18:10 › MEDIO ORIENTE

Entre la condena y Putin

El Consejo de derechos humanos de Naciones Unidas aprobó una resolución de condena por la masacre de Hula, en Siria, donde murieron 108 personas, entre ellas 40 niños. La resolución, que evoca la figura de posibles "crímenes contra la humanidad", instó a la comisión de investigaciones sobre Siria que indague en forma independiente. En tanto, se agudizó la diferencia por el pedido de condena contra el gobierno de Bashar Al Assad que sostienen los líderes de los países miembro del Consejo de Seguridad excepto el presidente ruso, Vladimir Putin, quien sostuvo "las sanciones están lejos de ser siempre eficaces". La distancia se notó hoy durante la conferencia que Putin compartió con el presidente francés, François Hollande, que solicitó "sanciones" y "presiones".

Durante su encuentro con Hollande, el presidente ruso reiteró su apoyo a la mediación de Kofi Annan e indicó que es "contraproductivo declarar que su misión está condenada al fracaso", por lo que sostuvo la oposición a cualquier tipo de acción firme del Consejo de Seguridad contra Siria.

Además, la cancillería rusa apuntó que la masacre de Hula es el resultado "de la ayuda económica y de la provisión de armas modernas a los rebeldes, la incorporación de mercenarios y el avance de extremistas". Y deploró el hecho de que "ciertos actores-clave en la escena internacional no están dispuestos a actuar en la lógica de una solución pacífica" del conflicto.

En tanto, activistas opositores sirios denunciaron al menos 15 ejecuciones sumarias contra un grupo de trabajadores, aparte de nuevos bombardeos en la localidad de Homs. En un video difundido sobre bombardeos efectuados el jueves por la noche, se observan los cuerpos de 6 o 7 personas cubiertos de sábanas.

La semana pasada, la masacre en Hula puso en relieve las dificultades del plan de paz impulsado por Kofi Annan para poner fin a la violencia en el país, que ya lleva 14 meses y ha causado al menos 10.000 muertos. En ese sentido, el enviado de la ONU y la Liga Arabe se definió "frustrado e impaciente" frente a la violencia y las matanzas en Siria y abogó por "progresos más rápidos hacia la paz".

Compartir: 

Twitter
 

La masacre en Hula puso en relieve las dificultades del plan de paz impulsado por Kofi Annan para poner fin a la violencia en el país.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared