CONTRATAPA

Las artes del fuego

 Por Juan Forn

Volvíamos el sábado al mediodía caminando por el bosque con mi hija (hay una manera de hacer bosque, médano y mar para llegar a casa, que es nuestro camino favorito) y de golpe ella me dijo: “Dice Analía que lo que hacemos se llama artes del fuego”. Lo dijo justo en el momento en que dejábamos atrás las últimas acacias, y el cielo y el mar aparecían de golpe delante de nuestros ojos. Y yo sentí un poco estúpidamente (nunca hay que escupir al cielo): “Qué bien hicimos en venirnos a vivir acá”.

Todos los viernes y todos los sábados, un centenar de gesellinos (niños y adultos, varones y mujeres) llegan caminando por el bosque hasta el Taller Municipal de Cerámica, a aprender las artes del fuego. El taller existe desde 1984 y lo dirigen el gran Emilio Villafañe y su mujer, Analía Basset. Villafañe es el capo de la legendaria Escuela de Cerámica de Avellaneda y ha conseguido transmitir el mismo espíritu al taller de acá (viajando todas las semanas para acá desde hace veintipico años, en lugar de quedarse lo más pancho en su taller de Wilde). La idea del taller es capacitar gente para que tenga un oficio y una salida laboral concreta. Y, con ellos, ir logrando con el tiempo una “cerámica gesellina”, un estilo de trabajo que se note en cada pieza realizada. El taller, como la Escuela de Avellaneda, es una cooperativa que vende su producción, y así solventa los materiales, las herramientas (hornos, tornos, amasadoras para preparar arcilla, cabinas de sopleteado) y las mejoras al hermoso local que les cedió el municipio, a unos cincuenta metros por el bosque de la Casa Museo del Viejo Gesell.

Todos los años el taller organiza su Seminario, al que vienen quinientos ceramistas de todo el país, y de países vecinos, y a veces hasta de países más imprevisibles, a dar y tomar cursos y a exponer obra. Además, de su costado “formal” (esas treinta horas-cátedra que se dictan), la cosa tiene también su simpático costado informal, eso de ver el pueblo “ocupado” durante tres días: artistas por la playa, artistas por el bosque, artistas en los bares, artistas hasta en la farmacia y el hospital).

Este año se hace en Gesell el Salón de Pequeño Formato del CAAC (inaugura el 26 de septiembre) y para el mes siguiente hay un encuentro que puede ser buenísimo: cuatro artistas plásticos no ceramistas vendrán a trabajar durante tres días sobre soporte cerámico. Las obras que realicen se colocarán después en distintos lugares de Gesell. Ya confirmaron su presencia Ernesto Pesce, Ricardo Roux y Oscar “Oso” Smoje. Va a ser el 23, 24 y 25 de octubre.

En cuanto a aquello de artes del fuego que me dijo mi hija, resultó ser en realidad que el Taller está actualmente en la lucha (que es cruel y es mucha) por abrir una carrera que otorgue título oficial: una tecnicatura terciaria que dará a sus egresados el título de “técnico en las artes del fuego”. Qué buen título, ¿no?

* Para los interesados: tmcgesell.blogspot.com y [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.