CIUDAD

Lanzarán bonos para que la gente pueda comprar un pedacito de cine

Es una de las estrategias financieras que se barajan para el
salvataje del cine El Cairo cuyo edificio está a la venta.
También se planean inversiones mixtas privadas y estatales.

A tres meses de la triste noticia de que el tradicional cine El Cairo cerraría sus puertas porque en junio próximo vence el contrato de alquiler del edificio y la intención de sus dueños es venderlo; un numeroso grupo de periodistas, cineastas, cinéfilos, escritores, artistas, historiadores y vecinos, elaboró tres propuestas de financiamiento y un proyecto cultural para salvar al emblemático cine, además de una propuesta inmediata para comenzar a recaudar fondos a los fines de comprar el inmueble. Con la idea de recuperar la estética original del inmueble y ampliar las actividades culturales a todo lo relacionado con las producciones audiovisuales locales y nacionales que no tienen acceso a la difusión masiva de las producciones comerciales, el Grupo Defendamos El Cairo concluyó en un documento aprobado en asamblea que como primera medida hay que adquirir el inmueble, y para ello elaboró tres propuestas de financiamiento: la primera posibilidad que se plantea es "la compra del cine a cargo de un grupo de inversores privados; experiencia vivida por la ciudad de Casilda con el Cine Teatro Libertador", que fue adquirida por un grupo de 80 pequeños y medianos empresarios con "el objetivo de preservar un espacio cultural para Casilda, con el esfuerzo y la buena voluntad de todos"; la segunda opción es crear "un sistema mixto en el que compartan la compra y administración del cine un inversor o inversores privados y el Estado"; mientras que "la tercera opción es la compra íntegra del inmueble por el Estado y su posterior administración".

Pero más allá de estas tres propuestas, que se definirán de acuerdo a las posibilidades y ofertas que surjan, la comisión encargada de organizar estrategias para la recaudación de fondos a fin de adquirir el inmueble, realizará una campaña de suscripción de bonos -que será presentada en conferencia de prensa el próximo 13 de abril con la presencia de algún personaje representativo del cine o de la actividad cultural de la ciudad- "orientada a que los ciudadanos compren a través de un bono suscriptor una parte del cine. Una vez que se reúna la cantidad necesaria (700 mil dólares), se recauda el dinero y se compra el inmueble para llevar a delante allí el proyecto cultural que desarrolló la comisión de proyecto cultural", y aclaran: "Esto sin perjuicio de lo que pueda aportar el Estado en cualquiera de sus niveles".

En cuanto al proyecto cultural, la comisión encargada de idearlo encontró que "este momento representa una oportunidad múltiple para conservar un lugar y resaltar sus valores, rescatando el espíritu del cine como espacio físico y como espacio artístico. También para brindar al espectador una variedad de cinematografías que difícilmente ofrezcan los cines comerciales y dar lugar al disfrute y estudio del lenguaje audiovisual. Finalmente, para abrir las puertas a la exhibición de películas locales dando cabida a instituciones de Rosario para que puedan exhibir aquello que no llega a un mercado cinematográfico que fue perdiendo atractivo merced a una oferta de cine de un solo origen para todo el mundo".

De esta manera, las posibilidades de acción son muchas: Comenzando por el proyecto de reforma edilicia que tiene por objetivo "ofrecer un cine de grandes dimensiones, donde el impacto visual de una sala de setecientas butacas con estilo tradicional, tanto en lo arquitectónico como en la indumentaria de personal (boletero, acomodador, bombonera), permitan combinar lo antiguo y lo actual dentro de un espacio estéticamente único", continuando con actividades que vinculen la proyección de las películas en cartel con un espacio que nuclee a "todos los emprendimientos relacionados al cine que se llevan adelante en la ciudad".

Así, se incluirían entre las proyecciones del cine materiales que hayan participado de prestigiosos festivales; producciones extranjeras que "no llegan al público y es de interés de los ministerios de cultura difundir en otros países"; ciclos de cine que incluyan "filmografías, corrientes y escuelas de distintas latitudes y épocas"; y la "Proyección de cine independiente, cine clásico, de culto, cine genérico menor, etc.".

Además, se prevén funciones especiales para escuelas en horarios matutinos, charlas de representantes de los diferentes aspectos del séptimo arte, y cursos vinculados a la materia, entre otras posibles actividades que fomenten el estudio y el goce del cine y las producciones audiovisuales.

Cabe destacar que entre los fundamentos del mencionado proyecto, se argumenta que "El Cairo no es sólo el último referente de cine tradicional sino también un emblema rosarino que debe ser protegido como patrimonio vital para nuestra cultura ya que, a lo largo de muchos años, se ha ido constituyendo en un lugar estratégico para cinéfilos de distintos sectores y edades que encuentran allí los exponentes más calificados del séptimo arte", y que "ante el avance de los cines multisala que proponen una modalidad uniforme de ofrecer películas, parece necesario tener un lugar diferenciado en donde el cine clásico se encuentre con las nuevas tendencias y donde se pueda acceder a una oferta basada en la multiplicidad de orígenes geográficos y temporales de las obras cinematográficas".

Así, quienes quieran sumarse al proyecto de recuperación del cine, pueden comunicarse con Marcelo Britos, uno de los miembros del Grupo Defendamos El Cairo, al 155 698 312; o bien enviar un mail a [email protected] Informe: Paula Kearney

Compartir: 

Twitter
 

Periodistas, cineastas, cinéfilos, escritores, artistas y vecinos formaron un grupo. El nucleamiento "Defendamos El Cairo" ya aprobó un documento y se propone adquirir el inmueble.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.