20:07 › LA SENTENCIA QUE NUNCA LLEGA

Grassi, libre otra vez

La Cámara en lo Penal de Morón revocó la decisión del Tribunal Oral y declaró nula la prisión domiciliaria del sacerdote Julio Grassi, condenado en dos instancias a 15 años de prisión por corrupción de menores y abuso sexual. Ahora, el cura podrá gozar del beneficio de libertad con restricciones que implicaba, entre otras medidas, no poder ingresar a la Fundación Felices los Niños, ni ver a un menor sin la compañía de otra persona. Eduardo Calcagno, abogado del Casacidn aseguró que el fallo de la Cámara "es un disparate".

A principios de marzo, el tribunal oral en lo Criminal 1 de Morón --el mismo que en 2009 le había dictado su condena y dispuesto una serie de medidas a cumplir en libertad-- había resuelto que el cura Julio Grassi, condenado a 15 años de prisión por “abuso sexual y corrupción de menores”, esperará en prisión domiciliaria su sentencia definitiva por haberse referido a una de sus víctimas durante un programa de televisión.

Tras el fallo de hoy, Calcagno, abogado querellante por el Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención de los Derechos Internacionales del Niño, se mostró en desacuerdo con la decisión porque "está probado que Grassi violó las condiciones de las restricciones a su libertad que le había impuesto el Tribunal Oral".

El letrado adjudicó este nuevo fallo "a una presión feroz de la Iglesia Católica" y aseguró que "vamos a analizar los pormenores y estudiar una eventual apelación a Casación". No obstante destacó que "una apelación por este tema lateral llegaría al fallo de la causa madre, que está en manos de la Suprema Corte bonaerense. Consideramos que debería expedirse en el transcurso de este año".

"Si Grassi hubiese estado en prisión común, la revocatoria a prisión domiciliaria sería coherente, pero si ya tenia prisión domiciliaria volver a un estado de libertad con restricciones es una abuso del Código Penal provincial para una condena a 15 años en dos instancias por abuso", apuntó el letrado.

Grassi fue condenado el 10 de junio del 2009 por el Tribunal Oral 1 de Morón a una pena de 15 años de prisión al hallarlo culpable de dos casos de abuso sexual contra un menor al que se conoce como "Gabriel" que asistía a la Fundación que el dirigía, en donde se daba albergue a chicos judicializados.

No obstante, el sacerdote no fue a prisión sino que se le dictó una libertad con restricciones, cuestión que no fue resuelta ni por la Cámara de Apelaciones ni por el Tribunal de Casación de la provincia de Buenos Aires, que sin embargo ratificó la condena a 15 años.

Compartir: 

Twitter
 

Desde marzo, Grassi cumplía con la prisión domiciliaria en su casa de San Justo.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared