CIUDAD › CON UN PROGRAMA NACIONAL, ABRIRAN CALLES Y BRINDARAN SERVICIOS EN VILLA MORENO

Intervención urbana contra el estigma

La municipalidad coordinará las tareas en el barrio marcado por el triple crimen. "Las prioridades no las define el Estado solo, sino que participan los propios vecinos", destacó la concejala Norma López.

 Por Luis Bastús

Villa Moreno, asentamiento que el relato mediático y político marcó con rojo desde el triple crimen del Año Nuevo de 2012, es el próximo destino de fondos del Programa de Mejoramiento Barrial (Promeba) con el que la municipalidad quiere abrir calles y promover servicios urbanos entre sus habitantes. Con ello, este barrio empezaría a transitar un proceso urbanizador similar al que se lleva a cabo en villa Itatí y en La Cerámica. "Significa generar las condiciones para que gente que hace cuarenta años que vive en esa zona pueda seguir de manera más segura y digna. Y lo mejor es que la intervención no la define el Estado sólo, sino que participan los propios vecinos", destacó la concejala Norma López, que gestionó la extensión del programa nacional a este barrio.

El director del Servicio Público de la Vivienda, Raúl Alvarez, reveló que "están avanzadas" las gestiones ante el Ministerio de Planificación Federal que administra la fuente de financiamiento desde donde provienen los desembolsos no reintegrables. El objetivo de mínima que se proponen es la apertura de calle Presidente Quintana, entre Moreno y Balcarce, como primera etapa y punto de partida para intervenir en el núcleo de esa barriada que picó al tope de las urgencias desde aquella madrugada en la que asesinaron a Jeremías Trasante, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez. "Esa primera acción daría un impacto importante en lo que significa emprender la transformación de un asentamiento. Para ello habrá que relocalizar unas 25 familias para lo cual estamos relevando terrenos cercanos y vacantes para permitir el esponjamiento", señaló Alvarez en alusión al reordenamiento de viviendas que ocupan la traza de una calle. "Trataremos de reubicar esas familias lo más cerca posible para evitar desarraigos que compliquen el desenvolvimiento de la gente, sus rutinas, sus medios de vida", prometió el funcionario. La construcción de las viviendas correrá por cuenta del SPV, puesto que los recursos del Promeba no contemplan ese rubro.

La apertura de calle Quintana fue la primera demanda que emergió, unánime, de los vecinos que esta semana participaron de la reunión inicial de la Mesa de Gestión en la capilla María Madre, de Dorrego al 3900. La convocatoria reunió a referentes de las instituciones del barrio con representantes de la Municipalidad y de la Nación, Alvarez y María Inés Capón, por el SPV, el coordinador del Distrito Municipal Sur, Leandro Tosto, los concejales López y Roberto Sukerman (FpV), Marina Magnani (Centro de Acceso a la Justicia), y Ana Paula Milo, delegada del Ministerio de Desarrollo Social nacional.

"El cómo y el qué de la intervención se empezó a definir mano a mano con la gente y eso es lo importante", valoró López, quien trabajó con el municipio desde el triple crimen en buscar formas de abordar la situación de ese asentamiento para incrementar la acción del estado.

El proyecto en ciernes contempla, además, abrir la calle Doctor Riva, entre Dorrego y Moreno, y luego avanzar con las obras habituales de urbanización que en otros barrios como Villa Itatí ha sido mejorado de calle, tendidos cloacales, alumbrado público, red eléctrica y desagües. El paso siguiente será comenzar con el relevamiento de las familias que habitan la zona, para fijar una dimensión de la intervención a realizar. Alvarez señaló que el proyecto tomará los fondos nacionales -aún no está definido el monto del desembolso- para "financiar todas las redes de los servicios de infraestructura, regularizar el título dominial y fortalecer las organizaciones sociales que trabajan en el barrio, como el Club Oroño, que propusieron los vecinos y al que concurren muchos chicos de la zona", reveló.

El proyecto de Villa Moreno sumó la gestión municipal y la de concejales kirchneristas. Norma López y Roberto Sukerman, del Frente para la Victoria, consiguieron el OK de parte de la directora nacional del Promeba, Patricia Palenque para avanzar. "Esto implica generar condiciones para que la gente pueda seguir viviendo allí como hace 40 años que lo hace, pero en situación más segura --explicó la concejala--, donde los jóvenes puedan ganar espacios sin morir, sin el estigma de que se los relacione con el delito o las adicciones. En Villa Moreno hay mucha gente trabajadora, honesta, y que ha quedado envuelta en ese estigma violento. Es el deber del estado intervenir sobre esa realidad".

Compartir: 

Twitter
 

En el barrio del Triple Crimen, la primera acción será abrir Presidente Quintana entre Moreno y Balcarce.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared