CIUDAD › JEFE DE LA SECCIONAL 19ª QUEDó DETENIDO POR UNA CAUSA POR NARCOTRáFICO

Un diálogo asiduo con un narco

Las escuchas telefónicas entre Schmidt y Jure, jefe de una banda narco, fueron clave para ordenar la detención del comisario. El fiscal Gambacorta le imputa su presunta participación en una empresa criminal destinada a la venta de estupefacientes.

 Por José Maggi

El jefe de una comisaría del sur rosarino fue detenido por presunta vinculación con una banda de narcotraficantes. Se trata del jefe de la seccional 19ª, Carlos Schmidt, quien fue detenido la noche el martes en el marco de una causa en la que hay otras 14 personas apresadas como sospechosas de integrar una organización a la que el pasado fin de semana se le secuestraron más de 100 kilos de cocaína. Ayer, el comisario inspector Schmidt prestó declaración indagatoria ante el juzgado federal 3 de Rosario, a cargo de Carlos Vera Barros, ante quien negó los hechos que se le imputan y rechazó haber realizado llamadas telefónicas con integrantes de la organización criminal. El dato no es menor porque en el expediente consta, entre otras, una llamada donde Schmidt habla con Walter Jure, el jefe de la banda narco desbaratada el fin de semana. "El diálogo denota una familiaridad, una cercanía, un trato asiduo entre ambos interlocutores", reveló una fuente de la investigación, en torno de uno de los elementos que lo implican directamente al jefe policial detenido, a quien se le imputó la participación de la empresa criminal conjunta, destinada a la venta y tráfico de estupefacientes. La pena que podría caberle va desde los seis a los veinte años de prisión.

El fiscal Mario Gambacorta le imputa una presunta participación en la banda liderada por Jure, un rosarino con antecedentes por narcotráfico, detenido el fin de semana junto a otras 12 personas en allanamientos realizados en Rosario y Salta.

Los procedimientos efectuados por Gendarmería y ordenados por el juez Vera Barros permitieron el secuestro de 100 kilos de cocaína en dos vehículos, uno a la salida de Salta y otro detenido en el kilómetro 80 de la ruta nacional 34, en la provincia de Santa Fe. En rigor, el primer vehículo que se detuvo fue una Chevrolet Zafira, con cincuenta kilos de cocaína de máxima pureza ubicada en el torpedo delantero del tablero de conducción. Fue en un control de rutina que hizo en Salta la gendarmería a menos de cincuenta kilómetros de la frontera con Bolivia. Esto ocurrió a las 17 del jueves 8. Los pesquisas locales de la PSA siguieron entonces el rumbo de una Chevrolet Meriva, con cincuenta kilos de cocaína en el mismo lugar de auto, que junto a un VW Bora fueron detenidos en inmediaciones de San Genaro, sobre la ruta 34, a unos 70 kilómetros de Rosario. Los tres vehículos secuestrados están a nombre de dos hermanos de apellido Vera, oriundos del norte argentino.

Toda la investigación había sido originada en un expediente anterior que pasó por las manos de la policía santafesina: División contra la Narcocriminalidad a cargo del comisario Adrián Gaspari. La causa de inmediato tomó vuelo con la participación de la fuerzas federales. En especial tuvo valor la participación de la división de escuchas telefónicas dependientes de la Procuración nacional: el Departamento de Intercepción de Comunicaciones (Dicom). Esto permitió escuchas casi en tiempo real, y el seguimiento casi inmediato de los sospechosos, que permitió corroborar lugares de acopio, distribución y venta de estupefacientes.

Jure había sido detenido en 2002 en el norte de Santa Fe cuando custodiaba una carga de 280 kilos de marihuana perteneciente a un conocido traficante internacional llamado "El Francés". Se trata del ciudadano polaco radicado en Argentina, Slawonir Andrzej Polus, detenido en Chaco a la espera de un juicio oral por narcotráfico.

El abogado defensor de Schmidt aseguró que su defendido "ha expresado que no conoce a esta banda", dijo Mariano Scaglia, para quien "es un disparate que se sindique a Schmidt" porque se trata de "una persona que no tiene antecedentes penales de ningún tipo". "Es más --agregó--, Schmidt ha participado de la detención de personas sindicadas en el tráfico de estupefacientes y los ha puesto a disposición de la justicia, y además dejó su teléfono para que se analice que no hay llamadas entre ellos".

El abogado contó que el policía declaró ante el juez Vera Barros y el fiscal Gambacorta, que "no tiene llamadas con esta gente, que no los conoce". Además, se quejó de un allanamiento realizado por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en el domicilio de la ex mujer del comisario. "El domicilio (ubicado en el centro de Rosario) es de su ex mujer, donde él no vive hace tres años, ¿para qué allanarlo? y encima se lo ha sindicado como un posible cómplice, autor o partícipe de esta comunidad de delincuentes que comercian estupefacientes".

Compartir: 

Twitter
 

El jefe policial estaba a cargo de la seccional 19ª, ubicada en la zona sur.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.