CIUDAD › VICTIMAS DE LA REPRESION RECONOCIERON EL CENTRO "LA CALAMITA"

Aquí estuvimos, no quedan dudas

"Reconocieron el lugar, con lo cual no cabe duda que funcionaba allí el centro clandestino de detención", dijo la abogada Ana María Figueroa respecto a la recorrida que realizaron cinco víctimas que durante la dictadura estuvieron cautivas en Granadero Baigorria.

 Por José Maggi

Cinco víctimas de la represión reconocieron el centro clandestino de detención La Calamita de Granadero Baigorria como el lugar donde estuvieron detenidos durante la última dictadura. Lo hicieron la semana pasada en medio de una numerosa comisión de funcionarios de la justicia federal encabezados por el titular del juzgado Nº 4 Germán Sutter Schneider, policías federales y la abogada Ana Figueroa, en representación de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, que esta reconocida como querellante en la causa. "En general todas las personas reconocieron el lugar, con muchos detalles algunos y especificidades otros, con lo cual no cabe duda que funcionaba allí el centro clandestino de detención", expresó Figueroa. La medida judicial comenzó el martes y culminó el jueves en medio de una estricta reserva y silencio de parte del juzgado federal, que garantizó la intimidad de los testigos durante del acto judicial, a pesar de que varios de ellos ya habían hecho público su testimonio. O, como en el caso de Laura Repetti, había regresado por primera vez al lugar con este cronista y el fotógrafo de Rosario/12 en mayo de 2001.

Lo cierto es que el juez federal Nº 4 previó incluso con minuciosidad el operativo, incluyendo la presencia de una ambulancia perteneciente al sistema de emergencias de la provincia de Santa Fe, ante cualquier posible indisposición de los testimoniantes.

El martes fue el turno de los hermanos Novillo, Carlos y Alejandro, que tienen un hermano desaparecido, Jorge. El miércoles de Adriana Quaranta, quien es hoy jueza laboral en Cañada de Gómez, y ha preferido evitar su exposición por este tema en los medios de prensa. El nombre de Quaranta no es la primera vez que aflora en causas de derechos humanos, junto a Graciela Zita, reconocieron hace tiempo otro centro clandestino: El Castillo, en Funes, luego de que su nombre fuera recordado entonces en medio de la recorrida que hiciera por ese centro de detención el entonces canciller Rafael Bielsa.

Luego de Quaranta, quien comenzó el reconocimiento pasadas las 16 y concluyó dos horas y medias después en forma positiva, fue el turno de Laura Repetti. El testimonio de Laura fue publicado el 20 de mayo de 2001, luego de recorrer por primera vez La Calamita acompañada por este diario. Sin embargo, por un pedido expreso del magistrado federal, prefirió declinar dar detalles del trámite en esta oportudniad, ya que no han terminado de desfilar por el lugar todos los testigos y víctimas.

Repetti estuvo detenida durante tres días contados a partir de la noche de su secuestro, el 7 de junio de 1977 ,junto a su hija Mariana de solo seis meses de edad, y su esposo Rubén Flores. "Un estudiante de antropología y estadística, un cristiano de la Iglesia del Tercer Mundo y un gran hombre que decidió jugarse", según lo recordó entonces, y cuya desaparición como tantas otra esta hoy irresuelta. "Nos detuvieron a los tres bajando de un colectivo. Estábamos con nuestra beba de seis meses, que protegí poniéndome de espaldas. Nos meten en un Ford Falcon y rápidamente toman por una avenida. Yo estaba cubierta con un sobretodo, pero cuando doblan, alcanzo a ver que era el motel Ava Miriva, de Circunvalación y Rondeau. Después siento que vamos por un camino de tierra, hasta ingresar a La Calamita", recordó entonces Laura. Finalmente el pasado jueves fue el turno de Viviana Nardoni, periodista, quien al igual que el resto lo reconoció como su lugar de detención.

La abogada Ana Figueroa calificó como "muy importantes" a las tres jornadas de reconocimiento. La letrada participó del acto judicial como coordinadora del area jurídica nacional de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Según la funcionaria, "todos los testigos reconocieron los lugares y el predio, reconstruyendo la forma como ingresaron al centro clandestino de detención y brindando detalles del inmueble".

En este punto Figueroa recordó como un ejemplo que "el sótano era un lugar donde conservaban a las personas secuestradas". Sin entrar en mayores detalles reconoció que "hay algunos cambios en la construcción pero la estructura central del inmueble está tal como era en ese tiempo". Y remarcó como saldo de los tres días "el trabajo prolijo", teniendo en cuenta que hay un requerimiento de elevación a juicio de estas causas que incluye a la Quinta de Funes y La Intermedia de La Ribera, que en realidad están agrupadas por los nombres de represpres que están detenidos por su participación activa en las mismas, como Pascual Guerrieri, Juan Daniel Amelong, y Jorge Fariña y Eduardo Constanzo.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Germán Sutter Schneider, policías federales y abogados participaron de la recorrida. "El sótano era un lugar donde conservaban a las personas secuestradas", relató Figueroa.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.