ECONOMíA › ALZA DE ACCIONES Y CAíDA DE BONOS

Montaña rusa porteña

 Por C. C.

El mercado local salió un momento de la incertidumbre mundial y se subió a la ola positiva de Wall Street. De la mano de algunas compras puntuales sobre sectores estratégicos, como el petróleo y los granos, que ayer volvieron a caer, los papeles de Petrobras y Tenaris condujeron a una suba del MerVal de 0,6 por ciento. No pasó lo mismo con los bonos que, con una nueva caída en sus precios, ampliaron la brecha del riesgo país a 867 puntos básicos. La volatilidad del sistema financiero se reflejó además en una creciente demanda de dólares en la plaza local. En el segmento mayorista el billete estadounidense se cotizó a 3,095 pesos, un centavo por encima de la víspera, mientras que al público se mantuvo en 3,11. El Banco Central intervino vendiendo billetes y operando a futuro. El saldo de reservas finalizó en 47.025 millones de dólares.

Los situación económica y financiera estadounidense y la decisión de la Fed de no recortar la tasa de interés impactó de lleno otra vez en el precio de las materias primas. Los precios del crudo volvieron a ubicarse en el umbral de los 90 dólares en Nueva York y en Londres. El barril de Brent para entrega en noviembre cayó 4,6 dólares a 91,2, su nivel más bajo desde el 7 de febrero pasado. En Londres, el crudo Brent con vencimiento en noviembre próximo se ubicó incluso por debajo de la marca de 90 dólares el barril, al ceder un 5,6 por ciento respecto de la víspera hasta los 89,2 dólares. Por el lado de los granos, los contratos de trigo, maíz y soja cayeron en el mercado futuro de Chicago.

A pesar del sombrío escenario, los inversores creyeron ver la oportunidad de compra y apuntaron sobre papeles de empresas ligadas a esos commodities. Más allá del repunte final, en línea con lo que sucedía en Wall Street, sobresalió el movimiento de Molinos Río de la Plata, con un salto del 9,8 por ciento, que decidió salir en auxilio de sus propias acciones, mediante un programa de recompra por hasta 250 millones de pesos para contrarrestar el efecto negativo del panorama internacional. Los papeles de Tenaris y Petrobras en tanto ganaron 3,2 y 3,6 por ciento, respectivamente.

El clima de incertidumbre, en cambio, en los títulos públicos se tradujo en una caída del 2,4 por ciento en el bono Descuento en pesos, la emisión más líquida, al tiempo que el Par en la misma moneda quedó 2,4 abajo y el cupón PIB perdió 1,2. El Boden 2014 resultó el más castigado con una caída de 3,8 por ciento y el Bogar 2018 cedió 3,1.

En la plaza cambiaria, el dólar continuó con presión vendedora y el BCRA salió a equilibrar el mercado. Los exportadores siguen sin aparecer liquidando billetes. La cotización de la moneda estadounidense ganó un centavo en el mayorista. Las pantallas de las principales agencias de cambio del microcentro volvieron a exhibir un promedio de 3,11 para la venta. Los operadores reconocen un contagio en la tendencia a dolarizar sus carteras, pero advierten que la demanda de ahorristas sigue siendo insignificante. “Se nota un poco más de movimiento pero no se acerca a una corrida cambiaria”, dijo Alfredo Piano, titular del banco homónimo.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.