CIUDAD › EL OFICIALISMO INSISTIRá CON LA CONSTRUCCIóN DE COCHERAS SUBTERRáNEAS

Cuando vuelvan del receso

A partir del lunes 30, el bloque de concejales del Frente Progresista Buscará alcanzar "el mayor consenso posible" para obtener una ordenanza que había generado polémica. Ayer, el PRO adelantó su voto a favor de las cocheras subterráneas.

 Por Luis Bastús

El oficialismo buscará avanzar en el Concejo Municipal con su iniciativa de construir tres cocheras subterráneas en el área central, apenas se reanude la actividad en dos semanas. Sus operadores consideran que se cumplió con la etapa de consultas y ahora se abocarán a construir "el mayor consenso posible" para obtener una ordenanza que en la previa generó polémica, e incluso una objeción judicial. Ayer, Unión PRO blanqueó su apoyo a la iniciativa municipal, a tono con las 40 cocheras que la Legislatura porteña le autorizó a Mauricio Macri en Ciudad de Buenos Aires.

El proyecto del Ejecutivo hasta ahora recaló sólo en la comisión de Gobierno, y debe pasar también por la de Ecología y Medio Ambiente, y por la de Planeamiento y Urbanismo. En cada una, el socialismo necesita por lo menos la firma de cuatro ediles para sacar un despacho favorable. A priori, el bloque que preside Manuel Sciutto cuenta con ese apoyo básico en cada comisión, y descuenta que también tendría la mitad más uno en el recinto. Pero el titular del bloque ha dicho que intentará sumar más adhesiones para que el proyecto llegue fortalecido al recinto.

Ayer el presidente del bloque Unión PRO, Rodrigo López Molina, reveló su voluntad de "acompañar" la propuesta del Ejecutivo. Una salida lógica para el partido de Macri, que en Buenos Aires tiene el aval legislativo para construir 40 cocheras subterráneas en los próximos dos años.

En Rosario, las propuestas son tres: la más polémica, debajo de la plaza San Martín, otra bajo la sede del Distrito Municipal Centro y el Parque de España, y otra bajo la calzada de Oroño y Pellegrini, frente a la Plaza del Foro. En suma, significarían 1700 plazas más de estacionamiento.

Como el debate viene demorado, el socialismo pedirá desde el lunes 30, cuando haya culminado el receso invernal, que el proyecto se trate en simultáneo en las tres comisiones referidas. "Ya hemos escuchado todas las opiniones de vecinos y entidades interesadas, ahora los bloques debemos ir cerrando posiciones y ver en qué instancias acordar. No corresponde debatir el pliego, por reglamento, pero sí estamos dispuestos a escuchar todo lo que aporte a mejorar la licitación. Lo que debemos hacer es autorizar el cambio de uso en las zonas previstas", señaló Sciutto, quien además integra las comisiones de Gobierno y de Planeamiento.

"Hay que consensuar. Algunos concejales no se oponen de plano a las cocheras subterráneas, sino a su localización en ciertos lugares, las mismas zonas donde sí reclaman cocheras en edificios. Son contradicciones que se discutirán. Este proyecto es el tema pendiente del Plan de Movilidad que elaboró la ciudad", planteó el socialista.

Desde el PRO, López Molina se basó "en la experiencia de Ciudad de Buenos Aires, donde algunas cocheras están proyectadas bajo plazas, con las previsiones necesarias para mitigar el impacto ambiental, como se hace en todo el mundo". Por ello, adelantó el apoyo de su bloque al tratamiento de la iniciativa local. "Creo que no es incompatible con la promoción del transporte público de pasajeros, porque debe articularse también con la población que usa el auto para llegar hasta la zona centro y debe contar con estacionamiento", dijo.

El edil aclaró que su apoyo pretende ser "propositivo y crítico", que se plantará en limitar la proporción de otros usos comerciales en esos espacios bajo superficie, y que exigirá precisiones acerca del impacto de una cochera bajo la ex estación Rosario Central, en caso de que alguna vez se reactive el uso ferroviario de esos rieles.

Para que el proyecto encarado el año pasado por la gestión Lifschitz prospere, López Molina recomendó que "el Ejecutivo abra la discusión y no pretenda que se trate un mensaje cerrado. En algunas propuestas tiene que ceder".

Eso del "libro cerrado" es, justamente, lo que espanta voluntades en la oposición. María Fernanda Gigliani (Partido del Progreso Social) reclamó "acceso al pliego para empezar una discusión que hasta ahora ha sido a través de los medios". Su bloque, anticipó, no firmará nada que llegue desde el Palacio de los Leones con el moño puesto. En principio, porque rechaza que una de las cocheras se construya debajo de la plaza San Martín. Y también porque ella interpreta que "hay una contradicción entre aplicar los carriles exclusivos para desalentar el tránsito particular en el centro, y a la vez impulsar más cocheras en esta zona". La Justicia dio lugar el mes pasado a una iniciativa de vecinos para frenar cualquier iniciativa de socavar la plaza de Córdoba y Dorrego. De todos modos, el dictamen autoriza al municipio a continuar con la deliberación de su proyecto.

Compartir: 

Twitter
 

Sciutto, del bloque socialista, y el edil del Pro, López Molina, un nuevo aliado.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.