CIUDAD › ATROPELLADO POR UN AUTO

Víctima de atentado

 Por José Maggi

Oscar Bustos, testigo y querellante en la Causa Díaz Bessone fue atropellado por un vehículo que le provocó una doble quebradura en su pie izquierdo. "Me tiraron el auto encima porque sabemos quiénes son los responsables de la desaparición de nueve cadáveres que estaban en el cementerio de Granadero Baigorria, y se pusieron muy nerviosos", reveló Bustos a Rosario/12. La víctima del atentado, reveló además que estuvo "20 minutos tirado en el camino de tierra llamando al teléfono que me dió el Programa de Protección de Testigos, y nadie me atendió: ni los números que tenemos para llamar en caso de emergencia, ni siquiera el 911. Me terminó auxiliando un matrimonio del barrio donde vivo", se quejó Bustos.

"Todo ocurrió en la esquina de Orsetti y Asunción, el miércoles 2 de junio alrededor de las 20.30, cuando regresaba a mi domicilio de barrio Nuevo. Iba entrando al barrio cuando se aparece un auto VW Gol con vidrios polarizados. El auto hizo un amague como para esquivar un pozo, y se me vino encima. Es una calle de tierra y está todo parejo, no hay ningún pozo. Y se me vino encima a gran velocidad hasta que me doy cuenta y me tiro para que no me pegue de lleno, pero me pisan el pie entero con la cubierta delantera izquierda. Pude sacarla enseguida, sino me pasa la rueda trasera por encima también".

"Me llevaron al hospital Baigorria, donde espero dos horas y me sacan dos placas y ven que tengo dos fracturas: una en el tobillo y otro abajo. Me enyesaron, y me volví a casa. Ahí llame al Programa de Testigos y se encargaron de llamar a la policía para hacer la denuncia".

Bustos segura que llamó mientras estaba tirado en el calle de tierra pero que nadie lo atendió. "Está todo registrado en mi aparato: llamé a la policía y a todos los teléfonos que tengo para emergencias. Me dijeron que el Programa cambió de empresa y que no estaba solucionado el tema desde hace un tiempo".

"Voy a ir mañana (por hoy) a dejar sentada la denuncia ante la Fiscalía Federal Nº 2, porque ya denuncié el tema en la comisaría 24 de Baigorria. Ahí me aconsejaron que no denuncie nada más que un auto me atropello", remarcó.

Bustos asegura que "si bien la zona está sin mucha luz, es obvio que esta persona me ha esperado para hacer ésto, porque esa misma calle que es Orsetti, sigue y pasa por debajo de la autopista y ya no se ve casi nada, el auto desaparece fácil".

--¿Usted sospecha de donde viene la agresión?

--Tengo sospechas. Esto es político porque estamos desenmascarando un hecho que pasó en Baigorria durante la dictadura y que se terminó de concretar en 1984 antes del robo a los tribunales provinciales. Acá hay mucha gente implicada de Baigorria, hay un par de abogados, hay un par de personajes de la política. Es más hace un mes también en la casa de un familiar mío, lo fueron a patotear varias personas, y a mi me dejaron una amenaza en mi contestador. A ellos los amenazaron y le dijeron que los iban a matar.

--¿Qué es lo usted estaba investigando?

--Es el robo de cadáveres, en verdad una profanación, porque en el 84 cuando se investigó y se encontraron los cuerpos, después lo hicieron desaparecer. Esto fue en enero de 1984, y fueron hallados en el cementerio de Baigorria. Se llevaron algunos y dejaron los restos de nueve de ellos en el osario, y hasta el día de la fecha no se sabe nada de ellos. Recién en el 2005 gente del Equipo de Antropología Forense, se contactó conmigo para tratar de rearmar esa historia. Hasta ahora la única persona que tiene que haber tenido conocimiento de esto era el director del cementerio municipal en el 84, que debe saber qué hicieron con esos cuerpos. Y hay otro abogado que sospechamos que tiene complicidad", apuntó.

Bustos estuvo detenido en La Calamita durante diez días y reconoció el centro clandestino de detención en dos ocasiones: el 30 octubre de 2006 y quince días después.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.