CULTURA DIGITAL › UNA NUEVA FORMA DE CONECTAR MáQUINAS EN INTERNET

Cisco ha muerto

El precio de la estructura de Internet podría bajar a la mitad, si se expande el sistema de conexiones virtuales que inventó Niciria. “Es software para conectar redes”, dice su creador Martín Casado en exclusiva.

 Por Mariano Blejman

Cada vez estamos más conectados: el tráfico de Internet creció un 133 por ciento en el último año. Los datos que van por la red móvil son ocho veces más grandes que el tráfico completo de Internet en 2000, y el número de teléfonos móviles conectados será mayor que la cantidad de personas sobre la Tierra para fines de 2012. En 2016 habrá 1,4 aparato móvil por persona en la Tierra. Y ese mismo año habrá 10 mil millones de móviles conectados. Los datos son de Cisco, la empresa dueña del 53 por ciento de todos los “enrutadores” (routers) sobre la faz de la Tierra y del 64 por ciento de las conexiones de televisión ip, entre otros datos escalofriantes. Pero en el mundo de la hiperconexión todo puede cambiar rápidamente. Algunos son difíciles de explicar, pero son tan revolucionarios que unos años después habrán modificado todo.

Para decirlo básicamente, los enrutadores son máquinas que sirven para conectar máquinas entre sí, y son indispensables para la organización de las redes. Históricamente, Cisco ha acertado sobre la evolución de Internet porque controla de una manera pseudo monopólica el negocio de las conexiones. Lo que Cisco tal vez no pudo prever es que Martín Casado –un investigador de la empresa Nicira, salido de la Universidad de Stanford, nacido en España y criado en Estados Unidos desde los dos años– inventaría una forma de conectar a las máquinas sin necesidad de usar los famosos routers de Cisco. Esto sería el fin de Cisco como empresa monopólica, que el año pasado facturó 43 mil millones de dólares. En Estados Unidos piensan del mismo modo: “Inventan el futuro de Internet donde Cisco pierde sentido”, tituló la revista Wired hace unos días. “Una empresa start-up planea ser disruptiva ante los gigantes de las redes”, sentenció un poco antes The New York Times.

“La explicación simple es que si mirás a las computadoras o las laptops, tenés hardware barato que podés comprar en todos lados y que tiene muchos programas para configurarlas a tu modo. En el mundo de las redes es al revés, en vez de comprar algo barato, comprás hardware muy caro y prácticamente no tenés software para poder innovar”, cuenta Martín Casado en exclusiva desde San Francisco a Página/12. “Lo que nosotros hicimos es muy simple: proveer la funcionalidad de software barato y flexible para que las computadoras se conecten entre sí.”

Google, AT&T, E-Bay y Rackspace, entre otros grandes usuarios, ya están usando esta tecnología que está revolucionando el mundo de las conexiones y bajando drásticamente los precios para las empresas que manejan grandísimos volúmenes de datos. “Estamos entrando en una nueva era”, dice Casado. “Google y Amazon tienen grandes centros de datos y la cuestión de la conexión es la pieza más cara y más difícil de configurar. Estamos construyendo conexiones flexibles para las grandes empresas y para los proveedores de servidores. El cambio va a ocurrir muy rápidamente”, sentencia Casado.

El software es producto de una investigación de doctorado de Casado en la Universidad de Stanford, y se supone que la empresa formada por él y otros emprendedores ya forma parte del imperio de Google, relación sobre la cual Casado prefiere no explayarse: “No puedo hablar públicamente sobre cuál es mi contacto con Google”, dice misterioso a este diario telefónicamente, minutos antes de subirse a un avión. Por supuesto que Cisco reaccionó de manera voraz, desacreditando la idea y lanzando algunos servicios que intentan ser similares, pero Casado cree que “no están apuntando al mismo tipo de servicio”. Lo más “simpático” de este descubrimiento es que fue pergeñado por Casado cuando trabajaba para una agencia de espionaje del gobierno (que prefiere no revelar), cuyo objetivo era mejorar la seguridad y la flexibilidad de las redes. Además, el gobierno le dio su primer 1,5 millón de dólares para desarrollar su empresa. Ahora, Casado dice que “aquellos viejos amigos” no serán sus clientes porque los gobiernos “se mueven demasiado despacio”.

El software de Niciria reduciría un 50 por ciento el costo de la instalación y configuración de las redes de grandes compañías, teniendo en cuenta su experiencia con Google. Las grandes compañías de Internet como AT&T, que gastan mil millones de dólares al año en sus nubes, comprenderán rápidamente que la virtualización de la red puede ser una revolución en precios y también para los pequeños la posibilidad de montar estructuras más baratas. Los japoneses de NTT usaron el software para reconfigurar miles de máquinas en medio del tsunami. ¿Por qué es más seguro? “Es una cuestión matemática”, dice Casado: “Si hay menos cables y menos máquinas, entonces hay menos puntos de acceso y mayor control”.

El producto surgió luego de cuatro años de trabajo de Casado y otros “doctorandos” de Google, el MIT, Cornell y VmWare, una empresa pionera en virtualización. Según pudo conocerse en un artículo publicado por la revista Wired hace unos meses, el escritorio del ingeniero principal de Nicira fue “asaltado” por un ladrón presuntamente enviado por algún gobierno extranjero. Cisco y Juniper dicen que sus estrategias en el mundo de la “virtualización de las redes” ya está avanzado, y ya están jugando en el mercado. “Pero la instalación de redes será mucho más accesible para países menos industrializados”, dice Casado. Ya develada la idea, y con las cartas puestas sobre la mesa, será bueno saber cómo reaccionan los números de Cisco ahora que no podrán monopolizar la evolución de los datos.

@blejman @cult_digital
[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA DIGITAL
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.