UNIVERSIDAD › LA NEGOCIACIóN PARITARIA DE LOS PROFESORES UNIVERSITARIOS

Se viene el segundo cónclave

El presidente del consejo de rectores, Albor Cantard, adelantó que esta semana el Ministerio de Educación convocaría a los gremios docentes y que se analizaría un incremento cercano al 22 por ciento. La postura de los sindicatos.

La paritaria de los profesores universitarios podría retomarse el jueves, ya con una propuesta salarial del Gobierno tras la primera reunión en que el Ministerio de Educación recibió las demandas gremiales. El rector de la Universidad del Litoral, Albor Cantard –presidente saliente del Consejo Interuniversitario Nacional, que participa de la negociación colectiva–, estimó ayer que la propuesta oficial podría acercarse a la ofrecida a los maestros, con un porcentaje de aumento del 22 por ciento que llevaría el sueldo del cargo testigo de 2300 a 2800 pesos. Ante esta posibilidad, los gremios adelantaron sus posiciones (ver aparte).

La discusión salarial docente es uno de los temas que atraviesa el 67º plenario de rectores del CIN, que comenzó ayer y concluye hoy en Santa Fe. Durante el encuentro, el rector anfitrión, Cantard, finalizará su gestión como titular del consejo; también se renovará el comité ejecutivo y las autoridades de las comisiones permanentes. En diálogo con Página/12, Cantard se refirió a la paritaria en marcha, a la redacción del primer convenio colectivo de los docentes universitario y al conflicto planteado en algunas casas de estudios por el régimen jubilatorio de los profesores.

–¿Qué posición llevó el CIN a la negociación paritaria?

–El planteo que ha hecho el CIN es la pretensión de que las mejoras salariales que han tenido los trabajadores universitarios no sufran un retroceso y que el aumento salarial sea un piso que garantice el nivel adquisitivo de los docentes.

–¿Usted mencionó que el Gobierno podría ofrecer 2800 pesos para el cargo testigo (ayudante de primera con semiexclusiva)?

–Habrá que esperar la propuesta del Ministerio de Educación, pero estimo que va a girar alrededor de ese monto. Las pautas de la negociación salarial para los docentes universitarios son similares a las de la docencia nacional. Siempre ha sido así y no veo ninguna situación diferente ahora. El sueldo de 2800 pesos ha sido la oferta del Gobierno, y creo que en este caso es muy difícil pensar que puedan moverse por encima de eso, que representa un aumento cercano al 22 por ciento.

–¿Qué opinión tiene de las demandas gremiales? Se pide, por ejemplo, mejorar los ingresos de los docentes con posgrados.

–Eso se viene haciendo desde el Ministerio, hubo un programa específico en primer término para los doctores y luego para los magisters. Hay que ver la posibilidad, como buscan los gremios, de mejorar el adicional que reciben estos docentes y extenderlo a los docentes con especializaciones.

–Otro tema es la necesidad de mejorar las condiciones laborales de los docentes de los primeros años, donde se produce la mayor deserción estudiantil.

–Creo que esas son políticas que deben llevar adelante las propias universidades dentro del marco de sus autonomías y desarrollos académicos. Puedo ejemplificar con la universidad en la que yo estoy, en donde los esfuerzos presupuestarios se han direccionado justamente a fortalecer los primeros años de las carreras, para permitir sistemas de tutorías, tener una mayor dedicación docente y darles mayor atención a los estudiantes.

–¿En qué situación está la discusión del convenio colectivo con los docentes?

–Viene avanzando, hay prácticamente una o dos reuniones mensuales entre el CIN y las representaciones gremiales. Hay dos capítulos, de higiene y seguridad, y de licencias, que están muy avanzados. Es más difícil de abordar el tema de la carrera docente, que va a estar en carpeta en breve. No hay una unificación de la concepción gremial sobre esto.

–Pero tampoco hay una unificación en los estatutos de las universidades...

–La salida que propuso el CIN ha sido la creación de una cláusula de reserva mediante la cual, si algún punto del futuro convenio contradice el estatuto de una universidad, ésta podrá denunciarlo y oponerse a él. Esto ha dado tranquilidad en el conjunto de los rectores.

–También por un tema de autonomía la UBA cuestiona el régimen jubilatorio...

–Desconozco la situación específica en la Universidad de Buenos Aires, pero nosotros no estamos teniendo inconvenientes con el régimen jubilatorio. Al cumplir los docentes 65 años, la ley habilita la opción de quedarse en la universidad cinco años más, hasta los 70. Esto es lo que está ocurriendo en la gran mayoría del sistema universitario.

–¿Cuáles son los temas que está tratando en el plenario del CIN y que van a integrar la declaración final?

–En la primera jornada se trató de informe de todas las comisiones. Mañana (por hoy) habrá una serie de visitas, entre ellas la del secretario de Políticas Universitarias (Alberto Dibbern), la de las representaciones gremiales. Se está analizando una declaración del cuerpo por el tema Malvinas.

Informe: Agustín Saavedra.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.