueldos antes de fin de año. Si bien el intendente Lifschitz habló de la necesidad de ajustar salarios a la inflación, dio por cerrada la discusión para este año y pidió al sindicato que el diálogo se establezca recién en febrero o marzo.

En ese marco, el municipio envió al Concejo un proyecto propiciando aumentos de hasta un 50 por ciento en tasas y servicios (excluida la TGI), algo que recalentó el ambiente. "El mensaje que mandó el intendente justifica el aumento en una economía inflacionaria. Entonces por un lado nos niega la suba de precios a nosotros y por el otro dice que sí existe para aumentar los impuestos. Son las contradicciones del Ejecutivo", se quejaron desde el sindicato.

Compartir: 

Twitter
 

El secretario de Gobierno Horacio Ghirardi piloteó las negociaciones de ayer en el Palacio. "La propuesta significa para el municipio un esfuerzo de 40 millones por año", aseguró.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.