CIUDAD › SOBRE EL CHICO DE 12 AñOS QUE MATó A UNO DE 15

Ejes para un abordaje complejo

"Me perdí. No sé lo que hice". Con esas palabras, Axel E., el chico de 12 años analfabeto que mató a otro de 15 el viernes pasado, manifestó su arrepentimiento. El chico, que se convirtió en la persona más jóven que provoca la muerte de otra, dentro de la provincia, permanece alojado en uno de los hogares del padre Tomás Santidrián, por orden judicial. Allí, "recibirá atención por parte de los equipos interdisciplinarios" de la provincia. "No nos olvidamos que hay otro chico fallecido y nos solidarizamos y ponemos a disposición de los padres y familiares", apuntó el religioso. Por su parte, la directora provincial de Promoción de Derechos de Infancia, Adolescencia y Familia, Mónica Varetto, indicó a Rosario/12 que "el niño no tiene antecedentes penales" y que "se analizará con profesionales su condición psíquica y clínica". Además, aseguró que los padres "son trabajadores y están muy angustiados por lo que pasó". La funcionaria, que negó el encierro del menor como una solución a su conflictividad, aseguró que "estos casos no se dan únicamente en los sectores de bajos recursos y marginales".

Axel "cometió un error y hay signos de arrepentimiento", comentó Varetto, quien además indicó que el chico "cursó muy poco tiempo la escuela primaria", aunque aseguró que recién hoy se realizará una entrevista con los padres para indagar las razones de esa falta de escolarización y su abandono a tan temprana edad.

Según indicó la funcionaria, hay tres ejes de análisis en casos con esta complejidad: "En cuanto a lo jurídico, la ley establece la no punibilidad de los niños menores de 16 años. Además, establece que el primer contacto que debe tener el chico es con servicios locales de protección de derechos. Por otra parte, se establece que hay que respetar la imagen del niño y la familia".

Otro de los ejes es el de la política pública: "Están diseñadas para el diálogo y la participación. O sea, que tenemos que trabajar con el primer nivel de intervención, para saber por ejemplo por qué este niño no va a la escuela, lo cual constituye un derecho vulnerado".

Finalmente, hay que tener en cuenta un tercer eje que "conlleva a otra realidad", relacionado con los aspectos psíquicos. Al respecto, Varetto se refirió a este punto y aseguró que "no hay nada colectivizable, sino que se trata de la singularidad del niño, su familia y de la otra familia -del chico fallecido-".

En ese sentido, la estrategia de la directora del área de niñez es "abrir el debate en el barrio. Todavía no sabemos de qué modo lo vamos a hacer, pero la idea es que estos discursos e imaginarios sociales sepan que el encierro imposibilita la reinserción social", apuntó la funcionaria provincial.

El hecho en cuestión, que conmocionó a toda la zona noroeste de la ciudad, sucedió alrededor de las 20 de viernes pasado, cuando un grupo de chicos jugaba al fútbol en Empalme Graneros. Tras una discusión, Axel le dio una puñalada a Matías Godoy, de 15 años, quien falleció horas después en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.