CIUDAD › LA OPOSICIóN RECHAZó EL AUMENTO DE ALREDEDOR DEL 45 POR CIENTO EN LA TGI

En fila india para pegarle a Mónica

Los concejales de distintos bloques cuestionaron el manejo financiero y el nivel de endeudamiento de la Municipalidad, y adelantaron que votarán en contra del aumento de tasas que se anunciará el martes, cuando Fein eleve el presupuesto.

 Por Claudio Socolsky

Ediles opositores manifestaron ayer su rechazo ante un probable aumento del 45 por ciento de la Tasa General de Inmuebles (TGI) que incluiría el proyecto de Presupuesto para el 2013 que enviará la semana próxima la intendenta Mónica Fein al Concejo Municipal, y advirtieron sobre las dificultades financieras que atraviesa la Municipalidad. Para Héctor Cavallero (PPS), uno de los concejales más críticos respecto a los niveles de endeudamiento del Ejecutivo, la intendencia "tiene que reconocer que la situación financiera y económica es gravísima". En la misma sintonía, el edil Roy López Molina (Pro), señaló que en los últimos presupuestos "es preocupante observar el altísimo nivel de endeudamiento". Para Diego Giuliano (Encuentro por Rosario), si la intendencia "continúa aumentando la presión fiscal sobre los vecinos, la recaudación va a disminuir". Por su parte, el concejal Roberto Sukerman (FpV), planteó que la "política está por encima de la economía, si nos gobierna la secretaria de Hacienda, estamos perdidos". Los concejales se refirieron además a la delegación de facultades a la intendencia para fijar la tarifa del transporte (ver aparte).

"Hace rato que planteo que la Municipalidad está pasando por un colapso económico y financiero, al 31 de diciembre, el déficit acumulado es de 999 millones de pesos", indicó Cavallero. "Ahora se habla que van a aumentar la TGI un 45 por ciento, cuando venimos de un aumento del boleto del colectivo, del agua, la luz", cuestionó el edil.

"Si uno se pregunta por qué hacen todo esto, porque al revés de lo que dice (Hermes) Binner, ellos gobiernan para las próximas generaciones y no para las próximas elecciones, hacen justamente todo lo contrario; en los años que no son electorales aumentan todo y no realizan ninguna obra, para tener dinero en el año electoral", disparó el ex intendente, quien adelantó que votarán en contra del aumento de la tasa.

Sukerman, en tanto, se refirió a las declaraciones de la secretaria de Hacienda, Verónica Irizar, quien planteó que para poder financiar a la Municipalidad como corresponde habría que aumentar la TGI un 200 por ciento. "Si tuviese la oportunidad de recomendarle algo a la intendenta, le recomendaría que la política está por encima de la economía, porque si nos va a gobernar Irizar estamos perdidos", planteó el edil kirchnerista.

"Esto es volver a los 90, volver a (Domingo) Cavallo gobernando", agregó Sukerman, quien por otra parte consideró que "para hacer obras hay que crear fondos específicos porque si no, las obras no se terminan haciendo. Ahora nos dicen que van aumentar la tasa porque harán obras públicas con fondos propios, me pregunto entonces por qué no lo hicieron antes, si hace 20 años que gobiernan usando el dinero de la obra pública para la gestión mientras la obra pública la financian la Nación y la Provincia".

Desde el Pro, evaluaron que la situación presupuestaria a nivel económico y financiero de la Municipalidad es la más complicada de los últimos años. "Luego de la crisis del 2001, hoy Rosario está en el momento más complicado", aseguró López Molina. "El problema no pasa tanto por la estructura de ingresos que tiene la Municipalidad, si no por la de gastos. Al socialismo le cuesta entender que en el manejo de los fondos públicos nunca se puede egresar más de lo que ingresa, y cuando uno analiza los últimos presupuestos, es preocupante observar el altísimo nivel de endeudamiento", planteó el edil macrista.

"Cuando uno escucha a la secretaria de Hacienda decir que está en niveles normales el endeudamiento, y si bien uno reconoce que el endeudamiento es una herramienta de gestión, se analiza que el mismo porcentaje que se destinaba a obra pública, el 9 por ciento, se destinaba a servicios de deuda", agregó López Molina, para quien el objetivo que debería plantearse la administración municipal es "como se eficientiza el gasto, teniendo en cuenta que en la actualidad existen unos costos estructurales altísimos por el incremento de la planta política, que lo hace en la Provincia y también en la Municipalidad".

Según Giuliano ,"aumentar el boleto el 68 por ciento en 11 meses, la TGI un 46 por ciento después del incremento del año pasado, todos los demás tributos e imponer un cargo fijo por la recolección de basura a los comerciantes, aún cuando no la generen, han sido las únicas ideas de la gestión Fein".

Compartir: 

Twitter
 

Héctor Cavallero y Roberto Sukerman criticaron el manejo de fondos de la gestión socialista.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.