CIUDAD › FALENCIAS EN EL TELEFONO VERDE

No basta con las leyes

El Instituto de Género, Derecho y Desarrollo (Insgenar) denunció que "el Teléfono Verde -tal como se ha reclamado en muchas oportunidades- ha extendido su horario de atención durante la noche y los fines de semana. Pero en esos horarios -los más requeridos por las mujeres- está a cargo de la GUM, donde el personal no hace un registro de los casos; no cuenta con la formación necesaria para llevar adelante esta tarea; no coordina con las operadoras del Teléfono Verde, ni le transmite toda la información recibida". La ONG dirigida por Susana Chiarotti -experta ante la OEA en violencia contra las mujeres (en la foto)- advirtió también que "cuando se solicita que la GUM concurra al domicilio de la mujer agredida para su traslado a fin de ser contenida y/o realizar la pertinente denuncia, nunca se logra efectiva respuesta al pedido. Debemos tener en cuenta que las mujeres no cuentan muchas veces con recursos para movilizarse o pueden tener al agresor con un arma en la puerta de la casa, -como nos fuera relatado en un caso-, con lo cual puede resultarle imposible salir sin poner en grave peligro su vida". El Insgenar señaló otras falencias. "Tampoco se registra una articulación con los servicios de salud, que en algunas ocasiones pueden negarse a constatar lesiones físicas. Hemos recibido denuncias sobre negativas en el Hospital Carrasco", dijeron en un comunicado. También indicaron que "la comisaría de la mujer no cuenta con instalaciones adecuadas para la recepción de las víctimas, en muchas oportunidades deben esperar horas paradas en un pasillo antes que les reciban la denuncia. Todos estos hechos conspiran contra lo que debe ser una atención apropiada que evite la revictimización de las mujeres". El Insgenar reclamó "la elaboración e implementación del Plan nacional de de acción para la prevención, asistencia y erradicación de la violencia contra las mujeres, tanto a nivel nacional como provincial para poder avanzar en la lucha contra la violencia de género". Para las activistas contra la violencia de género, "no basta con decir Basta, no alcanza con leyes y protocolos, si al mismo tiempo no se actúa desde cada ámbito estatal con la debida diligencia y la profunda convicción que la omisión puede costarle la vida a una mujer. De eso da cuenta el alto número de femicidios en nuestra provincia de muchas mujeres que, en la mayoría de los casos, habían hecho la denuncia una o varias veces reclamando desesperadas por una acción del estado que nunca les llegó". Insgenar subrayó que "si bien Rosario se ha destacado por ser una de las primeras ciudades de nuestro país en contar con un área de género y refugios para las mujeres víctimas de violencia, en los últimos tiempos se han reiterado una serie de falencias que nos señalan la necesidad de adecuar los servicios".

Compartir: 

Twitter
 

Susana Chiarotti, experta ante la OEA, preside Insgenar.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.