EL PAíS › PASE DE FACTURAS POR LA DIVISION DEL BLOQUE RADICAL EN LA LEGISLATURA BONAERENSE

Se dobló, se rompió y ahora se pelean

Las diferencias entre los radicales bonaerenses se profundizaron. Leopoldo Moreau denunció un “golpe de mando interno” en la bancada legislativa y dijo que Ricardo Alfonsín no respeta “el derecho al disenso”. Los alfonsinistas salieron al cruce de las acusaciones.

 Por Sebastian Abrevaya

La grieta entre el sector del radicalismo bonaerense que lidera Leopoldo Moreau y el que encabeza Ricardo Alfonsín se profundizó ayer un poco más. Después de fracturarse el miércoles el bloque de diputados bonaerenses comenzó ahora un cruce verbal de cara a las elecciones partidarias del 24 de junio: “Se suponía que Ricardo Alfonsín jamás iba a poner en riesgo reglas básicas de convivencia que hacen a la existencia misma del partido. Una de ellas es el derecho al disenso”, sentenció ayer Moreau en una dura carta pública llamada “La razón de la sinrazón”, en la que denunció un “golpe de mando interno” contra el titular del bloque de diputados, Ricardo Jano, para poner a Walter Carusso, hombre del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, que ahora es aliado de Alfonsín. “Dicen eso porque necesitan encontrarle una explicación a lo que están haciendo”, respondió en diálogo con Página/12 el alfonsinista Miguel Bazze, quien argumentó que el cambio se produjo por diferencias con la conducción.

El detonante de esta nueva pelea interna del radicalismo fue el revalúo fiscal propuesto por el gobernador Daniel Scioli (ver página 3). Pero no fue el único motivo. La interna partidaria del próximo 24 de junio impactó de lleno en la ruptura del bloque.

Los cuatro diputados del alfonsinismo y los tres del possismo se oponían terminantemente al revalúo. A contramano de lo que había resuelto orgánicamente el radicalismo bonaerense, el presidente de la bancada, Ricardo Jano, dijo públicamente que daría quórum para habilitar la sesión si el oficialismo incorporaba algunas modificaciones.

Finalmente, el sciolismo ayer consiguió quórum sin la ayuda de los radicales, pero el daño ya estaba hecho. Después de esa declaración, los legisladores del alfonsinismo y el possismo le comunicaron a Jano que habían resuelto desplazarlo porque no se sentían representados. “En cualquier cuerpo colegiado estas cosas deben ser aceptadas con absoluta naturalidad y nadie se tiene que ofender y mucho menos amenazar con separarse del bloque. El radicalismo es un partido colegiado con respeto a las formas democráticas, en el que nadie puede sentirse ofendido porque se promueva un cambio de autoridades”, afirmó Bazze tratando de desdramatizar.

“El bloque se partió no por la reforma impositiva, sino porque Alfonsín le ofreció a Posse, en un acuerdo con vistas a las próximas elecciones internas partidarias, la presidencia del bloque para la cual fui yo elegido hace apenas seis meses por el término de dos años”, retrucó Jano. De esta manera, el bloque radical quedó dividido en dos. Por un lado los que se encolumnaron detrás de Carusso: Alejandro Armendáriz, Jorge Silvestre, Liliana Denot, Aldo Mensi, Roberto Filpo y Luis Oliver. Por el otro, Jano, Carlos García, Gustavo Vignali, Sergio Panella y María Arata.

Los mismos alineamientos se reproducen frente a la elección interna que el radicalismo realizará el 24 de junio próximo. Esta tarde se presentarán en un hotel porteño los candidatos de “Nuevos Aires”, el espacio que integran Leopoldo Moreau, Federico Storani y los intendentes Mario Meoni, Héctor “Cachi” Gutiérrez y que lleva al intendente de Chascomús, Juan Gobbi, como postulante al Comité Provincia. “Si creyeron que íbamos a renunciar a nuestro derecho a disentir por un apriete de este tipo se equivocaron de medio a medio. Sólo lograron fortalecer nuestra voluntad y la mística de este espacio, que no cejará en volver a un radicalismo popular y progresista”, lanzó Moreau en su carta. Según un operador bonaerense, la decisión de correrlo a Jano responde a un interés económico: dejarlo sin los recursos que le corresponden como presidente de bloque en medio de la campaña electoral.

La alianza Posse-Alfonsín lleva como candidato a uno de los diputados que le pidió la renuncia a Jano: Alejandro Armendáriz, mientras que para los otros dos cargos más importantes de esta elección, el de Convencional Nacional y delegado del Comité Nacional, se postulan Posse y Alfonsín respectivamente.

Compartir: 

Twitter
 

Leopoldo Moreau y Ricardo Alfonsín, una vez más enfrentados en la interna de la UCR bonaerense.
Imagen: Télam & Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.