UNIVERSIDAD › JOSEFINA MENDOZA, LA PRIMERA MUJER EN LA PRESIDENCIA DE LA FUA

“Recuperar el protagonismo”

La estudiante de Franja Morada, elegida el sábado para dirigir la federación, dice que sus principales objetivos son el boleto educativo, la derogación de la Ley de Educación Superior y un aumento del presupuesto universitario.

Sucedió lo que se esperaba: Franja Morada retuvo la conducción de la Federación Universitaria Argentina (FUA) en un congreso que se realizó en Rosario. La novedad fue que, por primera vez en su historia, la federación tiene en la presidencia a una mujer, Josefina Mendoza, 24 años, estudiante de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad del Centro de Buenos Aires (Tandil). “Queremos recuperar el protagonismo del movimiento estudiantil; reclamar por el boleto educativo gratuito, más presupuesto para la universidad y la derogación de la Ley de Educación Superior”, le dijo Mendoza a Página/12.

–¿Cuáles son los desafíos de su gestión?

–Nos parece fundamental, ante el cambio de Gobierno, recuperar el protagonismo del movimiento estudiantil para reclamar la derogación de la Ley de Educación Superior (LES); mayor presupuesto universitario, que el gobierno anterior otorgaba de forma arbitraria y en la discusión se dejaba de lado al movimiento estudiantil. Queremos recuperar una discusión que sea integral, que jerarquice las funciones de la universidad pública, como la extensión e investigación. Y seguir reclamando por el boleto educativo gratuito y universal.

–¿Qué va a hacer la FUA para obtener el boleto educativo?

–Nosotros acompañamos todos los reclamos regionales, porque los diferentes lugares tienen realidades diversas. Sin embargo, mantenemos la exigencia al Gobierno de un boleto nacional, y creemos que para eso es importante la unidad con las demás organizaciones, y también con los docentes. Queremos un plan de lucha que comience el 1º de julio en la marcha que hay en provincia de Buenos Aires, en La Plata, cuando se cumpla un año de sancionada la ley del boleto educativo, que nunca se aplicó.

–Con el radicalismo dentro de la alianza de gobierno, ¿qué posición adoptará la FUA conducida por Franja Morada?

–Más allá de que nuestra organización sea parte de la Unión Cívica Radical, que es miembro de Cambiemos, y en ese marco pueden compartirse ideas con el macrismo, nuestra obligación y responsabilidad es con el movimiento estudiantil, porque somos sus representantes. Hay compañeros de nuestra organización en Cambiemos, pero nosotros nos hemos parado frente a gobiernos nuestros. Y lo hacemos: en la marcha del 12 de mayo encabezamos la movilización que llegó a la Plaza de Mayo. Pero con el nuevo gobierno hay un reconocimiento de la FUA como interlocutor legítimo, una apertura al diálogo. Cuando ocurrió el conflicto por la paritaria docente y las partidas presupuestarias que otorgó Macri, la FUA se movilizó y tuvo reuniones con el secretario de Políticas Universitarias (SPU), Albor Cantard, para explicar sus reclamos, algo que no pasaba hace seis años. El aumento de las tarifas les generó problemas a las casas de estudio y así lo manifestamos al Ministerio de Educación, que nos escuchó y dio una respuesta.

–¿Qué críticas le hacen al gobierno de Macri?

–Los últimos aumentos de los servicios básicos. Creemos que eso va a incidir en la permanencia de los estudiantes en las aulas, por eso le exigimos a la SPU mayores políticas de bienestar estudiantil. Luchamos por políticas reales de ingreso, permanencia y graduación para la educación superior.

–¿Cuál es la propuesta de ley de educación superior que impulsa la FUA?

–La discusión va por dos carriles. Primero, creemos que el debate debe darse de forma integral y profunda con todo el conjunto de la comunidad universitaria, donde hay diferentes realidades. Somos partidarios de que haya procesos regionalizados de discusión para elaborar propuestas en base a la opinión de todos los actores del sistema educativo. El otro aspecto es que queremos una ley de universidades nacionales públicas. Entendemos que a las privadas se les deben exigir otras cuestiones que a las públicas no. Nuestra principal crítica a la LES es que vulnera la autonomía universitaria, ya que reglamenta la conformación de los órganos de cogobierno y estipula que los docentes deben tener más del 50 por ciento de representación. Lo ideal es que cada universidad defina la conformación de sus órganos de gobierno.

–¿Por qué llega hoy, por primera vez, una mujer a la presidencia de la FUA?

–Es producto del lugar que hemos ido recuperando las mujeres en la sociedad, en la vida pública y política, y el movimiento estudiantil no podía quedar exento de esto. En los últimos años hemos visto muchas mujeres que presiden federaciones y centros de estudiantes, que tienen un rol protagónico. Tenemos la necesidad de fortalecer el rol de la mujer en los espacios de participación y representación política.

Informe: Gastón Godoy.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.