ECONOMíA › CRISTINA REPROCHó A LOS CRíTICOS Y DESTACó LA FORTALEZA ARGENTINA

En bandeja para pasar facturas

La Presidenta y el ministro de Economía repasaron los logros del plan económico y su solidez para enfrentar la crisis externa. “Hablan del riesgo de los argentinos, pero nunca de ellos, que se derrumban”, cuestionó Cristina.

Mientras que la crisis financiera golpea duro a los países centrales, los efectos sobre los mercados emergentes son todavía inciertos. La presidenta Cristina Fernández y el ministro de Economía, Carlos Fernández, aseguraron ayer que el país está mejor preparado que en el pasado para enfrentar una crisis externa de este tipo. “El Primer Mundo que nos pintaban como la meca se cae como una burbuja”, sostuvo la Presidenta. Para el ministro de Economía, los pilares que tiene el país para enfrentar la crisis son “el ahorro interno, el nivel de exportaciones y el manejo prudente de las cuentas públicas”.

En un acto en el que se firmó un contrato para la puesta en marcha del tendido de la línea de energía eléctrica que unirá el NOA y el NEA, la Presidenta advirtió que no hay que preocuparse por los que “hablan del riesgo de nosotros, de los argentinos, pero nunca lo hacen del riesgo de Lehman Brothers y Merrill Lynch, nadie habla de ellos, que se derrumban”. En su discurso, la Presidenta adelantó las cifras superávit comercial, que llegó en agosto al record de 2244,9 millones de dólares (ver aparte). “No es que no tengamos problemas ni que las cuestiones que suceden en el mundo no nos lleguen”, afirmó la Presidenta, pero “haber desarrollado un (plan con) diseño propio, con nuestros intereses, es lo que nos ayudará a capear el temporal”.

“Hay que avivarse, argentinos, sobre cómo es esto de los intereses de un país y los que no son del país. Hay que ser cada vez más racionales para valorarnos a nosotros mismos”, instó Cristina. “No se trata de tener un ataque de patriotismo, simplemente de ser más inteligentes, más racionales, y también cada vez más argentinos para valorar lo que tenemos”, exhortó.

El titular de la cartera de Economía, en tanto, consideró que la crisis financiera se debe en parte a “las fallas de mercado y la falta de regulación”. Fernández sostuvo que, a diferencia de las crisis de los ’90, “en términos de magnitud fueron menos importantes que la actual, pero que repercutían muy fuerte en nuestro país”, este episodio encuentra a la economía argentina en una posición sólida. “No es por casualidad”, remarcó, frente a los ataques de consultores de la city y economistas de bancos de inversión extranjeros, como Guillermo Mondino, del caído Lehman Brothers, que repiten que Argentina se encuentra en una supuesta posición de debilidad. El ministro recordó que en los ’90 “todo dependía del ingreso de capitales y del endeudamiento externo”, pero a partir de 2003 “cambió el esquema económico y la tasa de crecimiento del PBI promedió en el período 20032007 un 8,8 por ciento anual”.

Carlos Fernández sostuvo en la inauguración del VII Salón Internacional de Alimentos y Bebidas del Mercosur y las V jornadas de la Asociación de Supermercados Unidos que el “manejo prudente” de la actividad económica generó un superávit primario de 3 por ciento del PBI, acompañado por un superávit comercial sustentado en un tipo de cambio competitivo y estable. “Ratificamos nuestra estrategia de manejo prudente y responsable de las finanzas públicas”, enfatizó. Además, Fernández destacó que el comportamiento de la balanza comercial permitió al Gobierno llevar adelante “la otra pata de la estrategia económica, una fuerte acumulación de divisas en las reservas internacionales del Banco Central” y recordó a los empresarios presentes cómo “hace pocos meses el Gobierno tuvo que utilizarlas para cubrir algún intento de corrida sobre el tipo de cambio”.

Para el 2008 sostuvo que la previsión de superávit comercial ronda los 12 mil millones de dólares y apuntó que “en todo este período Argentina ha diversificado y ampliado la cantidad de países hacia los cuales exporta, y también diversificado los productos de exportación”. “El abanico de exportación es mucho más grande, lo cual cubre caídas de precios de algunos productos y también la cantidad de países hacia los cuales van productos argentinos es mucho más grande, con lo cual cubre el hecho de que algún país deje de comprar”, explicó el ministro.

Compartir: 

Twitter
 

“El Primer Mundo que nos pintaban como la meca se cae como una burbuja”, sostuvo la Presidenta.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.