soy

Viernes, 22 de agosto de 2014

CORTE Y CONSTRUCCION

Cirugías en construcción

Trans masculinos / Hombres trans: estado de la cuestión

 Por Alan Otto Prieto*

Los hospitales públicos no tienen en claro que la ley de identidad existe. Lxs directivxs no programan capacitaciones para lxs trabajadorxs y los ministerios de Salud provinciales y el Ministerio de Salud de Nación no dan una directiva clara de cómo implementar la ley de identidad de género, qué significa, cuáles son sus alcances. Esto genera que cada hospital tenga su criterio propio de atención o de políticas a desarrollar. Algunos abren consultorios “amigables” a pedido de organizaciones trans. Muchos de estos consultorios venían trabajando el tema de VIH y ahora sumaron hormonización y en el mejor de los casos cirugías; otros nuevos sólo se dedican al asesoramiento sobre tratamientos hormonales y posibles cirugías, dando información acerca de los costos y médicxs que las practican.

Las buenas intenciones y sus límites

A nuestro criterio, “el amigable” tiene un problema de fondo: no podemos seguir armando consultorios que solamente atiendan a las personas trans, porque no podemos, como personas, organizaciones o activistas, poner techos a la ley de identidad de género, ley que garantiza el acceso a la salud integral. Y nosotros los hombres trans/masculinidades trans tenemos, como todxs, muchos motivos para consultar con lxs médicxs. No debemos perder de vista que muchos elegimos usar nuestro cuerpo para gestar, decidimos utilizar nuestra vagina para tener sexo, podemos realizar un aborto, necesitamos visitar ginecólogxs, caer en una guardia, pasar un preocupacional para el trabajo, entre otras cosas. No podemos priorizar las intervenciones personales por sobre la reglamentación de una ley, no podemos dejar que se sigan solicitando certificados de psiquiatras y psicólogos como requerimiento para acceder a una cirugía. El consultorio amigable era una política que sirvió y garantizó el acceso a la salud, aunque con ciertos límites, previo a la ley de identidad de género. Ya aprobada la ley, debemos ir por el cumplimiento de la misma con un lineamiento claro de cómo pensamos la salud y cómo pensamos que debemos transitar los ámbitos de salud, seamos pacientes y/o trabajadorxs. Está en discusión si debemos pedir que se reglamente la ley o si con la aprobación de la ley ya es suficiente. Nosotrxs, claramente, no vamos a saldar ahora esa discusión, pero lo que sí podemos aportar es la certeza de que las políticas separatistas no sirven, que debemos entender que el sistema de salud que tenemos es un ámbito expulsivo para todas las personas y mucho más para las personas trans, con lo cual tenemos que transformarlo para asegurar la asistencia integral para todxs, identificando los ámbitos de acción, con mayor voluntad política, generando campañas articuladas, mesas de diálogo y trabajo, etc. Porque no puede haber instituciones que ejerzan la discriminación de manera sistemática. Porque socialmente “médicx” es sinónimo de sabiduría irrefutable. Porque ginecología, traducido del griego clásico, dice “estudio de la mujer” en lugar de “estudio de la vagina y anexos”

Cirugías disponibles

Aunque en nuestro país la mastectomía se está realizando en varias provincias, sabemos que muchos ciudadanos están denunciando la falta de frecuencia, reprogramación constante de los turnos, equipos médicos que no están capacitados, falta de insumos, entre otros motivos. El resto de las operaciones no se está realizando por falta de capacitación y por el costo que tiene comprar una prótesis (no se fabrican en el país y se venden, mayormente, en dólares).

Una operación sale lo que lx médicx quiera cobrarte, esto varía por su trayectoria y grado de conocimiento entre los propios hombres trans/trans masculinos, pero arriba de los 15 mil pesos, más gastos de internación y el costo de movilizarte si no vivís en la misma ciudad que lx médicx. También está la posibilidad de anotarte en los listados de los hospitales públicos que las están realizando, que en su mayoría hacen mastectomías. Para los que cuentan con una obra social o prepaga deberán solicitarla a su prestadora y ver qué respuesta les dan. Suele ser un trámite engorroso y desgastante, ya que muchas se niegan a cubrirlas a priori, luego terminan cumpliendo la ley. Lo importante a saber es que si se niegan tenés que denunciarlos a la superintendencia de salud. (Más información en el capítulo 4 de la guía de salud trans de Capicüa www.capicuadiversidad.org.)

Info online

Si sos un trans masculino/hombre trans, podés buscar información en un grupo de Facebook que se llama “data de cirugías/ tratamientos hormonales para chicos trans de Argentina”. Esta página fue creada por Francisco, un compañero de la provincia de Santiago del Estero que vio y entendió la necesidad de estar más informados sobre lo que está pasando con las operaciones y los tratamientos, la necesidad de colectivizar la información, de compartir fotos de cómo van evolucionando las operaciones, qué equipo médico las realizó, experiencias y opiniones de cosas a tener en cuenta previo a realizarse una cirugía o un tratamiento, ya que muchas personas han expresado disconformidad luego de la intervención médica porque no les dijeron qué técnica iban a utilizar, cuánto tiempo iba a llevarles el posoperatorio, cómo iba a quedar el pecho, cuánto tiempo tarda en desinflamar, cómo iba a ser reconstruida la tetilla, en qué lugar, entre otra infinidad de cosas que debemos y tenemos el derecho de saber.

*activista trans masculino Capicüa diversidad

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.