UNIVERSIDAD › EN ARQUITECTURA DESPUNTA EL DEBATE SOBRE LA ACREDITACION DE LA CARRERA

La Coneau divide las aguas

Un sector reclama la acreditación de la carrera de Arquitectura de la UBA, aduciendo perjuicios si no se cumple con este trámite previsto en la Ley de Educación Superior. El centro de estudiantes propone un plebiscito, el decanato abrirá un debate.


Vuelve el debate por la acreditación de las carreras de la UBA. En la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU), un sector de estudiantes, docentes y profesionales reclama la inmediata acreditación de la carrera de Arquitectura en la Coneau, un organismo público encargado de evaluar y acreditar las carreras de grado y posgrado del país. El centro de estudiantes de la FADU se opone a este pedido y rechaza a la Coneau, sin dejar por ello de alimentar la necesidad de un debate y de un plebiscito para zanjar la cuestión. El decanato, por su parte, intenta dar lugar a las dos posiciones: dispuso un cronograma de encuentros temáticos que comenzará en agosto, con el inicio de las clases, a fin de “garantizar el debate y la participación” de toda la comunidad académica.

Ahora bien, estas reuniones al interior de la facultad son leídas, por el centro de estudiantes, como el primer paso hacia la acreditación. En efecto, las etapas que dispone la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau) son las siguientes: autoevaluación, evaluación externa, acreditación. El centro de estudiantes, que es conducido por un frente integrado por varias agrupaciones de izquierda, postula que seguir a la Coneau llevará a un “achicamiento de las carreras de grado”, es decir, a una “reducción de contenidos”, para luego, cuanto antes, llegar a los posgrados, que son arancelados. O sea que para “acceder al conocimiento más específico, hay que pagar”, argumentan. “Dentro de este régimen hay toda una ideología sobre el tipo de carreras que buscan”, dijo la presidenta del centro, Manuela López Mohamed.

En cambio, estudiantes y docentes nucleados en la agrupación Reforma difunden y acompañan el pedido del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo, y de la Sociedad Central de Arquitectos, quienes buscan la inmediata acreditación de la carrera de Arquitectura. Este sector advierte sobre el “grave riesgo de no acreditar los títulos” de las carreras de la FADU, que hace que “docentes e investigadores vean restringidas sus posibilidades de movilidad e inserción en otros ámbitos académicos”. Lo que lleva, según dicen, a un “desprestigio profesional en las competencias nacionales e internacionales”. Además desmienten las “terribles consecuencias” que provoca la acreditación y apuntan al decanato adjudicándole un “doble discurso”.

“No es que tengamos doble discurso –le dijo el vicedecano de FADU, Daniel Miranda, a Página/12–; es que no queremos pasar a nadie por arriba. La acreditación de la carrera debería involucrar a toda la comunidad educativa. De hecho, la Coneau misma invita a hacer de esto una cuestión de toda la comunidad, donde todos los sectores puedan participar y saber de qué se trata.” Por eso, el cronograma de actividades está dispuesto para agosto, septiembre y octubre. “Cuando hablamos con otros decanos, con otras facultades que sí acreditaron, ninguno parece haber obtenido malos resultados. Es verdad que la Coneau te impone contenidos mínimos –agregó Miranda–, pero cada facultad tiene posibilidad de superarlos.” El decanato sugiere, entonces, que las posiciones de un sector y de otro son relativas, y “para que todos nos escuchemos, debemos abrir el debate y luego sacar conclusiones”.

La Ley de Educación Superior (LES) fue aprobada en 1995, y desde entonces se mantiene vigente sin ningún cambio. El artículo 43 de esa norma estableció que existe un conjunto de carreras cuyas profesiones fueron consideradas de “riesgo social”. Por lo que se creyó conveniente establecer estándares de contenidos mínimos que esas carreras debían cumplir. ¿Quién fija el listado de esas carreras? ¿Quién fija los estándares de contenidos mínimos que esas carreras deben cumplir? Lo hace el Consejo de Universidades, creado también en el marco de la LES. La Coneau, por último, es la comisión nacional que se encarga de hacer aplicar estos parámetros, evaluando y acreditando las carreras designadas por el Consejo de Universidades.

La carrera de Arquitectura formó parte de esta lista y debía ser evaluada y acreditada por la Coneau. En 2008, todas las carreras de Arquitectura se sometieron a esta evaluación, pero la FADU de la UBA no lo hizo. Ahora, sus autoridades volvieron a abrir el debate al interior de la facultad. “La realidad ya es demasiado contundente como para seguir negándola”, argumentaron desde la agrupación Reforma, que integra a estudiantes, docentes y graduados de FADU. Con la firma de su presidente, el arquitecto Jorge Lestard, el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo hizo pública su posición: “Existe un perjuicio concreto sobre nuestro futuro por no cumplimentar el proceso de acreditación”.

La posición del centro de estudiantes, en cambio, es “no iniciar ningún trámite de acreditación de ninguna carrera de la FADU ante la Coneau, hasta tanto no se realice un amplio debate dentro de la facultad y un plebiscito vinculante de todos los claustros para decidir al respecto”, según dijo López Mohamed. Ellos elaboraron un boletín informativo en donde recuerdan el fallo del juez federal Ernesto Marinelli, quien, en 1996, y ante el reclamo de la UBA, adujo inconstitucional una serie de artículos de la LES. Por lo tanto, dicen, “en la UBA no hay ninguna obligación legal de acreditar las carreras a la Coneau. Y más aún, insisten, “hay argumentos sólidos para decir que la LES debería dejar de ser ley”.

Informe: Agustín Saavedra.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.