CIUDAD › UNA INICIATIVA PARA SUMAR UN SERVICIO ELéCTRICO COMO LA K

La vuelta del viejo trole

A propósito del tren a Retiro, la Asociación Amigos del Riel quiere recuperar el trolebús de la vieja línea M, para unir con ese medio el Apeadero Sur con el centro, Rosario Norte o la terminal. La Municipalidad escucha pero no define.

 Por Pablo Fornero

Para la Asociación Amigos del Riel, la puesta en marcha futura del ramal Rosario - Retiro representa una "oportunidad inmejorable" para reintroducir el servicio de trolebuses de la extinta línea M, que conectaba, hasta su desaparición, la zona sur de la ciudad con otros puntos estratégicos de Rosario. "Es un transporte de mejor calidad y ecológico", advierten desde la entidad, al tiempo que indican que la inversión necesaria para la recuperación del servicio es considerablemente menor a otra absolutamente nueva, ya que parte de la infraestructura que se utilizaba aún se mantiene en un estado aceptable. El secretario de Planeamiento Pablo Barese reconoció que el Municipio analiza la llegada del tren "en articulación con los sistemas de movilidad", aunque no precisó si estudian la viabilidad de la iniciativa.

Es un planteo histórico de Amigos del Riel. La M dejó de funcionar en el mes de noviembre de 1984, cuando, paradojas del tiempo, el empresario del transporte urbano e interurbano Agustín Bermúdez, a esa fecha al frente del concesionario Martín Fierro, solicitó un permiso para que durante un año dejarán de operar los trolebuses "para hacer acondicionamiento de la línea y reintroducir el servicio". El Concejo le dio el visto aunque -como rememoró Carlos Fernández, autor del proyecto del regreso de la línea- "con las reservas del caso porque varios ediles presagiaban lo que finalmente sucedió".

"El concesionario nunca cumplió, el servicio nunca se restableció y además de tenerlo varios años autorizado a continuar con colectivos como lo hace hasta el día de hoy, con cambio de razón social varias veces, se le terminó otorgando en 1989 la titularidad de la línea en un proceso que fue completamente falto de transparencia. La Municipalidad misma terminó iniciando acciones por el tema del desmantelamiento del sistema de trolebuses y ganó el juicio. Quedó convenido que el empresario desmanteló el sistema, que de todas maneras con el paso del tiempo y el daño que se hizo no se cubrió prácticamente nada", recordó Fernández.

La propuesta procura reinstalar el recorrido histórico en el entramado actual del transporte urbano de pasajeros. Conectaría el Apeadero Sur, futura estación del ramal ubicado en San Martín y Muñoz, o llegando hasta Circunvalación para hacer el giro allí, para luego circular por Avenida San Martín, 27 de Febrero, Corrientes, Plaza Sarmiento, y desde allí, con las variantes a la terminal de ómnibus Mariano Moreno vía calle San Juan, o a la estación Rosario Norte, tomando las calles Jujuy y Pueyrredón.

Parte de la infraestructura subsiste y se puede volver a aprovechar, según dicen. Persiste el 80 por ciento de las columnas de sustentación y la totalidad de los edificios de las subestaciones rectificadoras, aunque la empresa Semtur tuvo que retirar el tendido aéreo remanente en el recorrido de la M a raíz de los hurtos y vandalismo que sufrían las instalaciones. Argumentaron desde Amigos del Riel que el precio de un trolebús nuevo de industria rusa es equiparable al de un ómnibus argentino convencional, por lo que solo habría que adicionarle los costos de flete y nacionalización. Acotaron que una empresa con asiento en Granadero Baigorria ya está construyendo trolebuses de similar costo para la provincia de Mendoza.

Fernández contó que el Ejecutivo ya conoce el proyecto, y que "desde hace 30 años" piden por su concreción. Entre los principales fundamentos, el autor de la iniciativa valoró que la inversión "no es la necesaria para una línea completamente nueva", ya que "se puede reintroducir un recorrido histórico que, aparte de ser muy importante para la población, atiende dos de los corredores fundamentales de la ciudad". Más allá de que la Municipalidad esté al tanto del planteo, Fernández consideró: "Hasta lo que sabemos, no la tiene en cuenta en este momento".

El secretario de Planeamiento dijo que el Ente de Movilidad de Rosario, cuya directora es la ingeniera Mónica Alvarado, se encuentra trabajando "en alguna adecuación del sistema de transporte", producto del incesante e intenso movimiento de personas que generará el servicio ferroviario Rosario - Retiro y la necesidad de mejorar las comunicaciones de toda la ciudad con la zona sur.

Compartir: 

Twitter
 

Bien al sur. La avenida San Martín, por donde corría la línea desactivada en 1984.
Imagen: Andrés Macera.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.