CIUDAD › UN JOVEN DE 20 AñOS MURIó CUANDO VOLVíA A VILLA GOBERNADOR GáLVEZ

Lo baleraron desde un auto a otro

Gabriel Riquelme habia ido a bailar al boliche "Gitana" de Presidente Roca y Santa Fe. Cuando volvía con sus amigos hacia Villa Gobernador Gálvez, ya en esta localidad un auto se les puso al lado y disparó una ráfaga de balas.

Gabriel Maximiliano Riquelme, de 20 años, bailó hasta altas horas de la madrugada de ayer junto a sus amigos en "Gitana", boliche ubicado en Presidente Roca y Santa Fe. Al emprender la retirada, se subieron a un Chevrolet Celta color rojo y viajaron rumbo a Villa Gobernador Gálvez, cuando los sorprendió una lluvia de disparos proveniente de otro auto que se les puso a la par en la esquina de Alberdi y Belgrano, de la vecina localidad. El joven recibió balazos en el omóplato izquierdo y en el cuello y a pesar del esfuerzo de sus amigos, que lo trasladaron de inmediato al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), falleció a minutos de ingresar al nosocomio, cerca de las 6 de la mañana. Con este crimen, ya suman 65 los homicidios en el Departamento Rosario en lo poco que va del año 2014.

La sucesión de noches violentas en Rosario y alrededores se extendió ayer. Lo que comenzó como un momento de diversión y relax para un grupo de jóvenes culminó en tragedia, ante la muerte de uno de los integrantes. Después de bailar en "Gitana", los tripulantes del Celta vieron cómo un vehículo los alcanzó en Gálvez y les asestó, sij motivo aparente, ocho disparos al Chevrolet. Seis fueron a parar a la carrocería y dos al cuerpo de Riquelme, causándole la muerte. Los proyectiles con los cuales el joven ingresó al Heca eran de bala calibre 9 milímetros.

Sus amigos sufrieron lesiones, aunque no de gravedad. A pesar de haber herido de muerte a Riquelme, la persecución no finalizó en Gálvez. Los atacantes no descansaron en el golpe sorpresivo que dieron en Alberdi y Belgrano. Los siguieron varios kilómetros más, hasta que los perdieron de vista a la altura de la localidad de Pueblo Esther. Cuando los jóvenes a bordo del Celta se sintieron confiados de que habían dejado atrás a sus perseguidores, regresaron tras sus pasos y llevaron al herido más grave al Heca, aunque ya era muy tarde y los médicos constataron que había arribado sin vida.

Los agredidos dijeron ante la Justicia que no conocían a los agresores y que desconocían el motivo del ataque. En efecto, la policía comprobó que del Chevrolet no se devolvieron los balazos en ningún momento. La policía secuestró el vehículo rojo, interviene la comisaría 13E. "Mientras estaban circulando, un vehículo se les acerca desde atrás y comienzan a efectuarles disparos. Hicieron un recorrido para tratar de alejarse mientras recibían disparos en forma continua. Recién pudieron tomar distancia al llegar a una ruta", narró el fiscal Ademar Bianchini en una entrevista que concedió a Canal 3.

Los agredidos afirmaron que tampoco tuvieron inconvenientes dentro del boliche. Con miedo, una vez que llegaron al Clemente Alvarez no querían retirarse porque estimaban que aún los estaban buscando. Con este crimen, suman 65 los homicidios en el Departamento lo que va del 2014. Interviene la Unidad Especial de fiscales de Homicidios Dolosos.

Compartir: 

Twitter
 

El auto baleado en la puerta del Heca, donde no pudieron salvarle la vida a Gabriel.
Imagen: Gentileza Rubén Lescano
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.