UNIVERSIDAD

Aumento y blanqueo, los reclamos de otro paro docente universitario

La huelga convocada por gremios de 25 casas de estudios empezó ayer y sigue hoy. Para Educación, la adhesión fue del 20 por ciento.

 Por Javier Lorca

Con diferentes modalidades y niveles de adhesión, los reclamos salariales de los docentes de 25 universidades nacionales se hicieron sentir ayer con una huelga que continuará hoy. La medida fue convocada por la Conadu Histórica, pero también adhirieron otros gremios de base. La situación en las facultades volverá a complicarse en breve, porque otro de los sindicatos que reúnen a los profesores –la Conadu– prevé llamar a un nuevo paro a mediados de mes. Si bien la lista de exigencias es larga, el primer punto reclamado por los docentes es el blanqueo total del sueldo y sus adicionales, un compromiso asumido por el Gobierno pero, por ahora, postergado hasta 2007. Desde el Ministerio de Educación se aseguró que el acatamiento al paro fue bajo, de un 20 por ciento. “El salario del docente universitario se ha incrementado mucho más que el promedio del sector público y privado. Aún no estamos en el nivel deseable, pero veníamos de un pozo y estamos mejorando”, dijo Alberto Dibbern, secretario de Políticas Universitarias.

Las universidades donde desde ayer se cumple la huelga son las de Comahue, Cuyo, Jujuy, Lanús, La Pampa, La Rioja, Litoral, Luján, Misiones, Nordeste, La Matanza, Patagonia Austral, Quilmes, Salta, San Juan, Sur, del Centro, Patagonia San Juan Bosco, Río Cuarto, Rosario, Córdoba, Catamarca, Tucumán y en la UTN. Según la dirigencia gremial, la adhesión rondó el 90 por ciento y fue total en los colegios dependientes de las universidades. Además del blanqueo, la Conadu Histórica pide un régimen jubilatorio del 85 por ciento móvil, un incremento que lleve el cargo testigo al nivel de media canasta familiar y estabilidad laboral.

En el caso de la UBA, el paro tuvo carácter activo y se limitó a las facultades cuyos docentes adhieren al gremio AGD. Allí, los docentes hicieron pública una carta dirigida a los estudiantes, en la que defienden la necesidad de parar para presionar al Gobierno por mejoras: “Porque todavía no logramos quebrar la política de asfixia presupuestaria que ajusta a las universidades para que sean cada vez menos públicas y gratuitas, más estrechamente ligadas y dependientes de los fondos externos a través de convenios con empresas, aranceles de posgrado y pasantías basura”, dice la carta.

Aunque el ministerio venía manteniendo negociaciones con el sindicato Conadu, el diálogo se interrumpió esta semana. “Nos propusieron completar el blanqueo salarial entre diciembre y enero, y un día después dieron marcha atrás y volvieron a la propuesta de hacerlo entre marzo y diciembre. Es un manoseo muy poco serio”, consideró Carlos De Feo, secretario general de la federación, en diálogo con este diario. La mesa ejecutiva de Conadu se reunirá el martes que viene y, posiblemente, definirá un paro de 24 o 48 horas para la semana del 16.

El nuevo capítulo del repetido conflicto docente se produce después de que este año se otorgara un aumento salarial del 19 por ciento. A su vez, anteriormente se habían concedido mejoras mediante adicionales “en negro”, cuyo blanqueo ahora se negocia. “La propuesta del ministerio siempre fue incorporar los adicionales en dos etapas: una en diciembre y otra en marzo. Es el máximo esfuerzo que podemos hacer”, dijo Dibbern a Página/12. El funcionario también recordó que, con los aumentos previos, “entre 2002 y la actualidad, el salario del cargo testigo creció un 250 por ciento”.


Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.