22:01 › COPIAPó

Los mineros se contactaron por primera vez con sus familias

Un centenar de familiares de los 33 obreros enterrados a 700 metros de profundidad se comunicaron con sus parientes por teleconferencia y los notaron con el "ánimo arriba", en víspera de cumplirse un mes desde el incidente en la mina de oro y cobre San José.

Los chilenos prevén realizar un bocinazo mañana a las 13.40, "para recordar la tragedia" al cumplirse un mes del derrumbe que dejó atrapado a los mineros por negligencias ante las normas de seguridad de la empresa minera, según la Federación Minera y el propio gobierno de Sebastián Piñera.

"Lo vi bien a mi hijo, ¡harta fuerza nomás!", contó Doris Contrera, madre de Pedro, minero de 25 años. "Entrábamos de a tres en una cabina telefónica y los veíamos igual que en un televisor, en blanco y negro, con muy buena imagen y sonido", celebró Contrera. Pablo Labarca dijo que tomó contacto con uno de sus primos, a quien encontró "de buen ánimo". Raúl Peña dialogó con su hermano Edison: "Lo noté supercontento y con el ánimo arriba", enfatizó. Los testimonios coincidieron en que percibieron a los hombres "más repuestos físicamente y de ánimo alegre", aunque las mujeres demandaron a varios hombres a que "se afeitaran la barba que se están dejando crecer". "Fue un minuto. Para uno siempre va a ser poco, pero fue emocionante", reconocieron.

Los cuatro uruguayos llegados a Copiapó al mediodía se sumaron a la ansiosa comunicación de los familiares con los mineros. "Venimos a tomar contacto con los mineros y sus familiares y a devolver lo mucho que nos dio el pueblo chileno", saludó José Luis Inciarte, presidente de la Fundación "Viven", en diálogo con la prensa minutos antes de entrar a la cabina. Inciarte evocó el momento en que dos de sus compañeros cruzaron la Cordillera en busca de ayuda, hasta dar con un arriero chileno que transmitió el mensaje de auxilio y les "devolvió la vida". "Cada uno tiene una Cordillera en la vida, y la de cada uno es la más importante; se puede porque la mente domina todo lo que hay que hacer", enfatizó Inciarte. El ex rugbier uruguayo se alegró al saber que "están en un estado espiritual muy bueno porque saben que en muy poco tiempo los van a sacar con vida".

Inciarte estuvo acompañado por tres de sus compañeros sobrevivientes -Gustavo Zerbino, Ramón Sabella y Pedro Algorta-, con quienes recorrió el campamento y dialogó con los familiares. Los cuatro son parte de los dieciséis sobrevivientes del equipo de rugby que soportaron hambre y un frío de treinta grados bajo cero durante más de 50 noches. "Estamos muy felices de estar acá y traemos un mensaje de fe y de aprecio a la vida", dijo Zerbino. Cuando empiecen a salir de la mina "será un encuentro emocionante". Los uruguayos destacaron la importancia de "no sólo salvar la vida propia, sino también la del compañero, por propia sobrevivencia". Los sobrevivientes trajeron una bandera de Uruguay para colgar al lado de la chilena, y dibujos y mensajes de niños de la escuela Stella Maris (ex All Christians) donde estudiaron los rugbiers.

Al trabajo de perforación de la máquina Strata 950 -que ya lleva más de 41 metros excavados, de los 700 previstos-, el gobierno de Chile comenzó a instalar la perforadora T-130 que trabajará desde mañana, a la espera de una tercera máquina que acortaría el tramo en cien metros.

Compartir: 

Twitter
 

También pudieron cumplir el objetivo de animar a los mineros cuatro uruguayos sobrevivientes de la tragedia aérea de 1972 en la cordillera de Los Andes.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.